Excelente
opiniones

Nuestra selección de profesores particulares de ballet

Ver más profesores

5.0 /5

La nota promedio de nuestros profesores de ballet es de 5.0 con más de 32 opiniones.

11.852 $/hr

Los mejores precios: el 99% de nuestros profesores ofrecen la primera clase gratis. En promedio, las clases de ballet en Santiago cuestan $11.852.

4 h

A la velocidad de un rayo, nuestros profesores te responden en 4 hr.

Aprender Ballet jamás fue
así de simple

2. Organiza tus clases particulares de ballet en Santiago

Habla con tu profesor de ballet para indicarle tus necesidades y tu disponibilidad. Programa tus clases de ballet con toda seguridad por la plataforma. Aprender ballet en Santiago nunca fue tan fácil.

3. Vive nuevas experiencias

El increíble "Pase Alumno" te da acceso ilimitado a todas/os las/os profesoras/os, coaches y masterclass de Ballet en Santiago, en otras ciudades o a distancia durante 1 mes. Todo un mes para descubrir nuevas pasiones con personas fabulosas.

Preguntas frecuentes

💸 ¿Cuánto cuesta en promedio una clase de baile en Santiago?

En promedio, en Santiago, el precio de una clase de baile es de $11.852 la hora.

 

Recuerda que es cada profe el que fija sus propios precios, por eso varían de un anuncio a otro. Los factores que hacen cambiar las tarifas son:

 

  • La localización de las clases: en casa del alumno, en casa del profesor o online.
  • La cantidad y la duración de las sesiones
  • La formación, experiencia o estudios del profesor de baile.

 

La mayoría de nuestros profes de baile ofrece su primera hora gratis. Muchos también ofrecen precios especiales por packs de horas.

 

Con una simple búsqueda en Superprof podrás comparar los precios de todos los monitores que hay cerca de tu casa. ¡Seguro que encuentras un profe de baile dentro de tu presupuesto!

 ✍🏻 ¿Qué nota promedio han recibido nuestros profesores particulares de baile en Santiago?

A los profesores de Santiago, los alumnos les han dado una nota de 5.0 sobre cinco, esta media esta hecha con el total de 32 notas recibidas.

 

Recuerda que en Superprof tenemos un equipo de atención al cliente disponible entre semana para ayudarte con cualquier dificultad que te surja. Podrás contactarles a través del correo electrónico o por tlf.

 

Para otras cuestiones, échale un vistazo a nuestra sección de FAQ.

💻 No encuentro instructores de baile cerca de mi casa, ¿puedo tener clases por webcam?

¡Sí! El 80% de nuestros profesores a parte de las clases presenciales, imparten clases de baile online.

 

Al no implicar ningún desplazamiento con el tiempo y coste que eso conlleva, las clases por webcam suelen ser más económicas y fáciles de cuadrar en tu rutina.

 

Las clases particulares de baile a distancia son una oportunidad de lujo de seguir con la práctica en la comodidad de tu casa.

💃 ¿Cuántos profes particulares están disponibles para dar clases de baile en Santiago?

Hay 113 profes de baile disponibles para dar clases en Santiago y alrededores.

 

Consulta, con una simple búsqueda, los monitores de baile que hay en tu zona y contacta con el que más te guste. Hay que tener en cuenta varios elementos para elegir el perfil ideal:

 

Primero, el precio es un factor muy importante para seleccionar el profe que te puede interesar. Segundo, el tipo de baile que quieres aprender y finalmente, la localización donde recibirás las clases de baile(¿a domicilio, en un lugar público o en casa del profe?).

 

Así no te costará nada encontrar tu profe de baile ideal.

🙋🏼 ¿Por qué razón aprender a bailar en Santiago con un profesor es una buena idea?

Bailar es más que un arte, la danza nos permite trabajar el cuerpo, la mente y el espíritu. La danza es un estilo de impulso corporal que va más allá de simplemente deporte o mantenerse en forma, es trabajo físico, mental y psicológico.

 

A continuación, enumeramos algunos de los beneficios del baile:

 

1) Te ayuda a conectar contigo mismo

 

Bailar es una forma creativa de expresarse que te ayuda a conectarte contigo mismo, mejorando la espontaneidad y la creatividad que tenemos dentro.

 

2) Nos ayuda a relacionarnos con otras personas

 

El baile es una actividad social que ofrece muchas oportunidades para interactuar con otras personas. Asistir a clases de baile puede mejorar las relaciones interpersonales, ya que es un punto de encuentro para conocer gente y mejorar el desarrollo de las habilidades sociales.

 

3) Aumenta nuestro buen humor

 

Bailar nos ayuda a mejorar nuestra vitalidad, motivación y entusiasmo por la vida, haciendo así que las personas que lo practican sean más positivos.

 

4) Mejora la autoestima y la confianza en uno mismo

 

El dominio de un nuevo paso de baile, una coreografía o cuando se alcanza un nivel de aprendizaje más avanzado, el alumno siente experimenta un aumento de confianza que viene con el logro de una nueva etapa y cada logro que el alumno logra fortalece su autoestima y puede transferir esa confianza en sí mismo a otros aspectos de la vida.

