Excelente
opiniones

Nuestra selección de profesores particulares de yoga

Ver más profesores

5.0 /5

La nota promedio de nuestros profesores de yoga es de 5.0 con más de 84 opiniones.

13.071 $/hr

Los mejores precios: el 100% de nuestros profesores ofrecen la primera clase gratis. En promedio, las clases de yoga cuestan $13.071.

5 h

A la velocidad de un rayo, nuestros yogis te responden en 5hr.

Aprender Yoga jamás fue
así de simple

2. Organiza tus clases particulares de yoga en Santiago

Habla con tu profesor de yoga para indicarle tus necesidades y tu disponibilidad. Programa tus clases de yoga y págalas directamente al profesor. Practicar yoga en Santiago nunca ha sido tan fácil.

3. Vive nuevas experiencias y abre tus chakras

El increíble "Pase Alumno" te da acceso ilimitado a todas/os las/os profesoras/es, coaches y masterclass de Yoga en Santiago, en otras ciudades o a distancia durante 1 mes. Todo un mes para descubrir nuevas pasiones con personas fabulosas.

Nuestras/os antiguas/os alumnas/os evalúan a su Profesor de yoga

Marysol

Profesor de yoga

Estoy aprendiendo a practicar Yoga, y con Marisol uno puede aprender mucho. Siempre dispuesta a ayudar, con mucha disposición a enseñar a los que acuden a sus clases. Un ambiente muy agradable en donde uno puede resolver todas sus dudas y ...

Marco

Profesor de yoga

Marco es un profe super comprometido, que cuida tu cuerpo de manera que va exigiendo de a poco, pero siempre en base a tus posibilidades, sin causar daño. Ademas complementa con sugerencias para mejorar tu calidad de vida, super contenta y...

Laura, Hace 2 años

Marysol

Profesor de yoga

Excelente clase; la profesora transmite su energía a través de la pantalla y te motiva a explorar capacidades que creías no tener. Es muy cuidadosa respecto a las características de cada alumno, por lo tanto, la clase llega aun nivel de...

Francisco , Hace 2 años

Valentina

Profesor de yoga

Seca. sabe mucho de yoga y se preocupa que tu lo estés haciendo bien y lo disfrutes

Nico, Hace 2 años

Josefa

Profesor de yoga

Profesional, con mirada integral ; la clases son exactamente acordes a su propuesta , su instrucción es plena y amorosa, de cuidado y preocupación por los detalles del propósito de cada práctica . Su presencia es de una paz que se transmite y...

Paulairis , Hace 2 años

Belén

Profesor de yoga

Muy agradable , me encanta la calidez que realiza la clase, muy puntual, y me inspira una confianza absoluta. Me ha ayudado en bajar mis revoluciones. Es muy simpatica y de verdad irradia tranquilidad. Recomiendo 1000%

Ayleen, Hace 2 años

Preguntas frecuentes

💸 ¿Cuánto cuesta en promedio un profe particular de yoga en Santiago?

El precio promedio de una clase de yoga en Santiago es de $13.071/h.

 

Cada profe decide cuál es el precio de sus clases. Hay que tener en cuenta que los precios varían en función de tres elementos:

 

Primero, la experiencia del profe. Segundo, la ubicación dónde se hacen las clases y finalmente, la duración y regularidad de las clases de yoga.

 

La mayoría de nuestros instructores de yoga ofrecen su primera clase gratis. Muchos también tienen precios especiales por packs de horas.

 

Con una simple búsqueda en nuestra web podrás comparar los precios de todos los instructores que hay cerca de ti. ¡Es muy fácil encontrar un profesor que entre en tu presupuesto!

👴 ¿Cuántos profes particulares hay disponibles en Santiago para impartir clases de yoga?

En Santiago hay un total de 422 profesores particulares de yoga que estarán encantados de darte clase.

 

Puedes consultar todos los perfiles de los profesores de yoga en Superprof y contactar con el que más te interese.

 

En sus perfiles podrás ver toda la información importante del profe, tal como su experiencia, formación, qué tipo de yoga enseña, si se desplaza o si tiene tarifas especiales por packs de 5 o 10 horas de clases. Todo esto te ayudará a decantarte por un profe u otro.

