A pesar de lo que muchos piensan, en Chile es posible encontrar una gran variedad de platos típicos que enriquecen nuestra cultura gastronómica, muchos de los cuales se ubican dentro de las comidas favoritas de gran parte de los hogares chilenos.

Una encuesta realizada en 2017 por la aplicación PedidosYa, arrojó que la cazuela es el tercer plato más apetecido, detrás de las empanadas de pino y los mariscos, que se ubican en el primer y segundo lugar respectivamente.

Pero lograr que una cazuela quede sabrosa no es un proceso fácil. Se debe tener conocimiento acerca de las proporciones ideales de sus ingredientes y manejar uno que otro secreto clásico.

Personas cocinando
Comparte tus preparaciones con seres queridos y muéstrales lo rico de la cocina criolla.

Conviértete en un experto o experta de los platos más típicos de Chile.

A continuación te mostramos todo lo que necesitas saber para hacer una rica cazuela.

¿Cómo preparar una rica cazuela de ave?

Una de las versiones más populares de la cazuela chilena es la de pollo o ave. A continuación te mostramos prepararla.

Ingredientes para hacer una cazuela de pollo (5 personas)

  • 5 presas de pollo a gusto
  • 2 zanahorias
  • 1 choclo
  • 5 papas medianas
  • 1/2 kilo de zapallo
  • 1/4 de taza de arroz
  • 2 tazas de porotos verdes
  • Orégano
  • Pimienta
  • Comino
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 2 litros de agua caliente
  • Perejil
  • Sal a gusto

Preparación

Antes de comenzar a cocinar deberás cortar la zanahorias en bastoncitos, trozar el choclo en 5 partes, picar la cebolla en cubitos y pelar las papas. Una vez que tengas todo esto listo, sigue con los siguientes pasos.

Cazuela de ave en plato
La cazuela de pollo es una de las favoritas de miles de chilenos y chilenas.

Deberás poner el aceite en una olla grande hasta que se caliente para luego proceder a dorar el pollo acomodándolo en diferentes partes de la olla. Debe estar con un color parejo por todos lados. Luego agrégale la cebolla previamente picada, el ajo picado finamente y la zanahoria en cubos. Deja sofriendo por unos segundos y vierte el agua recién hervida.

Después, añade el orégano, la pimienta y el comino junto a las papas, el zapallo, los trozos de choclo con la coronta y la sal a gusto. Deja cocinar a fuego medio-alto oor unos 18 o 20 minutos, procurando que se cocinen todos los ingredientes, especialmente el del zapallo y de las papas. Si ves que ya están listas, retíralas y espera hasta que lo que queda en la olla llegue a su cocción.

Luego podrás agregar el arroz, el que deberás dejar hervir en la cacerola por unos 15 minutos. Durante este tiempo, es fundamental que pongas atención a la cocción del pollo, procurando que no se sobrecocine para que no se comience a romper. Una vez que pasó este tiempo, es hora de añadir los porotos verdes y dejar cocinar por 6 minutos más.

Para finalizar, cuando ya tengas todo listo, deberás devolver el zapallo y la papa a la olla y asegúrate de que esté bien sazonado. Pica algo de cilantro muy fino y decora tu plato.

El origen de la cazuela

De acuerdo a los estudios que se han desarrollado hasta la fecha, la historia de la cazuela tiene un origen ambiguo que varía de acuerdo a las conclusiones de cada historiador o historiadora.

Antes que todo, hay que aclarar que cuando hablamos de cazuela hacemos referencia a diversos platos, ya que literalmente está aludiendo al recipiente que se utiliza para cocinar sus ingredientes.

El curanto es otro de los platos típicos del sur de Chile.

Cazuela de greda vacía
Lo más probable es que esta preparación tomara el nombre del recipiente donde se prepara.

La cazuela es un recipiente que pertenece a la familia de las ollas que sirve tanto para cocinar como para preservar el calor, gracias al material con el que se fabrican y su diseño.

Se cree que la cazuela que conocemos actualmente tiene sus orígenes en el platillo conocido como «olla podrida» u «olla poderida», preparación que todavía es elaborada en algunos lugares como Extremadura y otras zonas de la Meseta Central de España.

Existe un dato histórico que ronda por ahí que cuenta que en el año 1826, durante un almuerzo improvisado el almirante Manuel Blanco Encalada fue agasajado con diferentes manjares y exquisiteces, entre las que se encontraba una cazuela de capón castellano, el que fue introducido durante el siglo XIII muy probablemente por los colonos españoles.

Ahora bien, existe una importante probabilidad de que los ingredientes que actualmente componen la cazuela chilena tengan sus orígenes en una preparación mapuche llamada «corri achawai», el que consistía en una especie de caldo de ave, como pavo o gallina araucana.

