Con la llegada de las grandes tiendas y la ropa de bajo costo que se puede conseguir en ellas, el oficio de la sastrería y la costura se ha visto perjudicado. Sin embargo, en la actualidad son cada vez más las personas que prefieren promover los emprendimientos medianos o pequeños antes que las grandes cadenas del retail.

Esto ha provocado que el mundo de la costura, la sastrería, las modistas y modistos y la confección se encuentre en pleno proceso de redescubrimiento, en personas de todos los géneros y todas las edades.

Si bien, a consecuencia de diferentes aspectos culturales de la sociedad chilena, el mundo de la costura ha estado reservado en su mayoría a las mujeres, durante el último tiempo los hombres también han comenzado a interesarse por esta área, dejando de lado los prejuicios.

Además, aprender sobre costura entrega una serie de beneficios en diversos ámbitos de la vida que son muy útiles en la inserción social y laboral. Permite el desarrollo de mejores capacidades espaciales, de organización, de creatividad, de autoconfianza, entre muchos otros aspectos.

¿Quieres iniciarte en el mundo de la costura? ¿Necesitas solamente aprender a coser esas pequeñas rasgaduras y los botones que se salen? ¿Deseas convertirte en el próximo diseñador o diseñadora de modas? Empieza cualquier proyecto de la mejor forma con un curso de costura que te ayudará a conocer las herramientas necesarias para desarrollarte en este mundo.

Es importante saber cuáles son las clases más adecuadas para ti y a qué precios puedes encontrarlas. Para esto hemos preparado el siguiente artículo. ¡Así que vamos a ver!

Las características que debe tener un estudiante de costura

Cuando una persona decide aprender sobre costura, lo puede llegar a hacer por diferentes motivos.

Ya sea que te estés iniciando en el mundo de la costura o quieras profundizar conocimientos que ya tienes desde antes, puede que te motiven situaciones como dedicarte a la confección de ropa de forma profesional, ya sea como costurero o costurera o como modisto o modista. También están quienes desean diseñar sus propias prendas de vestuario, utilizando tu propia creatividad para elaborar prendas exclusivas, por ejemplo.

Otra posibilidad es que quieras adquirir los conocimientos necesarios para poder personalizar la ropa que usas a diario para darle un nuevo toque y estilo o, incluso, trabajar en un proyecto personal de gran importancia como la creación de un vestido de novia o cualquier otra prenda cuyo fin es utilizarlo en algún evento importante.

Dicho esto, podemos decir que la costura es una actividad que puede ejercer cualquier persona que cuente con las ganas y las energías de aprender algo nuevo y apasionante como es este mundo.

Eso sí, es esencial que las personas que quieran iniciarse en este mundo no le tengan miedo al trabajo manual, ya que la habilidad con las manos es una de las características más importantes.

Claro que para poder practicar la costura y la confección de ropa sin problemas es necesario contar con una serie de herramientas especiales que puedes encontrar en bazares y tiendas especializadas, tanto si quieres realizar un trabajo simple como si estás pensando en algo más complejo.

Trabajando con máquina de coser
Adquirir una máquina de coser es muy importante si quieres dedicarte a este mundo.

Por ejemplo, piensa en adquirir una máquina de coser. La marca más conocida es Singer, que ofrece modelos muy fáciles de manejar, incluso para quienes se encuentren en la etapa de principiante. También será muy útil contar con una máquina para bordar, patrones de costura que puedas seguir, un kit de costura que esté compuesto por agujas de diferentes tamaños y tipos, bobinas, dedales, tijeras y, algo que puede llegar a ser de mucha ayuda, un libro de costura en el que puedas consultar tus dudas cuando no tengas a un experto o experta cerca.

Si estás recién empezando, escoge libros de costura básica, que te entregue los conocimientos más simples primero para luego seguir con los más avanzados. No olvides que todo tipo de conocimiento adquirido adecuadamente debe ser progresivo.

Crea fundas para muebles o diferentes tipos de tapicería, ropa personalizada, disfraces, diseños propios, a medida y de moda. La costura es un arte creativo que puedes ejercer con mucha belleza.

Aprende costura de la mano de profesionales

Una de las mejores formas de aprender costura es a través de los diversos cursos que ofrecen diferentes escuelas y centros de talleres sobre este importante arte creativo.

En estos espacios se ofrecen clases y cursos a cargo de profesores y profesoras de gran experiencia en el mundo de la costura y la confección.

La mayoría de estos espacios están orientados a personas de todas las edades y los géneros, por lo que no hay excusas para comenzar tu camino al mundo de la moda.

