¿Eres principiante en la cocina? ¿Quieres comenzar con unas recetas sencillas?

En este artículo te proponemos unas sencillas preparaciones que son típicas de la cocina chilena.

¿Cómo hacer sopaipillas?

La sopaipilla es uno de los alimentos que más caracteriza la mesa chilena. Un producto típico de nuestra gastronomía que se puede encontrar en restoranes y en la calle. Casi nadie podría negar que se trata de una comida muy sabrosa a cualquier hora. ¿Pero sabemos su historia? A continuación te mostramos cuál es su origen.

En nuestra región, es posible encontrar diferentes variantes de la sopaipilla, algunas de las cuales coinciden en su preparación con la que se produce en España, mientras que otras se asemejan más a lo que en Argentina se conoce como torta frita o chipá cuerito o con el alimento peruano conocido como cachanga.

Con el tiempo, quienes habitaban estas zonas le agregaron la chancaca, un producto típico de la gastronomía chilena que se produce con azúcar y melaza, a lo que se le agrega canela y cáscara de limón o naranja, para saborizarlo. Así, la sopaipilla queda remojada en este dulce líquido, adquiriendo el nombre de «sopaipillas pasadas».

Se trata de una receta muy sencilla y fácil de preparar. Como te comentábamos, está compuesta por harina, zapallo, manteca, agua o leche y sal, lo que la ha llevado a ser preparado en la mayoría de los hogares chilenos.

Sopaipilla con azúcar flor
Las sopaipillas se puede consumir con dulce o salado.

A pesar de ser una preparación fácil, muchas personas no saben cómo hacer una sopaipilla, por lo que a continuación te mostramos los pasos a seguir.

Antes de empezar directamente con la masa de la sopaipilla, primero es necesario cocer el zapallo, el que, luego de haber sido colado, deberá ser añadido a una mezcla con la harina (esta debe estar cernida) no sin antes habiéndolo molido hasta dejarlo como un puré, junto a la manteca previamente derretida y la sal.

Al mezclar estos ingredientes, deberás amasar o dejar en la mezcladora hasta lograr una masa homogénea, la que deberás dividir para formar unos círculos con la masa de unos 10 centímetros de diámetro. Para esto puedes utilizar un rodillo. Lo ideal es que la esta tenga un centímetro de espesor aproximadamente.

Si ves que la masa no es lo que esperabas, puedes añadir la harina que necesites. No olvides tomar un tenedor y pinchar la masa para facilitar el drenado del aceite, dejándolas listas para freír. También se acostumbra utilizar un cuchillo para hacer un orificio en el medio del círculo.

Es recomendable que el aceite esté a una temperatura cercana a los 190º y que se utilice una sartén con una buena profundidad, con el fin de poder sumergir las masas enteras en él, Esta temperatura es perfecta para que el aceite no se impregne en la masa.

Preocúpate de que freír la sopaipilla por ambos lados, por el tiempo que demore en comenzar a dorarse. Luego puedes depositarlas en algún recipiente con papel absorbente.

¿Cómo hacer panqueques?

Si no quieres cometer errores y buscas asegurar un resultado exitoso al realizar estas exquisitas masitas, a continuación te dejamos con todo lo que debes saber.

Los panqueques propios de América del Sur son una especie de crêpe que consiste en una masa delgada cuyo relleno puede ser dulce o salado. Algunas personas los prefieren con mermelada o manjar, mientras otras optar por el pollo con crema, espinacas, carnes y otras verduras, incluso pueden ir con queso y/o jamón. Se pueden encontrar como entrada, plato de fondo o postre.

Para hacer unos buenos panqueques la clave está en la preparación de la masa. Es más que seguro que si esta te queda demasiado esponjosa, demasiado gruesa o demasiado fina, no podrás disfrutarlos como se debe. Es indispensable que los panqueques nunca queden muy pegajosos ni muy harinosos.

La elaboración de la masa para panqueques es muy simple y, como vemos, los ingredientes son muy fáciles de obtener, razón por la cual son los favoritos de muchos chilenos y chilenas. Esta se logra de forma muy rápido y solo será necesario que le prestes atención a sus consistencia.

Lo primero que deberás hacer es buscar un bowl relativamente grande en el que puedas poner toda la harina, la que es recomendable que sea cernida para evitar la conformación de grumos en la mezcla.

Luego, deberás hacer un espacio al medio de la harina donde podrás agregar los huevos, esto con el fin de asegurarnos una mezcla más homogénea.

Con un batidor, preferentemente manual, aunque también puede ser con una batidora eléctrica, comienza a mezclar los ingredientes añadiéndole lentamente la leche. Existen quienes le añaden una pizca de sal o de azúcar, según la preparación que vaya a llevar como relleno.

Panqueques bañados en chocolate
El manjar es el relleno más común de nuestros panqueques.