Este caldo, además de la carne, llevaba choclo, papas, zapallo, pimentones, porotos verdes, ají, quínoa y hierbas silvestres. Lo más seguro es que los españoles al notar similitudes con la cazuela que ellos conocían le hayan otorgado el mismo nombre a la preparación mapuche.

Lo que sí es cierto es que ni siquiera se puede hablar de una cazuela de nuestro país, porque en nuestro territorio nacional es posible encontrar más de una variedad aunque hay unas que son más populares que otras.

Aunque existen muchos estudios que parecen estar de acuerdo en que la típica cazuela chilena tiene sus orígenes en la zona central de nuestro país. Quizás acá también está actuando el gran centralismo que deja de lado la importancia de manifestaciones culturales y gastronómicas propias de las provincias de Chile.

¿Dónde probar las cazuelas más ricas de Chile?

A lo largo y angosto de nuestro país es posible encontrar una gran cantidad de locales en los que se ofrecen diversas opciones de comida típica de Chile.

Plato de cazuela
Una larga tradición ha hecho que la cazuela alcance un sabor único en nuestro país.

Donde sea que te encuentres, no será muy complicado encontrar un restorán en el que la cazuela sea parte del menú del día.

A continuación, te presentamos algunos lugares en los que probarás una sopa de este país.

Picada del muertito

La famosa Picada del Muertito ubicada en la localidad de San Miguel de Azapa, en la Región de Arica y Parinacota fue fundada en la década de 1970.

Este local se encuentra muy cerca del cementerio del poblado, exactamente en la calle Los Yaganes Nº 165.

Este espacio gastronómico cuenta con un grato ambiente de estilo campestre y ofrece diferentes platos típicos de la cocina del país, no solamente cazuela, entre los que se encuentran el pastel de choclo, las empanadas, el costillar de cerdo y una variedad de jugos hechos con frutos tropicales propios del valle de azapa.

Restaurant Chico Jaime

Siguiendo en la zona norte, la Región de Antofagasta cuenta con el restaurant Chico Jaime en su capital.

Si andas por la ciudad de Antofagasta y quieres probar una sabrosa cazuela, podrás encontrar este espacio en el local 115 del Mercado Centro que fue fundado en 1977.

En este lugar se busca dar ese sabor casero único de las sopas típicas de este país y podrás degustar una entrada de pan con pebre.

En cuanto a los precios, en promedio podrás gastar unos $10 mil pensando en dos comensales y se encuentra abierto de lunes a viernes desde las 9 de la mañana hasta las 21 horas, mientras que los sábados y domingos cierran a las 14 horas.

Quienes lo han visitado aseguran que se trata de un verdadero museo, ya que es posible encontrar desde la portada de un periódico que anunciaba la Guerra del Pacífico, un fuelle, una tina de los tiempos salitreros, hasta antiguas máquinas de escribir.

Don Peyo

Ya en la capital, nos podemos encontrar con el restaurant Don Peyo en Lo Encalada 465, Santiago Centro.

Este local abre los días lunes, martes y miércoles desde las 12:30 del mediodía hasta las 23 horas, mientras que los jueves, viernes y sábados están disponible hasta las 12 de la noche y el domingo hasta las 5 de la tarde.

Con cuarenta años de trayectoria, este local se ha vuelto uno de los tradicionales del centro de Santiago.

Por ejemplo, una sabroza sopa de vacuno hecha con una plateada que se deshace al tocarla con la cuchara tiene un valor de $6.200.

Mientras espera que llegue este contundente plato, podrás probar también el típico pebre, aunque esta vez sobre las más ricas sopaipillas.

Donde Eladio

Ubicado en la fría Isla de Chiloé, este restaurant se ha convertido en el refugio favoritos de muchas personas que buscan capear el helado ambiente del exterior y su hambre.

Se dice que en esta ciudad los platos son grandes por costumbre y este lugar no es la excepción.

Puedes encontrarlo justo frente al mercado de Castro, a donde llegarás caminando en dirección hacia la Costanera.

El Roble

Ubicado entre las calles O'Higgins y Orompello, el restaurant El Roble ofrece sabrosos platos como tallarines a la boloñeza, lentejas con huevo, lomo al horno, merluza frita, pollo arvejado y cazuela.

La cajera y administradora del loca, Tamara Álvarez, contó al Diario Concepción que atienden «entre 150 y 200 personas, las que utilizan como medio de pago la Junaeb, Cheque restaurant y todo los tipos de pago. La atención es desde las 12.00 hasta las 16.30 o 17.00 horas, de lunes a sábado».