 

Así no te costará nada encontrar tu profe de yoga ideal.

✨ ¿Cuántas variantes de yoga hay?

Antes de comenzar a buscar un instructor de yoga, primero tienes que saber qué partes del cuerpo quieres trabajar y más precisamente que tipo de yoga te interesa aprender. Veras, hay algunas diferencias entres ellos:

  • Hatha: es el yoga "tradicional", que se basa en las posturas o "asanas". Este es el más practicado en Chile y la dificultad de las figuras varía según el nivel.
  • Kundalini: este tipo de yoga tiene como objetivo la plena conciencia de uno mismo mediante la energía vital que tenemos cada uno en la columna vertebral y que empieza con el primer chakra que se encuentra entre la piernas hasta el séptimo que está la parta más alta de nuestra cabeza.
  • Ashtanga: es un yoga dinámico que se práctica al ritmo de la respiración. Las posturas se encadenan de forma fluida y estas son posturas específicas.
  • Vinyasa: derivado del Ashtanga, es también un tipo de yoga dinámico, aunque la diferencia es que las posturas que se encadenan no son posturas específicas, sino que hay un componente de improvisación o variación.
  • Iyengar: la particularidad de este tipo de yoga es la precisión. Es también un tipo de Ashtanga, es decir un yoga dinámico. Lo más importante es la buena alineación del cuerpo. Es común que para la realización de este yoga se use material como bloques o cinturones, para que sea el cuerpo el que se adapte a la postura y no al contrario.
  • Brikram: este tipo de yoga se practica en una sala climatizada a 40ºC y con un 45% de humedad. Esta atmósfera ayuda a la relajación de los músculos así como a su flexibilidad. Es muy importante escuchar a tu cuerpo en el Bikram y no olvidar la hidratación.

Como ves, tienes una gran variedad de yoga donde elegir, ¿sabes ya cuál quieres practicar?

✍️ ¿Qué calificación han recibido en promedio los profes de Yoga en Santiago?

Con un total de 84 notas, los alumnos les han entregado a los profesores de yoga de Santiago una nota promedio de 5.0 sobre 5.

 

Si tienes alguna pregunta, puedes contactar a nuestro equipo de atención al cliente todos los días hábiles por teléfono o email.

 

Visita nuestra sección FAQ, donde respondemos las dudas más frecuentes.

💻 No encuentro profes de yoga en mi ciudad, ¿puedo tener clases a distancia?

¡Claro!8 de cada 10 profesores dan también clases de yoga en línea además de las clases presenciales.

 

Al no implicar ningún desplazamiento con el tiempo y costo que eso conlleva, las sesiones por webcam suelen ser más económicas y fáciles de cuadrar en tu rutina.

 

Las clases particulares de yoga en línea son una oportunidad de lujo de seguir con la práctica en la comodidad de tu domicilio.

¿Quieres aprender Yoga en Santiago?

¡Déjate atrapar por una gran variedad de profesores de Yoga en Santiago!

Ver más profesores ¡Vamos!

Revisa todos los consejos que tenemos para ti sobre clases de yoga Santiago Centro

Decídete a hacer clases de yoga en Santiago

En la capital de Chile encontrar clases de yoga será muy fácil. Son múltiples las opciones que ofrece la ciudad de Santiago para todas las personas que estén interesadas en aprender yoga y mejorar el bienestar emocional, espiritual y físico que permite esta práctica.

En una práctica habitual de yoga se ponen en funcionamiento todos los músculos que componen nuestro cuerpo. Quizás no lo hayas pensado, pero desde los gemelos hasta nuestra cara experimenta actividad, pasando, por supuesto, por los abdominales y los isquiotibiales. Se trata, en definitiva, de una actividad integral que involucra mucho mas que todo nuestro cuerpo.

El yoga tiene sus orígenes en la zona norte de la India y la fecha de su surgimiento se ubica hace miles de años atrás. Si bien es cierto no hay consenso acerca de la fecha exacta de su nacimiento, hay algunos y algunas que aseguran que fue entre el siglo II a.C. y el V d.C. cuando se codificó la filosofía del yoga.