 

5) El baile mejora la inteligencia y previene el envejecimiento cerebral

 

Una de las actividades más importante de la inteligencia humana es la toma de decisiones. Mientras bailamos, debemos tomar decisiones rápidas de manera continua, al igual que cuando realizamos otras actividades físicas como correr, ir en bicicleta o nadar. Por lo tanto, al bailar, el cerebro tiene que "reinventarse" continuamente y hacer uso de la plasticidad cerebral.

 

Para encontrar el profesor de baile perfecto para ti, solo tienes que hacer una búsqueda en Superprof.

¿Quieres aprender Ballet en Santiago?

¡Déjate atrapar por una gran variedad de profesores de Ballet en Santiago!

Ver más profesores ¡Vamos!

Descubre nuestros consejos para convertirte en bailarín/a profesional con clases de ballet en Santiago

Comienza a practicar ballet en Santiago con las mejores clases particulares

Las clases de ballet en la capital chilena

La capital de nuestro país ofrece una gran cantidad de opciones para practicar ballet. Escuelas de danza, organizaciones culturales, universidades y más alternativas tienes donde adquirir habilidades relacionadas con esta danza de origen italiano con grandes influencias francesas.

¿Sabías que puedes estudiar y practicar ballet sin tener que salir de casa gracias a una gran cantidad de profesores que están esperando para enseñarte a través de la webcam con clases online o con cursos a domicilio?

Las clases de ballet en línea son perfectas para aquellas personas más tímidas que no quieren aprender rodeadas de personas desconocidas, así que aprovecha la oportunidad que te ofrecen los mejores profes de ballet del país que están en Superprof.

Al tomar clases particulares de ballet en Santiago accederás a una de las modalidades más demandadas en cuanto al aprendizaje de este estilo de danza. Esto se debe a la gran cantidad de ventajas que ofrece en comparación a los cursos presenciales en escuelas y establecimientos donde se imparten cursos de danza.

Obtén acceso a una preparación completamente personalizada con los profesores y profesoras de ballet que puedes encontrar en Superprof y conoce directamente los beneficios de aprender en base a un cronograma y un programa de aprendizaje basado únicamente en tus necesidades y objetivos. Los maestros y maestras de ballet que encontrarás en Superprof cuentan con una dilatada experiencia en el mundo de la danza y están ansiosos y ansiosas por encontrarte para apoyarte en tu camino hacia el ballet profesional, si así lo deseas, o como pasatiempo.

Las clases particulares de ballet en Santiago, ya sean a domicilio u online, son la mejor oportunidad para aprender en la comodidad de tu hogar. Solamente deberás tomar un par de resguardos para dar con el maestro o maestra adecuada. Para esto, puedes anotar cuáles son los intereses que te motivan a tomar un curso de la danza clásica, además de tener claro el tiempo que vas a poder dedicarle y el precio que estás dispuesta o dispuesto a pagar.

Aptitudes necesarias para tomas clases de ballet en Santiago

No dudes en buscar ayuda con un profesor o profesora de Superprof y comparte todas tus dudas con ella o él. ¡Empieza ya!

Para desarrollar una formación de calidad, es necesario que el bailarín o la bailarina en formación se comprometan a practicar semanalmente una cantidad de hora determinada y no faltar nunca, ya que solo la práctica hace al maestro y si quieres convertirte en un bailarín o una bailarina de ballet será necesario que tomes clases con los mejores profes de la capital.

Para acercarnos al ballet es importante considerar, primero, que la danza en general es una expresión artística por medio de la que los movimientos corporales, generalmente acompañados de piezas musicales, sirven como una forma de comunicación. La expresión a través del movimiento es una cualidad propia de todas las personas, sin distinción y la calidad con que se ejecute dependerá de la práctica y el estudio.

El ballet, particularmente, es considerado un arte de gran de delicadeza y elegancia, pero también de gran rigurosidad, una característica fundamental para su estudio y práctica. Además, se requiere de gran concentración a la hora de ejecutar los movimientos, con el fin de lograr conformar una armonía entre el cuerpo y los pasos que se realizan. Si bien depende en gran parte del país y la cultura en que se lleve a cabo, las corrientes, la época y el tipo de espectáculo que se busca presentar en el ballet puede congregar otras expresiones artísticas, tales como la mímica y el teatro, entre otras expresiones.

La expansión del ballet por el mundo

A mediados del siglo XIX, el ballet vivió un proceso de expansión hacia el resto de Europa. En el caso español, la Danza Académica Española hizo que los temas nacionales fueran parte de los repertorios de ballets. Marius Petipa, por ejemplo, fue capaz de capturar la esencia española y con el trabajo que desarrolló junto a Liev Ivanov consiguieron verdaderas obras maestras. Con los años, poco a poco el interés por el ballet en Europa comenzó a decrecer, aunque en Rusia se convierte en una tradición gracias a lo que surgieron algunas de las más importantes obras de la danza académica, como «La bella durmiente», «El Lago de los cisnes» o el «Cascanueces», resultados de la colaboración de Petipa e Ivanov, sobre la música de Tchaikovski.

