El Graduate Management Admission Test (GMAT) es un test adaptativo computarizado (CAT) que busca evaluar tus tanto habilidades matemáticas como tu dominio del inglés.

La prueba está completamente hecha en lengua inglesa y está destinada a los procesos de admisión de gestión de posgrado en Escuelas de Negocios y Administración en distintos países del mundo, además de convertirte en un buen candidato para la obtención de becas que te ayuden a realizar tu experiencia académica.

Realizarla puede abrirte muchas puertas, considerando que más de 2.000 escuelas de negocios a nivel mundial reconocen en GMAT como un examen válido para tu ingreso a maestrías, postgrados, master, etc.

Si bien en el presente artículo nos dedicaremos a explicar el GMAT, no olvides que si tus intereses académicos de pregrado están en Chile,es necesario rendir la PSU para poder postular a alguna universidad. El contenido de la PSU de matemáticas engloba todo lo estudiado durante la enseñanza media en Chile, y suele ser la más solicitada en ponderación para carreras relacionadas con la ingeniería, la salud y las ciencias naturales.

¡No te quedes sin estudiar para la prueba y prepárate hoy mismo para la PSU!

Conoce a aquí a algunos profesores de matematica primero medio.

¿Qué es el GMAT?

El Graduate Management Admission Test es una prueba que evalúa tus potenciales habilidades en estudios de gestión y administración, principalmente en el extranjero. Junto con evaluar tus conocimientos de inglés y matemáticas, a través de la escritura analítica y capacidad de resolver problemas, el GMAT pone a prueba tu dominio y buen uso de técnicas y estrategias específicas vinculadas a el éxito y gestión empresarial.

Los desafíos que te propondrá la evaluación para medir estas habilidades serán presentados a través del manejo de datos, lógica y habilidades de razonamiento crítico. Si quieres convertirte en un buen matemático esta prueba es para ti.

Rendir el GMAT Chile
El examen se puede rendir un máximo de 5 veces al año

El GMAT tiene tres secciones y toma aproximadamente 4 horas.

Temario examen GMAT
Las preguntas del examen tratan de matemáticas aplicadas a los negocios

Revisemos las secciones que componen la prueba:

  1. Sección de escritura analítica: consiste en redactar un ensayo. A partir del escrito se evalúa la capacidad de interpretar y analizar datos, así como la lógica de los supuestos y conclusiones que se ofrecen.
  2. Sección cuantitativa: en esta sección se evalúa el razonamiento lógico y matemático a través de dos secciones: resolución de problemas (aritmética, álgebra y geometría) y suficiencia de datos (analizar los datos entregados y evaluar su factibilidad para la resolución del problema que se presenta).
  3. Sección verbal: aquí se mide la capacidad de razonamiento crítico, comprensión de lectura y dominio de inglés.

La inscripción para el examen se hace en el sitio web de GMAT.

Anticipando el desarrollo de la evaluación, estas son algunas que te servirán para prepararte:

  • El puntaje mínimo para aprobar el GMAT son 200 puntos, mientras que el más alto es de 800.
  • Al finalizar el test, la persona que lo ha rendido recibe un resultado extraoficial de las secciones verbal y cuantitativa, que le permitirán darle una idea de su desempeño.
  • El puntaje oficial es enviado por email hasta 20 días después de haber dado el examen, por lo que debes estar atento a tus canales de comunicación.

Quienes han rendido la PSU de ciencias son quienes generalmente dan el GMAT, pues tienen una formación que les hace estar más familiarizados con los contenidos y por tanto, mejor preparados para enfrentar una prueba matemática de esta naturaleza.

El puntaje que obtengas en el GMAT es decisivo al momento de postular a algún postgrado o máster como el MBA (Master of Business Administration). Por lo tanto, si estás pensando en cursar alguno, debes esforzarte en sacar el mayor puntaje posible y asegurarte un cupo en el programa de tus sueños.

Escalímetro de madera
¿Tienes necesidad de revisitar los contenidos de la enseñanza media? No dudes en volver a los básicos para prepararte para el GMAT

¿Tus hijos presentan competencias para los números? Revisa esta información sobre matematicas segundo basico.

¿Para qué sirve el GMAT?

Primero que nada, debes recordar que el GMAT no es una prueba de IQ o coeficiente intelectual. Muchos estudiantes y postulantes suelen relacionar los resultados de la evaluación con su propio valor intelectual, pensando que no son lo suficientemente inteligentes cuando el resultado no es el que se esperaban.

Esto es un gran error. La prueba GMAT mide y refleja tus habilidades de razonamiento actuales, las cuales pueden ser sustancialmente mejoradas en el tiempo si practicas y te entrenas.