Esta práctica hindú se caracteriza por practicar el ascetismo, una doctrina que tiene como la purificación del espíritu a través del rechazo a los placeres materiales y la abstinencia, llevar a cabo Dharana, es decir, una meditación de conciencia plena y por el ejercicio físico mediante el que se busca centrar al ser humano en sus características psíquicas, físicas y espirituales.

Al contrario de lo que muchas personas pueden llegar a pensar, como vemos, la práctica del yoga no solo involucra un entrenamiento para nuestro cuerpo, sino que va aparejado de algo mucho más profundo, siendo esto solo una parte de lo que es la filosofía de esta disciplina. En definitiva no es un simple deporte más.

En consecuencia, el yoga no involucra solo ejercicios físicos o de respiración, sino que se trata de una filosofía completa que integra la mente y el cuerpo con el fin de que la energía vital sea recuperada.

En este sentido, es muy importante contar con un profesor o profesora de yoga con quien podamos desarrollar una estrecha confianza. Para esto, puedes utilizar los servicios de Superprof, con todos los beneficios que conlleva, por ejemplo, lograr dominar las posiciones del yoga, denominadas asanas, la capacidad de manejar mejor la ansiedad y los niveles de estrés, reforzar tus músculos a través de estiramientos suaves, limpiar tus chakras o desarrollar una mayor autoconciencia.

La práctica del yoga que generalmente vemos en Occidente se encuentra vinculada, en realidad, solo un tipo de esta disciplina, denominado hatha yoga. Este modo de practicar yoga, de acuerdo a lo que se percibe en esta zona del planeta, tiene como características principales la ejecución de movimientos gimnásticos suaves. Sin embargo, la realidad es otra.

El hatha yoga está vinculado con movimientos abruptos y posiciones violentas que en realidad se orienta a un grupo de élite entre quienes llevan a cabo esta disciplina. De hecho, el propio nombre de este tipo de yoga significa «yoga forzado», vinculado a la violencia, la persistencia y la rigidez.

De acuerdo a diferentes instructores e instructoras de yoga, ver esta práctica desde el punto de vista occidental es completamente acotar la importancia de la disciplina a un espacio que ignora todo lo que se esconde detrás de ella.

¿Qué tipos de yoga existen?

Si bien hay que tener claro que el yoga como filosofía es único y comprende una finalidad completamente única, su práctica se divide en varios tipos con el fin de adecuarse a las necesidades y temperamentos de cada persona.

En este sentido, podemos encontrarnos con diferentes ramas del yoga. Vale decir, que las ramas del yoga no están pensadas de forma independientes entre sí, por lo que es común encontrarse prácticas que mezclan características de las más conocidas.

Entre los tipos de yoga que podemos encontrar, están los siguientes, conocidos como los yoga clásicos:

  • Hatha Yoga: como te comentábamos, este se refiere al equilibrio de energías y al camino de la fuerza. Se trata del más popular de Occidente. El o la Hatha Yogui, por lo general, empezará a trabajar con el cuerpo físico a través de las asanas, que significa «posturas», el pranayama, que son los ejercicios de control de la respiración, y los shatkarmas, es decir, los ejercicios de limpieza y purificación.
  • Bhakti Yoga: se refiere al camino del amor y la devoción, promoviendo estas experiencias orientadas hacia la divinidad, un gurú u otras personas.
  • Raja Yoga: se vincula con el camino de la introspección y el conocimiento, por lo que también recibe el nombre de «yoga mental». Sin embargo, literalmente su nombre significa «yoga real» y tiene como objetivo la investigación de la mente propia.
  • Gnana Yoga: este es el que se conoce como el camino del conocimiento y la sabiduría y se trata del desarrollo de análisis racionales de lo que se busca conocer con el fin de experimentarlo directamente. De otra manera, no se puede acceder a su conocimiento. El o la gnana yogui es conocido o conocida por sus técnicas orientadas al desaprendizaje y la desprogramación para adquirir el saber a través de nuestras propias experiencias.
  • Karma Yoga: se trata del camino de la acción desinteresada y tiene como principales características el espíritu servicial y el desapego.