Variedades de cazuelas chilenas

Gracias a que Chile cuenta con una larga faja de tierra, la sopa típica se ha ido adaptando a los ingredientes que se pueden encontrar en cada zona.

Otra de las variedades más populares en Chile es la cazuela de vacuno, que se hace de una manera similar a la de ave, pero poniendo mayor atención a la cocción de la carne ya que es algo más complicada que la del pollo.

Choclo sobre fondo verde oscuro
Con el choclo es posible obtener la chuchoca que dará mejor sabor a tu cazuela.

Generalmente, se prefieren partes del vacuno que vienen con huesos para que la sopa quede mucho más sabrosa. Nos referimos, por ejemplo, a cortes como el tapapecho, el osobuco o el asado de tira.

Se recomienda dejar cocinar la carne, luego de haberla dorado, por unos 20 minutos junto al ajo y la cebolla picada y condimentos como el comino, el orégano, la pimienta y la sal, asegurándote de que el vacuno quede blando.

Sin embargo, en los poblados de la zona norte del país la carne de vacuno es reemplazada por la de otros animales típicos de estas regiones, como la llama o la alpaca, cuyas carnes presentan índices muy bajos de colesterol. Se suele utilizar la castilla de este animal o las patas para cocinar la sopa.

Además, en estos lugares el arroz suele ser reemplazado por quinoa, una semilla que no contiene gluten que se cultiva en la Cordillera de los Andes.

Otra versión de esta sopa chilena, muy valorada gastronómicamente, es la que se origina en el valle del Aconcagua, llamada cazuela nogada.

Cazuela de mariscos en olla
La sopa de mariscos es otra de las versiones preferidas en Chile.

Esta preparación, tal como se puede desprender de su nombre, consiste en una cazuela con nueces molidas en el caldo, acompañadas de papas.

Pero una de las más populares en todo el territorio nacional, gracias a que el mar está presente en todas las regiones de Chile, es la de sopa de mariscos, la que requiere de una preparación diferente a las que te mencionamos anteriormente.

Para preparar una cazuela de de mariscos para 4 personas, debes contar con los siguientes ingredientes:

  • 1 kilo de choritos en sus conchas
  • 1 kilo de almejas en sus conchas
  • 1 kilo de navajuelas en sus conchas
  • 1 taza de de vino blanco
  • 3 cucharas grandes de aceite
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharada de ají color
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 1 taza de porotos verdes
  • 4 hojas de repollo picado
  • 4 papas
  • Cilantro
  • Sal
  • Pimienta

Antes de comenzar, ten picada la cebolla en pluma, el diente de ajo picado de forma bien fina, la zanahoria rallada, los porotos verdes cortados en juliana, las papas peladas y cortadas en bastones y el repollo picado.

Ahora, pon a hervir 1 litro de agua junto al vino y agregar todos los mariscos, esperando que se cocinen hasta que abran las conchas.

Luego, retira de la olla los mariscos y despréndelos de sus conchas, dejando reservados los mariscos. Después, pasa el líquido que usaste para cocinar los mariscos por un colador y también resérvalo.

Posteriormente, pon a calentar aceite en una olla grande con ají color y sofríe la cebolla con el ajo a fuego medio, añadiendo orégano, sal, la zanahoria, la pimienta y continuar friendo por unos minutos más.

Finalmente, incorpora el líquido que utilizaste para cocinar los mariscos junto a porotos verdes, las papas, y el repollo, dejándolos a fuego medio hasta que las papas se encuentren blandas, cuando deberás agregar los mariscos reservados previamente.

Se recomienda servir a alta temperatura y con cilantro picado en la superficie del caldo.

Es un apoyo muy útil contar con una olla a presión para acelerar los procesos de cocción de los ingredientes.

Aprende a preparar una cazuela de albóndigas

Ingredientes

Para las albóndigas

  • 1/2 kilo de carne molida
  • 1 marraqueta
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de perejil
  • 1/2 diente de ajo picado
  • Comino
  • Pimienta
  • Sal

Para el caldo

  • 6 trozos de zapallo
  • 3 choclos
  • 6 papas grandes
  • 1 taza de arroz
  • 1 taza de porotos verdes
  • Cilantro
  • 2,5 litros de agua
  • Condimentos

Preparación

Primero que todo, debes poner los trozos de zapallo junto al choclo, el que debe ir cortado en 3 partes cada uno y las 6 papas grandes previamente partidas en dos y los porotos verdes en una olla. Agrega el agua y añade los condimentos que prefieras. Puede ser comino, pimienta o tu aliño favorito. También tienes la posibilidad de usar caldos en cubitos con el sabor que más te guste. Además, ponle sal a gusto. Cuando las verduras estén alcanzando su cocción al dente, es hora de agregar el arroz. Si alguna de las verduras ya está lista, es mejor que las retires de la olla para que no continúen su cocción.

