A continuación te dejamos con una selección de las mejores recetas propias de la gastronomía chilena

¡Vamos a conocerlas!

Cómo hacer cazuela: un plato típico chileno

Pero lograr que una cazuela quede sabrosa no es un proceso fácil. Se debe tener conocimiento acerca de las proporciones ideales de sus ingredientes y manejar uno que otro secreto clásico.

Una de las versiones más populares de la cazuela chilena es la de pollo o ave. A continuación te mostramos prepararla.

Ingredientes para hacer una cazuela de pollo (5 personas)

  • 5 presas de pollo a gusto
  • 2 zanahorias
  • 1 choclo
  • 5 papas medianas
  • 1/2 kilo de zapallo
  • 1/4 de taza de arroz
  • 2 tazas de porotos verdes
  • Orégano
  • Pimienta
  • Comino
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 2 litros de agua caliente
  • Perejil
  • Sal a gusto

Preparación

Antes de comenzar a cocinar deberás cortar la zanahorias en bastoncitos, trozar el choclo en 5 partes, picar la cebolla en cubitos y pelar las papas. Una vez que tengas todo esto listo, sigue con los siguientes pasos.

Deberás poner las dos cucharadas de aceite en una olla grande hasta que se caliente para luego proceder a dorar el pollo acomodándolo en diferentes partes de la olla. Debe estar con un color parejo por todos lados. Luego agrégale la cebolla previamente picada, el ajo picado finamente y la zanahoria en cubos. Deja sofriendo por unos segundos y vierte el agua caliente.

Cazuela de Osobuco
Para la cazuela de vacuno se suelen utilizar carnes que vengan con hueso para aportar mayor sabor al caldo.

Después, añade el orégano, la pimienta y el comino junto a las papas, el zapallo, los trozos de choclo con la coronta y la sal a gusto. Deja cocinar a fuego medio-alto oor unos 18 o 20 minutos, procurando que se cocinen todos los ingredientes, especialmente el del zapallo y de las papas. Si ves que ya están listas, retíralas y espera hasta que lo que queda en la olla llegue a su cocción.

Luego podrás agregar el arroz, el que deberás dejar hervir en la cacerola por unos 15 minutos. Durante este tiempo, es fundamental que pongas atención a la cocción del pollo, procurando que no se sobrecocine para que no se comience a romper. Una vez que pasó este tiempo, es hora de añadir los porotos verdes y dejar cocinar por 6 minutos más.

Para finalizar, cuando ya tengas todo listo, deberás devolver el zapallo y la papa a la olla y asegúrate de que esté bien sazonado. Pica algo de cilantro muy fino y decora tu plato.

Curanto: una receta tradicional

A continuación te dejamos con uno de los platos típicos de la comida chilena que debes conocer si quieres variar tu alimentación: el curanto.

La preparación de un curanto requiere de varios pasos e ingredientes, además del apoyo de diferentes personas. Un curanto al hoyo, la forma más típica de prepararlo, requiere del trabajo comunitario.

Ingredientes para un curanto chilote

  • 1 kilo de mariscos surtidos o diferentes tipos de pescado
  • 1 kilo de carne roja y carnes blancas
  • 1 kilo de longanizas
  • 1 kilo de papas
  • Milcao
  • Chapalele
  • Legumbres como habas, porotos o arvejas
  • Hojas de pangue
  • Piedras de tamaño grande.

Lo primero que haremos es preparar el milcao, un guiso hecho en base a papas ralladas y papas molinas que se ha convertido en uno de los acompañamientos típicos del curanto.

Para esto, necesitaremos 2 kilos de papas, 2 cucharadas de manteca y una cucharadita de sal.

Lo primero que tenrás que hacer será cocer 1 kilo de papas para luego molerlas hasta que no quede ningún troso. El otro kilo de papas deberás rallarlas estando crudas y luego intentar botar toda el agua posible estrujándolas sobre algún mantel o paño.

Posteriormente, junta la papa molida con las papas crudas ralladas y agrégales manteca y sal, elaborando pequeñas masitas redondas.

Finalmente, mételas a la sartén precalentado con aceite y viértelas hasta comiencen a dorarse.

Por otra parte, a un curanto no debe faltarle el tradicional chapalele, que se hace con 2 kilos de papas, 1/2 kilo de harina, 2 cucharadas de manteca y sal a gusto.

Aquí también deberás lograr una especie de puré, por lo que pela las papas y ponlas a cocer hasta que estas ya se encuentren cocidas y suaves.

Una vez que tengas listo el puré es hora de añadir la harina, la sal y la manteca, para luego amasar y mezclar todos los ingredientes hasta lograr una masa homogénea que no se pegue en tus manos.

Tras alcanzar una masa suave, comienza a hacer unos bollos que tendrás que aplastar hasta llegar al tamaño de un plato pequeño. Puedes optar por hervirla en una olla, freírlos o bien, hacerlos en el horno, donde bastará que los dejes por unos 10 minutos.

Ahora que ya tenemos todos los ingredientes listos, es hora de buscar o cavar un hoyo de aproximadamente un metro y medio de profundidad donde se ponen piedras sobre las que se prende fuego para calentarlas. Es necesario esperar a que toda la leña se consuma y retirar las brasas para dejar al aire libre las piedras que ya se encuentran muy quemadas, demostrando incluso su calor con un color rojizo.