Con el tiempo, los instructores o instructoras de yoga, al conocer las diferentes ramificaciones del yoga, por lo general comienzan a aplicar aspectos de varias de ellas para dar sus clases. Así es como cada yogui empieza a impartir clases con las particularidades que cada uno o una le va imprimiendo a sus sesiones.

Esta flexibilidad del yoga es uno de los principales factores que le ha llevado a ser tan popular, adaptándose a los diferentes estilos de vidas y características de las personas.

Ya sea por estrés, por actividad física, por el equilibrio espiritual o cualquier motivo, el yoga otorgará a cada persona la posibilidad de adentrarse en sus propias mentes y buscar la anulación de todas las cosas que perturban al ser humano.

Otras modalidades del yoga son el jnana yoga, el bhakti yoga, el mantra yoga, el tantra yoga, el ashtanga yoga, el yoga kundalini, el yoga nidra, el yoga Iyengar, entre muchas otras.

Motivos para practicar yoga en Santiago

Para nadie que habite en la capital del país y se encuentre consciente de la realidad es un misterio que se trata de un lugar estresante. Las enormes distancias que debe recorrer una gran cantidad de ciudadanos y ciudadanas a diario para llegar a sus trabajos, la gran cantidad de trabajo, los problemas cotidianos y las preocupaciones que nos afectan ha hecho que muchos y muchas caminemos por las calles con los rostros cabizbajos, enojados y presos o presas de la tensión. Todo esto afecta directamente a nuestro bienestar, tanto físico como emocional, abriendo las puertas a diversas enfermedades.

Sin embargo, paradójicamente, debido a que se trata de una gran ciudad, con la población más grande de todo el país, tenemos la posibilidad de acceder a una oferta de clases de yoga en Santiago bastante variada y numerosa. En este contexto, si estás pensando que necesitas una manera de ejercitar tu cuerpo y buscar el equilibrio interior, comenzar con clases de esta disciplina es una excelente idea.

Como una práctica de origen hindú, el yoga se basa en el interés por desarrollar el ascetismo, cuya finalidad es, precisamente, liberar tensiones, así como dejar adicciones y perturbaciones mentales.

Ahora bien, esta disciplina, tal como indica su clasificación, requiere de constancia, práctica y dedicación. No es necesario dedicar toda la vida al yoga y practicar cada mañana. Debes llevarla a cabo de la mano de una persona que cuente con la experiencia necesaria para que te guíe. Para esto, te servirán las clases particulares de yoga especiales para principiantes.

Encuentra clases de yoga en Santiago con Superprof

Como te decíamos anteriormente, en Santiago es posible encontrar diversos locales deportivos o gimnasios en los que se imparten clases de yoga, pero estos cuentan con la desventaja de tener que pagar grandes cantidades de dinero de una sola vez o tener que comprometerte de acuerdo a los horarios que estas instituciones establezcan.

Al contratar clases particulares de yoga, contarás con el privilegio de escoger tú mismo o misma el horarios de las clases, según la disponibilidad de quien elijas como tu maestra o maestro.

Además, al contratar los servicios de una profesora o un profesor particular de yoga no te verás en la obligación de pagar cuotas mensuales, semestrales o anuales, sino que podrás pagar de acuerdo a las sesiones que vayas teniendo. Estos precios suelen ser mucho más económicos que aquellos propuestos en los locales deportivos, ya que no es necesario contar, por ejemplo, con un local para desarrollarlas.

Además de poder entrenar bajo la guía de una experta o experto en yoga, podrás hacerlo en la comodidad de tu hogar o en el espacio que más te acomode.

Son sesiones completamente personalizadas, en el que tu profesora o profesor particular de yoga se centrará únicamente en tu progreso.

¡No esperes mas y encuentra el equilibrio que tu cuerpo y tu mente necesitan con clases particulares de yoga en Superprof!

¿Qué te interesa aprender?