En el caso de las albóndigas, lo primero que debes hacer es poner a remojar la marraqueta y luego estrujarla lo más posible. Después deberás juntarla con todos los otros ingredientes que corresponden a la receta de las albóndigas con el fin de integrarlos completamente. Una vez hecho esto, deberás formar las albóndigas. Como referencia, intenta hacerlas del tamaño de una nuez.

El paso siguiente es agregar un tercio de las albóndigas que te salieron al caldo y cocinarlas por unos 5 minutos, sacarlas y seguir con las que quedaron. Luego juntar todas las verduras y el caldo en el fuego para calentar todos los ingredientes.

Finalmente, sirve a alta temperatura en un plato hondo y añade cilantro a gusto.

Aprende a hacer unos sabrosos porotos granados.

Cazuela de chancho con chuchoca

Ingredientes

  • 1 kilo de pulpa de cerdo
  • 4 trozos de zapallo
  • 4 papas
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1/2 taza de chuchoca
  • 1 zanahoria cortada en cuatro trozos
  • 1 taza de verduras surtidas (arvejas, porotos verdes, etc.)
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de aceite

Preparación

Primero que todo, debes poner en una sartén la cebolla picada finamente, el diente picado de igual manera y el pimentón para sofreírlo. Antes de terminar, agrega el chancho y esperar a que se dore rehogándolo por unos minutos.

El siguiente paso es añadir el litro de agua y dejarlo cocinando por cerca de unos 20 minutos con el fuego más alto posible, luego de lo que tendrás que añadir el zapallo, las papas, la zanahoria, las verduras y los condimentos que quieras, como la sal y la pimienta a gusto.

Esperar otros 15 minutos mientras se sigue cocinando y, transcurridos, añade la chucha y esperar hasta que las papas estén cocidas.

Servir a alta temperatura en un plato hondo acompañado de lo que a ti más te guste.

La importancia de la chuchoca en la cazuela chilena

Gran parte de las sopas que se hacen en Chile van acompañadas de la chuchoca, un ingrediente de una textura y sabor inigualables que hacen del caldo más sabroso y "llenador".

La chuchoca no es más que una harina muy gruesa hecha del maíz, para lo cual se escoger los choclos que ya tienen cierta madurez. Estos se dejan sancochando, es decir, cocinando sin que llegue a su punto de cocción.

Posteriormente, este choclo se debe dejar al sol para que se seque, tras lo cual se procede a desgranarlos y molerlos, ya sea en una piedra de moler o en un molinillo.

Para lograr una chuchoca mucho más limpia, se aconseja cortar los granos del choclo primero para después dejarlos en el sol.

Esta harina gruesa resulta ser el derivado del maíz con más contenido de proteínas de calidad y se suele usar para, además de acompañar caldos y cazuelas, en carnes, papas y otras preparaciones.

Papas en las manos
Las papas son uno de los ingredientes principales para esta preparación criolla.

Se encuentra muy presente en la cultura popular de nuestro país. De hecho, es utilizada en algunas frases típicas, como «te gusta la chuchoca», en relación a que alguien disfruta andar de fiesta en fiesta o cuando gustan de hacer bromas a las otras personas.

La cazuela en otros países

Si bien la cazuela es un plato representativo de la gastronomía chilena, gracias a su transversalidad y a que se puede encontrar en diversas partes de nuestro país, elaborada con productos de cada zona, no es una comida que solo se encuentra en esta larga y angosta faja de tierra.

Otro país en el que podemos encontrar esta típica sopa es en Perú. En el país vecino, esta elaboración gastronómica se suele preparar, además de los ya conocidos papas, choclo y zapallo, con pescado, cordero o ratón de la selva.

Por su lado, en territorios ecuatorianos también podemos comer este plato, aunque aquí solo se hace en base a mariscos., los que se cuecen dentro de un horno acompañados de una masa hecha con plátanos verdes. Se le añade, también, un sofrito hecho de cebolla, tomate, ajo y otros aliños. Todo esto se acompaña con arroz blanco.

Los acompañamientos de una rica cazuela

Generalmente, la cazuela chilena se sirve como plato único o plato de fondo, acompañado por diferentes tipos de entradas

Es muy común que los restaurantes de cocina chilena ofrezcan unas ricas sopaipillas como plato de entrega que se puede acompañar con un picante pebre.

También es muy típico, como plato de entrada o como ensalada posterior a la sopa incluir ensalada chilena, compuesta por tomate y cebolla o alguna otra preparación fresca, como ensalada de lechuga.

¿Necesitas un/a profe de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.