Para empezar, coloca los mariscos sobre las piedras calientes y luego tápalos con una hoja de pangue o de repollo. Sobre esta capa, poner las carnes rojas, blancas, papas, las legumbres y de nuevo tapar con hojas.

Personas preparando curanto
Una de las características más importantes del curanto es su aspecto comunitario.

Añadir una última capa con el chapalele el milcao, preocupándote de sellarla bien, de lo que te puedes asegurar observando si se escapa o no vapor por los bordes. Una buena idea para evitar estos escapes es la de utilizar parte de la misma tierra que se sacó al cavar para tapar los posibles orificios por los que se escapa el calor.

Por lo general, su cocción suele durar un par de horas, tras las cuales deberás ir retirando las hojas de forma muy cuidadosa para no quemarte. Divide la comida en las porciones que desees.

Pastel de choclo: nuestras recomendaciones para prepararlo

A pesar de lo que pueda parecer, hacer un pastel de choclo no es una tarea demasiado compleja, aunque requiere del conocimiento suficiente para lograr que sus ingredientes se encuentren en la medida perfecta.

Te presentamos una receta de un pastel de choclo tradicional para que puedes conseguir este rico plato con tus propias manos.

Ingredientes para un pastel de choclo tradicional para 6 personas

  • 10 choclos grandes
  • 3 cebollas picadas
  • 300 gramos de posta molida
  • 6 presas de pollo
  • 2 cucharadas de pasas
  • Orégano
  • Comino
  • 1 cucharadita de ají de color
  • 1/2 de leche
  • 3 cucharadas de aceite
  • 2 huevos duros
  • 12 aceitunas
  • 3 cucharadas de azúcar granulada
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Antes de comenzar, debes tener los choclos rallados o picados y molidos, las cebollas picadas finamente, las presas de pollo cocidas o asadas y los huevos duros rebanados.

Lo primero que harás será poner el choclo molido a cocinar en una olla a fuego suave. Revuelvelo hasta que alcance el hervor dejándolos unos minutos así para que pierda su sabor crudo. Mientras que este se va espesando al cocinarse, ve añadiendo pequeñas cantidades de leche hasta que notes que la mezcla va adquiriendo cremosidad y es untable. no dudes en añadir más leche si ves que sigue muy espeso. Y termina este paso agregando sal y pimienta a tu gusto.

Luego, pon aceite en otra olla y añade la cebolla para saltearla hasta que adquiere una especie de transparencia, tras lo cual tienes que ponerle el ají de color, el camino, la pimienta, el orégano y la carne molida. Agrégale también sal a gusto y pimienta, dejándola cocinar por unos 10 a 15 minutos revolviendo de vez en cuando a fuego suave.

Luego de tener listo el pino, viértelo en una fuente  en moldes individuales, distribuyendo también los otros ingredientes: los trozos de pollo, las pasas, las aceitunas, las rebanadas de huevo y cubre todo esto con la mezcla recién preparada de choclo.

Para concluir, pon un poco de azúcar en la superficie del pastel y déjalo hornear hasta que se caliente y la parte de arriba se dore.

Sin embargo, el azúcar también puede ir añadida de otras maneras, añadiendo otras variantes. Por ejemplo, puede ser incorporada a la pasta de choclo o, incluso, no agregarlo a la reparación y luego ofrecer a los y las comensales un pocillo con azúcar para que puedan agregar a su gusto.

¿Cómo hacer porotos granados?

Esta es una receta especial para quienes estén recién comenzando en el mundo de la cocina, ya que no es muy compleja pero sí requiere de ciertos cuidados.

Hacer porotos granados no es una tarea demasiado complicada. Solo basta con tener claro los ingredientes y las cantidades que se necesitan para hacer una preparación espectacular.

A continuación te mostramos cómo hacer unos ricos porotos granados.

Ingredientes para 7 porciones

  • 4 tazas de porotos granados
  • 3 tazas de choclo desgranado
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 taza de tomate
  • 1/2 cucharadita de ají de color
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 kg de zapallo
  • 1 litro de agua hirviendo
  • 3 hojas de albahaca
  • 2 cucharadas de aceite
  • Sal y pimienta

Preparación

Lo primero que debes hacer para comenzar a preparar un rico plato de porotos granados es deshojar los choclos y eliminar todos los pelos para luego cortarlos y sacar sus grano.

Luego de guardar el choclo, lava, pela y corta la cebolla, el tomate y las hojas de albahaca en finos cubitos. Añade estos ingredientes en una olla con aceite precalentado para sofreír la cebolla y el ajo machacado y añadirlo con el tomate.

Después de revolver lo anterior, condimenta con sal, pimienta y ají de color y añadir a la olla los porotos junto con el agua hirviendo y cocinar por unos 15 minutos sin olvidar revolver constantemente.

Porotos granados servidos
Agrega unas hojas de albahaca para dar un exquisito sabor a tus porotos granados.

Posteriormente, y luego de haber picado el zapallo en cubos, agrégalos y sigue cocinando por otros 15 minutos hasta que llegue a su cocción.

Y para finalizar, agrega la albahaca y el choclo molido revolviendo permanentemente por unos 15 minutos más aproximadamente o hasta ver que la mezcla espese y esté todo cocinado perfectamente. Una vez que estés seguro o segura de que todo está en su cocción, retira del fuego y sírvelo caliente.

¿Necesitas un/a profe de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5, 1 votes
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.