La manera de enfrentar esta prueba es aprendiendo a razonar más que a resolver. Comprender esta diferencia será fundamental para rendirla preparado tanto en lo que respecta a contenidos, como a la serenidad mental y psicológica que requiere una prueba compleja.

Dicho esto, la finalidad del GMAT es funcionar como un punto de referencia para escuelas y empresas de negocios.

¿Has pensado en tomar clases de matematicas?

Las mejores Escuelas de Negocios del mundo reciben postulaciones de personas con todos los historiales académicos, y de distintos rincones del planeta.

Laptop con datos financieros
¿Sueñas con entrar a una gran Escuela de Negocios? El GMAT es el punto de referencia que utilizan las escuelas de posgrado para medir estudiantes con distintos orígenes formativos

El GMAT actúa entonces como una medida estandarizada, que permite hacer una evaluación primaria de los candidatos.

Los resultados permiten saber cómo es capaz un candidato de razonar en comparación al resto de la población.

Un puntaje de 600 puntos dirá a tus evaluadores que tienes la misma capacidad de razonamiento que el 50% de la población y, cuando alcanzas los 700 puntos, demuestras habilidades superiores al 90%.

¿Qué habilidades mide el GMAT?

Cuando hablamos de capacidad de razonar, nos referimos fundamentalmente a cuatro competencias:

  1. Razonamiento cuantitativo: La capacidad de razonar usando números. Por ejemplo, detectar la cantidad mayor entre dos números, identificar cuando un entero está sobre una recta numérica, qué proporción es una cantidad de otra y, la más interesante de todas, si la pregunta puede ser respondida en absoluto o no.
  2. Pensamiento crítico: La habilidad de comprender hechos y evidencia. Esta competencia te pide determinar qué tan bien son presentados o elaborados los argumentos para hacer una afirmación.
  3. Evaluación de argumentos: Similar a la competencia anterior, esta medida busca analizar qué tan apto eres para identificar y analizar una premisa, una suposición y una conclusión.
  4. Expresión de ideas complejas: La cuarta competencia es medida en las sección de escritura analítica y corrección de oraciones. En esta segunda sección, te preguntarán por el significado pretendido de una determinada oración, para posteriormente elegir los postulados que mejor logren transmitir esa idea.

¿Cómo funciona el GMAT?

Como te mencionamos en un comienzo, el GMAT es un test “adaptativo computarizado”, y tiene una particularidad: se adapta a cada nivel.

Funciona de la siguiente forma: cada una de las dos grandes secciones empiezan con una pregunta de nivel intermedio. Esta pregunta busca medir tu nivel, entonces, si tu respuesta es correcta, la pregunta que sigue tendrá un nivel de dificultad mayor, en cambio, si te equivocas, la siguiente será más fácil (el aumento o disminución de la dificultad también se verá reflejada en tu puntaje final).

De esta forma, el programa establecerá el nivel en que estás y te avaluará conforme a ello.

Hola de cálculos arquitecto
Si estudiaste arquitectura o ingeniería en el pregrado, dar el GMAT podría darte grandes oportunidades de consecución de estudios superiores en el extranjero

Cómo lograr una buena preparación para el GMAT

Crear estrategias

El GMAT es un test que se adapta a cada nivel, donde por cada respuesta correcta la siguiente aumenta su complejidad. A partir de esta información, puedes crear una estrategia que te ayude a sacar la mayor puntuación posible dependiendo del nivel en el que te posicionas.

Te aconsejamos que prestes especial atención a las primeras 10 preguntas, que son las que irán determinando tu nivel, y que administres el tiempo que le otorgas a las preguntas fáciles y a las más difíciles, todo esto influirá en el nivel de complejidad en que el GMAT determine que debas resolver la prueba.

También es bueno que logres identificar cuáles son las preguntas catalogadas como “experimentales”, pues estas no tienen mucha puntuación, y si el tiempo se te hace poco, tal vez puedas optar por dejarlas al final o saltártelas (en este tipo de evaluaciones, resulta conveniente identificar qué partes dejar en blanco, porque están hechas para que los candidatos no alcancen a terminarla en su totalidad)..

También es importante que manejes todos los contenidos de enseñanza media en matemáticas.

Establecer horas de estudio

Si bien puedes rendir el GMAT hasta 5 veces al año, es un examen caro que cuesta  250 dólares americanos por cada vez que lo desarrollas. Claro, si su resultado es favorable para ti, puede abrirte puertas a muchas oportunidades, así que debes sacarle el máximo provecho a cada ocasión que tengas para rendirlo.

