Conocidos por su versatilidad y su simpleza a la hora de cocinarlos, los panqueques se han vuelto una de las comidas más comunes para el desayuno o para la hora de once en las mesas chilenas.

No es necesario tener grandes conocimientos culinarios para lograr una mezcla perfecta, aunque sí puede ser que para quienes no los hayan preparado anteriormente resulte algo más complejo al ponerlo en la sartén.

Es una opción perfecta si quieres sorprender a tus invitados o invitadas, ya que no toma mucho tiempo y serán casi con certeza un éxito en cualquier reunión.

Si no quieres cometer errores y buscas asegurar un resultado exitoso al realizar estas exquisitas masitas, a continuación te dejamos con todo lo que debes saber. ¡Vamos a conocer las mejores recetas de panqueques!

Conoce la historia de los panqueques

Conocidos también en otras partes del mundo como crêpes, blinis, filloas o canelones, los panqueques se ofrecen en diferentes versiones dependiendo del lugar en el que se preparen.

Los crêpes, que se pueden ofrecer tanto de forma dulce como salada, son típicos de la gastronomía de una zona de Francia, en la Bretaña. Por su parte, los conocidos como filloas, que al igual que los anteriores se pueden preparar dulces o salados, son propios de Galicia, en España, compartiendo ambos países un mismo origen, que se remonta al pueblo celta.

Así que, a pesar de las diferentes versiones y denominaciones que podemos encontrar de los panqueques, lo más seguro es que tengamos en frente de nosotros y nosotras una de las recetas más antiguas que podamos encontrar, con el tiempo ha sufrido modificaciones.

Panqueques rellenos con frutas
Los panqueques se pueden rellenar con cosas dulces o saladas.

Generalmente, los franceses y francesas preparan este alimento, particularmente quienes son parte del pueblo bretón, friéndolos en manteca, así como los gallegos y gallegas utilizan grasa de tocino de cerdo, animal que frotan en la sartén para obtenerlo.

Son los rusos, polacos, ucranianos y eslovacos quienes denominan a los panqueques como blinis, conocidos por ser un símbolo del culto al Sol que se desarrolla en estos pueblos. Estos suelen ser rellenados con diferentes comidas, como diferentes tipos de carnes, crema agria, huevos de pescado, junto a un vaso de vodka, vino blanco o champagne.

También están los populares «pancakes», propia de los Estados Unidos, quienes los suelen bañar de jarabe de arce, licores, crema batida, pastelera, chocolate, caramelo o licores, entre otros ingredientes.

Pero los panqueques propios de América del Sur son una especie de crêpe que consiste en una masa delgada cuyo relleno puede ser dulce o salado. Algunas personas los prefieren con mermelada o manjar, mientras otras optar por el pollo con crema, espinacas, carnes y otras verduras, incluso pueden ir con queso y/o jamón. Se pueden encontrar como entrada, plato de fondo o postre.

La base de esta preparación es leche y la harina y se preparan con un grosor muy fino, existiendo la opción de servirlos tanto fríos como calientes.

¿Pero cuándo nacen los panqueques? El origen de esta preparación tan versátil se remonta al año 7000 a.C., época en la que, sin embargo, no eran exactamente iguales a los que conocemos actualmente.

En esta época, en parte de lo que hoy es Francia, se hacía una preparación de crêpes que consistía en una mezcla de agua y cereales triturados, los que daban como resultado una mesa mucho más espesa de la que se logra hoy en día, la que se colocaba en una piedra plana muy caliente para cocinarlos.

Mucho tiempo después, luego de la llegada del trigo sarraceno a Francia, el pueblo bretón de Francia comenzó a desarrollar su propia receta de crêpes, famosa hasta la actualidad. Son algo más finos que los primeros panqueques y no contienen gluten.

Fue durante la época de la colonia en la que los españoles que llegaron a invadir América introdujeron esta preparación, la que fue adquiriendo más modificaciones, aunque manteniendo parte importante de sus ingredientes.

¿Cómo hacer panqueques?

Tras esta histórica introducción, ya es momento de poner manos a la obra y aprender cómo se hacen los panqueques.

Para hacer unos buenos panqueques la clave está en la preparación de la masa. Es más que seguro que si esta te queda demasiado esponjosa, demasiado gruesa o demasiado fina, no podrás disfrutarlos como se debe. Es indispensable que los panqueques nunca queden muy pegajosos ni muy harinosos.