Posteriormente con los aportes de Diaguilev, los ballets de Rusia se convirtieron en las bases de lo que sería el ballet moderno, recuperando así las figuras masculinas en el baile. A la par, se crean piezas que incluyen temáticas orientales como «El pájaro de fuego», «Sheherazade” y «Petrusk». Así, Diaguilev le dio a este nuevo planteamiento un enfoque mucho mas integral, y para ello requirió a pintores, poetas y compositores con el fin de lograr montar sus grandes obras. Su compañía contribuyó a que en Europa y en América floreciera el ballet, además como inspiración para el surgimiento de otras compañías de esta danza, tanto en América como en Francia y Reino Unido.

Ballet: la historia de la danza clásica

Como te comentábamos, el origen del ballet se encuentra en Italia, lugar en el que recibía el nombre de balleto. Sin embargo, recibió una fuerte influencia de los bailes cortesanos de Francia.

Nació en los salones de las cortes del país europeo a finales del siglo XV, en medio de grandes salones donde se mezclaban banquetes con diferentes expresiones artísticas. En el principio se montaban números artísticos con un contenido alegórico que comúnmente se le relacionaba con aspectos mitológicos.

Alo largo del siglo XVII, los ballets cortesanos continuaron su desarrollo en Francia, donde alcanzaron gran reconocimiento y se montaron grandes espectáculos para la monarquía que reinaba durante esa época. Es durante este momento de gran desarrollo cultural cuando  se comienza a consolidar la danza clásica.

De hecho, durante esos años era muy común encontrar grandes escenarios en los que bailarines y bailarinas se presentaban con gran atención en el detalle de la decoración escenográfica y la ropa que utilizaban, como las típicas zapatillas, el maillot y las medias.

Es durante el reinado de Luis XIV en Francia, a quien se le conoció como el Rey Sol, debido a una representación de ballet en la que participó, cuandoe se vive un gran auge de esta expresión artística. Esto se debe, principalmente, a que en 1661 el monarca funda la Academia Real de Danza, entregando al ballet un cariz completamente profesional. Como resultado de este auge, importantes coreógrafos como Pierre Beachamps contribuirán a la técnica proponiendo la implementación de las cinco posiciones básicas de colocación.

Los coreógrafos que se encontraban fuera de las cortes francesas también lograron desarrollar sus propios aportes al ballet. Entre las características principales que adhirieron está el dinamismo, a través del cual se busca expresar un gran dramatismo por medio de los movimientos del baile y los gestos, más que por el uso de las palabras. Representante de esto es Jean Georges Noverre, quien proponía movimientos de mayor fluidez, armonía y naturalidad. Paulatinamente también se desarrolló la danza de puntas, pero no será hasta la invención de las zapatillas de punta dura que adquiera mayor popularidad.

En los inicios del ballet, los únicos que podían practicarlo eran hombres, quienes se veían obligados a representar papeles tanto masculinos como femeninos. Recién en 1681 aparecen las primeras bailarinas, época en la que también este arte fue desarrollándose con una técnica más teatral, como la ópera ballet, por ejemplo, que abarca tanto los ámbitos de la danza como del canto, tal como se puede inferir por su nombre.

El periodo del ballet romántico está representado por grandes obras como «Silfides» o «Giselle». Este tiene, además, entre sus características, la relevancia de la participación de las mujeres, quienes comienzan a tomar roles de gran protagonismo. Esto, sumado al desarrollo de la técnica de bailar en puntas y la posterior invención de las zapatillas de punta dura, hará posible la evolución de la técnica que seguirá forjándose y consolidándose con el desarrollo de la disciplina.

Como ves, el ballet cuenta con un respaldo muy rico culturalmente y sus estudios requieren de mucho tiempo y práctica para llegar a dominarlo.

Conoce los diferentes tipos de danza clásica que puedes aprender con clases particulares de ballet en Santiago

El ballet se puede clasificar en diferentes tipos, como los siguientes:

  • El ballet clásico: dentro de los estilos es uno de los mas formales y se adhiere a la técnica tradicional del ballet. Existen con algunas variaciones respecto del lugar de origen, como el caso del ballet ruso,  el ballet francés o el italiano. Entre sus características se distingue el uso de la técnica de puntas, mediante pasos finos, elegantes, fluidos y con mucha precisión.
  • El ballet romántico: surge como un sustituto del ballet de acción de Noverre. Este estilo abandonó las mitologías griegas que eran temas presentes en el ballet clásico e incorporó temas de la mitología nórdica. Las bailarinas toman protagonismo, a través de movimientos de gracia y delicadez, mientras que el bailarín queda como un acompañante simplemente.
  • El ballet Moderno: es un estilo influenciado tanto por el ballet clásico como por la danza moderna. Aunque adopta técnicas del ballet clásico, permite un mayor rango de movimientos y posee conceptos e ideas propias de la danza moderna del siglo XX.
  • El Ballet Neoclásico: este estilo, a pesar de que conserva elementos del clásico, rompe con ciertos esquemas como lo de los pasos. Le otorga a la danza un carácter innovador y revolucionario.
¿Qué te interesa aprender?