Es por esto que lo más aconsejable es que repases y no que llegues a rendirlo sin preparación, además de presentarte tranquilo, sereno y confiado en el esfuerzo que has hecho durante tus jornadas de estudio.

Lo que se recomienda es que estudies a diario durante 4 meses y que durante ese periodo, incluyas conocimientos de matemática básica, pues algunas preguntas del GMAT son similares a las de la PSU (como ves, siempre es bueno volver a los básicos para avanzar hacia los contenidos más complejos. Recordar las bases te servirá para desarrollar tus capacidades analíticas y de razonamiento cuantitativo).

Estudiar para el GMAT
El repaso y estudio previos son básicos si vas a rendir el GMAT

Aprovecha los instrumentos a tu disposición

Hay muchos exámenes en internet que puedes hacer para practicar para antes de dar el GMAT. Esta es una buena forma de estudio, ya que te permite practicar desde tu computador o notebook y así familiarizarte con el método de la prueba. Esto hará que trabajes con más precisión el día de la prueba y que te sientas con más confianza.

¡Aprovecha los simulacros y pruebas gratuitas disponibles en internet! Encontrarás mucha información con tips adicionales que van al detalle de cada uno de los tipos de pregunta, y que te facilitarán ejemplos para darte una buena noción de cómo será el verdadero día de la prueba.

Preparar el GMAT con clases particulares

Otra opción para prepararte para el GMAT es hacerlo con ayuda de un profesor particular que te guíe y enfoque sus clases sólo en que obtengas una buena puntuación en el examen.

Trabajar en esta modalidad te permitirá contar con una opinión profesional y experiencia sobre tus puntos fuertes y débiles, además de proporcionarte un guía y un apoyo en caso de que enfrentes momentos de frustración o nerviosismo.

Es una buena alternativa considerando que necesitarás varios meses de preparación, pues te llama a ser constante, a destinarle tiempo todos días y tendrás alguien que te guíe y te enseñe estrategias para mejorar tus puntos débiles y asegurarse de que generes un hábito constante de estudio.

Claro está que no puede ser cualquier profesor particular. Debe ser alguien que domine matemáticas avanzadas y que esté familiarizado con el GMAT (existen, incluso, profesores especializados en la rendición de este importante examen).

Existen varias plataformas que ofrecen profesores expertos. Puedes recurrir a alguna institución privada que se especialice en ello o a páginas como Superprof, donde en el currículum puedes ver el nivel de especialización del profesor o profesora, evaluar si está capacitado para guiarte en la preparación del GMAT y acordar el enfoque que darán a las clases.

Recomendaciones si vas a dar el GMAT

Como en prácticamente casi todas las cosas de la vida, el mejor consejo que te podemos dar, es el de practicar.

Como has visto, puedes hacerlo de varias formas: resolviendo exámenes de prueba en internet, repasando contenidos que sabes que entran en la prueba, con la ayuda de un profesor o profesora particular, etc. En internet están disponibles GMAT corregidos, esto ayuda mucho a practicar.

Puedes proponerte resolver los ejercicios una y otra vez para así adquirir más rapidez y destreza en el desarrollo de la prueba e identificar bien cuáles son los puntos en que estás fallando.

Apóyate en otros estudiantes o postulantes que también vayan a rendir la prueba en tu misma fecha. Recuerda, ¡no es una competencia! El apoyo entre pares siempre será beneficioso en tu preparación y lograrás obtener mejores resultados si trabajas en equipo.

Estudiante carga libros
¡Aprovecha todas las facilidades de estudio de las páginas especializadas en la preparación del GMAT! Encontrarás mucho contenido de calidad y gratuito para dar el máximo el día de la prueba

Identificar el nivel en que estás

Otra cosa muy importante a la hora de rendir el GMAT, es saber con claridad el nivel en que te encuentras. Puedes probar haciendo algunos ejercicios online que te guiarán al identificar el nivel en que te encuentras.

Si te encuentras por debajo del nivel que creías, hay 3 cosas que puedes hacer dependiendo del sector en que sea tu carencia:

  1. Bajo nivel en inglés: una solución rápida y práctica para subir tu nivel de inglés es tomar clases particulares que se enfoquen en trabajar tus puntos débiles. Apoyarte en un tutor de inglés te ayudará a superar este obstáculo de manera muy rápida y efectiva.
  2. Buen nivel de inglés pero falta lenguaje especializado: en este caso, debes aprender palabras concretas. Una buena forma es hacer un listado (ojalá escrito a mano) de las palabras que no conozcas y todos los días memorizar algunas. Escribir a mano es más eficiente para trabajar tu memoria y la comprensión de conceptos complejos. También te ayudará recitarlos en voz alta y tener tarjetas de estudio a la mano durante tus sesiones de práctica.
  3. Bajo nivel en el sector cuantitativo: en este caso deberás repasar los puntos débiles que tengas en matemáticas dependiendo de lo que hayas identificado, puede ser geometría, álgebra, etc. Insistimos, ¡retoma tus cuadernos de la enseñanza media! Te sorprenderá lo útil que puede resultar revisitar viejos métodos y contenidos de aprendizaje.