Una vez que hayas logrado una mezcla homogénea, fíjate en que esta se encuentre en el equilibrio perfecto entre cremosa y líquida. Es decir, no debe ser completamente de consistencia líquida, sino que debe ser más espesa que el agua, por ejemplo.

¿Cómo preparar una pizza?

¿Prefieres la napolitana? ¿Te gusta más la española? ¿Las pizzas dulces son tus favoritas? En este artículo te mostramos cómo hacer una deliciosa pizza con la que sorprenderás a tus invitados o invitadas.

De acuerdo a la opinión de muchos cocineros y cocineras, tanto aficionados o aficionadas como con una carrera profesional, lo esencial en una pizza es su masa. Será este el elemento básico para definir si está buena una pizza.

Primero que todo, debes verter la harina en un bowl grande. A ella deberás hacerle un agujero al medio.

Luego, en un vaso junta la levadura, la sal y el azúcar y añade el agua tibia, mezclando suavemente con un tenedor. Luego, tapa esta mezcla con un papel de plástico y déjala reposar por cerca de 10 minutos, tras los cuales aparecerá una espuma y se volverá de color parecido al café.

Cuando ya tengas lista esta mezcla, es momento de agregarla en el agujero que le hicimos a la harina en el bowl, para luego comenzar a mezclar con las manos.

Una vez que la masa ya haya absorbido completamente el agua, enharina una superficie limpia y comienza amasar sobre ella, evitando que se pegue (para es la harina).

Manténte amasando por unos minutos más y después agrégale aceite de oliva a la masa para seguir amasando otros minutos extras.

Tras esta etapa, es necesario dejar que la masa repose por aproximadamente una hora, tapandola con un mantel o paño húmedo, idealmente cerca de alguna fuente de calor, como la estufa, la cocina o el propio horno.

Luego de que pase el tiempo recomendado, es necesario volver a amasarla por unos minutos más y ya llegó el momento de separarla en los pedazos que necesites. Si te sobra, puedes congelarla para utilizarla en otra ocasión.

Antes de llevarla al horno, es necesario que extiendas la masa para hacerla calzar en la bandeja. Esta debe estar aceitada previamente, ojalá con aceite de oliva. Ahora es el momento de llevarla al horno por unos diez minutos, el que debe estar a una temperatura de 250º C.

Empanadas: Todo lo que necesitas para prepararla

Las hay para todos los gustos. Si estás buscando cómo cocinar una rica empanada, a continuación te presentamos todo lo que debes saber.

Una buena empanada requiere de un pino sabroso y una masa perfecta. Con esta combinación tienes todo, aunque hay quienes las prefieren más secas y otros u otras más jugosas o caldúas'.

Para la preparación de la masa, lo primero que deberás hacer es mezclar la sal y la harina con la manteca (esta debe estar derretida y tibia) en un bol, intentando integrar todos los ingredientes con la mano. Luego, añade vino y unas 3/4 de taza aproximadamente de agua tibia. Deberás lograr una masa que esté blando pero no pegajosa.

Luego, enharina una superficie y comienza a amasar hasta tener una masa lista y de carácter elástico, lo que lograrás por luego de unos 5 minutos aproximadamente. Luego, tapar y dejar de reposar hasta tener listo el relleno.

Para el relleno primero, debes picar las cebollas y la carne en cubos. Precalienta una sartén con el aceite vegetal y añade la cebolla picada que deberás cocinas hasta que adquiera un aspecto transparente, procurando que esté cocida sin dorarse.

Después, agrega la carne picada con el ajo, el ají de color, el orégano y el comino y seguir cocinando hasta que la carne se encuentre completamente cocida y luego añadir la sal y la pimienta negra. Existe un secreto que guardan las personas que tienen experiencias preparando estas empanadas y consiste en dejar hecho el pino la noche anterior a la preparación de las empanadas. Esto le entrega un sabor único.

Una vez que todo lo anterior está listo, es el momento de armar las empanadas. Para esto, primero deberás enharinar de nuevo una superficie en la que tendrás que uslerear la masa dejándola con cerca de 1/2 centímetro de grosor.

Después, se debe cortar la masa en círculos de unos 15 centímetros de diámetro, para luego añadir el relleno de la empanada con una cucharada de pino, un pedazo de huevo duro, una aceituna y dos pasas.

Empanadas fritas chilenas
También es posible encontrar empanadas fritas de pino, de mariscos, de queso, entre otras variedades.

Antes de comenzar a doblar la masa, es necesario humedecer un poco los bordes para que al cerrarla se adhieran mejor. Una vez sellada, con la ayuda de una brocha, pintar con huevo la masa y luego depositarlas en una bandeja de horno con un poco de mantequilla o aceite.

Antes de cerrar meter las empanadas a hornear pincha dos veces cada una con un tenedor o un palito de cóctel.

Después ingresarlas al horno precalentado a una temperatura de 180º C por aproximadamente 40 minutos o hasta que veas que la masa está cocida.

¿Necesitas un/a profe de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.