A continuación te presentamos la receta para preparar unos panqueques perfectos:

Ingredientes para unos 9 panqueques:

  • 1 taza de harina
  • 1 taza leche
  • 3 huevos

Preparación

La elaboración de la masa para panqueques es muy simple y, como vemos, los ingredientes son muy fáciles de obtener, razón por la cual son los favoritos de muchos chilenos y chilenas. Esta se logra de forma muy rápido y solo será necesario que le prestes atención a sus consistencia.

Panqueques bañados
Existen muchas formas de preparar los panqueques que dependen del país en el que los consuman.

Lo primero que deberás hacer es buscar un bowl relativamente grande en el que puedas poner toda la harina, la que es recomendable que sea cernida para evitar la conformación de grumos en la mezcla.

Luego, deberás hacer un espacio al medio de la harina donde podrás agregar los huevos, esto con el fin de asegurarnos una mezcla más homogénea.

Con un batidor, preferentemente manual, aunque también puede ser con una batidora eléctrica, comienza a mezclar los ingredientes añadiéndole lentamente la leche. Existen quienes le añaden una pizca de sal o de azúcar, según la preparación que vaya a llevar como relleno.

Una vez que hayas logrado una mezcla homogénea, fíjate en que esta se encuentre en el equilibrio perfecto entre cremosa y líquida. Es decir, no debe ser completamente de consistencia líquida, sino que debe ser más espesa que el agua, por ejemplo.

El punto anterior es esencial para lo que será el resultado del panqueque y es probable que al realizar tus primeras preparaciones no logres la consistencia perfecta, pero con la experiencias averiguarás tus propios trucos.

¿Cómo se deben freír los panqueques?

Lo más importante de este paso es la masa. Si esta se encuentra en el punto exacto entre líquido y cremoso, entonces no deberían haber mayores problemas en esta etapa.

La manera más común de hacer los panqueques en los hogares chilenos es con una sartén, la que debe ser antiadherente si no quieres fracasar en tu intento.

Una buena técnica es comenzar probando con un primer panqueque. Primero preocúpate de precalentar la sartén sin añadir todavía la mezcla de panqueques. Sabrás que este todavía no está lo suficientemente caliente si tu primer panqueque se demora en alcanzar la cocción, pudiendo quedar demasiado pegajoso.

Cuando veas que la sartén ya está bien caliente, ponle aceite, esparciéndolo por toda su extensión con una servilleta, con mucho cuidado ya que es muy fácil quemarse. Se recomienda repetir este paso antes de verter más mezcla ya que así se evita que se peguen, aunque dependerá mucho de tu sartén.

Una vez que esté aceitada y caliente la sartén, con la ayuda de un cucharón toma la mezcla y comienza a verter en el centro y tómala del mango moviéndolo hasta que la masa se extienda para dar forma al panqueque.

Se recomienda que la mezcla puesta en el sartén no pase de uno o dos minutos por lado, para que no se queme. Si la sartén está bien caliente, es muy difícil que el panqueque se pegue.

Panqueques listos
En Chile es común consumir panqueques en la once, el desayuno o como postre.

Algunas personas, para dar dinamismo al proceso de preparación, simplemente toman la sartén y lanzan el panqueque por el aire para darle una vuelta y dorar su otra parte. Es algo típico de los chefs internacionales. Sin embargo, si no tienes la experiencia y no quieres arriesgarte, también puedes usar una espátula para apoyarte.

Para que el otro lado esté perfecto bastará con dejar pasar máximo un minuto y ya será hora de agregarle el relleno.

¿Cómo hacer panqueques veganos?

Los panqueques más comunes llevan leche y huevo, sin embargo, existe la posibilidad de utilizar ingredientes que los hagan aptos para personas veganas.

A continuación te presentamos la receta de unos ricos panqueques libres de crueldad animal.

Ingredientes

  • 1 taza de harina de lo que prefieras
  • 1 taza de leche de soya
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de polvos de hornear
  • 1/8 cucharaditas de sal

Preparación

Debes partir mezclando los cuatro ingredientes secos, es decir, la harina, los polvos de hornear, el azúcar y la sal en un bowl.

Luego, deberás añadir el aceite vegetal junto a la leche de soja, mezclandolos hasta lograr una especie de masa muy suave.

Antes de ponerlos a freír, es necesario que precalientes la sartén. Cuando esté bien caliente, al igual que en la receta anterior, toma un cucharón y vierte la mezcla en el centro de ella.

Y tú, ¿prefieres los panqueques dulces o salados?

¿Necesitas un/a profe de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5, 1 votes
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.