Utiliza exámenes reales para practicar

Examen de prueba GMAT
Los Practice Test son de mucha ayuda

Practicar con exámenes reales es un paso base si estás preparándote para el GMAT.

Son muchos los sitios de internet que brindan test de práctica. Aquí, por ejemplo, puedes inscribirte y descargar uno. Te recomendamos eso sí que evites el sitio web Kaplan, pues no es certera en la puntuación que otorga. Esto te entregará una idea errónea del nivel en que estás y de la preparación que necesitas.

Si te organizas y eres constante, puedes estimar 200 horas de estudio para ir aumentando 100 puntos a tu primer resultado.

Tips para mejorar la escritura analítica

  • Lee con frecuencia noticias en inglés: puedes seguir sus páginas en las redes sociales o suscribirte a sus blogs. De esta forma te familiarizarás con vocabulario formal y muchas veces técnico. Busca los medios especializados a través de aplicaciones de curatoría de noticias, será el modo más rápido y organizado de informarte mientras aprendes palabras clave y útiles en el mundo actual de los negocios.
  • Memoriza vocabulario técnico y propio de ensayos: no olvides palabras que agregaran naturalidad a tu escrito, como moreover (además) o nonetheless (sin embargo). Esto aumentará tu puntaje y demostrará una habilidad más avanzada de conexión de conceptos e ideas.
  • Practica escribir con teclado: el escribir rápido puede ahorrarte preciados minutos a la hora de rendir el examen. ¡Cada minuto cuenta! Especialmente considerando la naturaleza extensa de la prueba y la dificultad para completarla, tanto por complejidad como por extensión. Aprovecha y saca ventaja de esto.

Tips para la sección de selección múltiple

  • Destina mayor cantidad de minutos a las preguntas del comienzo, pues por lo general son decisivas. De esta forma, el Sistema Adaptativo Computarizado evaluará tu examen según la cantidad de respuestas buenas que tengas seguidas.
  • Responde todas las preguntas. Si no tienes seguridad, puedes responder por descarte. ¡Deja este mecanismo para el final de la prueba! De este modo, te asegurarás de responder aquellas preguntas en que tienes más certeza y te sientes más confiado.
  • Ten claro el vocabulario matemático básico y el que se refiere a las finanzas. Esto evitará que te equivoques en alguna respuesta por no haber entendido la pregunta. Practicar con pruebas pre existentes te ayudará a desarrollar esta habilidad y capacidad de reconocer los conceptos clave.

Tips para la sección verbal

  • Lee las preguntas antes que el texto, esto te ayudará a ir respondiéndolas a medida que lees y ahorrar preciosos segundos.
  • Familiarízate con el inglés: ve películas de lengua inglesa sin subtítulos, escucha canciones, lee artículos, libros, etc. Mientras más integres este idioma a tu vida, más fácil se te hará ponerlo en práctica.
  • El inglés, afortunadamente, está presente en todas partes y es parte fundamental de nuestra cultura pop. ¡No hay razones para no entregarle un mayor protagonismo en tu vida cotidiana! Seleccionando con un poco más de cuidado y atención los contenidos y entretenimiento a los que te expones cotidianamente, podrías lograr un verdadero cambio de hábitos que te sea útil a la vez que te distraes de las materias formales de la prueba.

¡Te deseamos el mayor de los éxitos rindiendo el Graduate Management Admission Test!

Si cursaste una carrera matemática y no tienes seguridad de a qué dedicarte en el futuro, o si por el contrario, este examen siempre estuvo dentro de tus planes, todos los tips e indicaciones aquí entregados de seguro te servirán para sentirte preparado y tranquilo en la rendición de este examen tan importante para tus estudios y tu futuro como profesional.

Estamos seguros de que tendrás un excelente desempeño y no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesores particulares para mejorar tu inglés, perfeccionar tus habilidades cuantitativas o prepararte con un instructor especializado en la prueba GMAT.

¿Necesitas un/a profe de Matemática?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 2 voto(s)
Loading...

Mariana

Periodista y redactora creativa.