Puedes encontrar talleres de costura y confección para niños y niñas, cursos sobre técnicas de tejidos, punto tricot, clases de verano para niños, niñas, adultos y adultas, cursos online de costura, semipresenciales, diseño de moda, desarrollo de patronaje industrial con o. sin confección, escalado industrial, técnicas de tejidos, modistería de danza, vintage, cosplay, profesional, o personalizada, etc.

Si cuentas con habilidades manuales entonces corres con ventajas, puesto que en el mundo de la moda es esencial saber trabajar bien con tus manos, como te comentábamos anteriormente.

trabajo manual de costura
En la costura se trabaja mucho con las manos, por lo que es esencial contar con esta habilidad.

Una vez estés seguro o segura de esto, será necesario que empieces a conocer algunos trucos que te servirán para la confección de tus diseños y es aquí donde entra la importancia de contar con una persona profesional, como las que se encuentran en las escuelas de moda, a la que puedas expresar y preguntar todas tus dudas y te enseñe los trucos básicos de este noble arte.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de costura?

Instituida como profesión o actividad recién a partir del siglo XIX, cuando ocurrían las grandes guerras del mundo, la costura tiene sus orígenes muchos años antes. De hecho, esta ha estado presente desde hace miles de años, desarrollándose y evolucionando durante todo este tiempo hasta convertirse en una de las profesiones femeninas más importantes del los albores del siglo XX.

Este carácter femenino de la actividad de la costura sigue estando fuertemente marcado hasta nuestros días, aunque los cambios culturales que se han estado generando durante las últimas décadas han hecho que cada vez sean más las figuras masculinas que se interesan por este mundo.

En una clase de costura, son contenidos casi imprescindibles aspectos tan básicos como la creación de patchwork, que en palabras simples se refiere a la superposición de telas termoadhesivas. También se enseña a hacer el forro de un vestido, poner un cierre o un ojal en una prenda de vestir, desarrollar diseños de ropa sin la ayuda de los patrones, entre muchos otros.

Además, deberás conocer y trabajar con diferentes tipos de costura, como la inglesa o la superpuesta, por ejemplo. Conviértete en diseñadora o diseñadora, modisto o modista, fabricante de ropa, entre otras actividades.

Si en algún momento sientes que es una profesión demasiado difícil y en los cursos no te están resultando las cosas, te recomendamos que seas persistente y no abandones fácilmente el camino a concretar tus sueños y metas. Pronto comenzarás a ganar confianza y mejorarán tus habilidades. Solo debes encontrar a los profesores o profesoras de costura que impartan las clases adecuadas para ti.

¡Es el momento de aprender!

El valor de las clases de costura en Chile

Cuando tienes el interés de aprender sobre costura, lo mejor es que recurras a un profesor o profesora que cuente con la experiencia y los conocimientos necesarios para iniciarte en este mundo.

Hacerlo de forma autodidacta también es un buen método, pero requiere de aptitudes especiales para no abandonar el proceso de aprendizaje de forma fácil.

Un profesor o profesora de costura podrá ayudarte cada vez que lo necesites, aclarándote las dudas que irán surgiendo durante tu aprendizaje y apoyándote en la ejecución de determinados diseños o confecciones.

Kit para la costura
Es importante que te hagas un kit para tus actividades de costura.

Aprender desde los conceptos más básicos hasta los más avanzados con clases de costura, con clases cuyos valores variarán de acuerdo a diferentes factores, como los siguientes:

  • El lugar en el que se quiere realizar el curso.
  • El tipo de clases de costura para niños y niñas, para adultos o adultas, clases particulares, grupales, etc.).
  • El tiempo que dura la clase y los talleres.
  • Cuántas sesiones semanales se llevarán a cabo.

Para que te hagas una idea, en la capital de Chile puedes encontrar clases de costura que en promedio tienen un valor de $10.154 por hora, mientras que en Valparaíso este valor es de $8.300. Asimismo, en Temuco puedes encontrar una clase a $20.000 la hora y en La Serena a $7.500.

Como ves, las tarifas varían mucho dependiendo de la ciudad en la que te encuentres, ya que en algunas hay mayor demanda que en otras, al igual que sucede con la oferta.

Aprende costura con clases particulares

Comenzar a conocer los conceptos y las técnicas más básicas de la costura bajo la supervisión y el apoyo de un profesor o profesora de costura particular es uno de los mejores métodos a los que puedes optar.

Sus clases son completamente personalizadas y puedes recibirlas en el lugar y a la hora que quieras.

En Superprof contamos con una gran variedad de personas dispuestas a compartir sus conocimientos sobre costura. Comienza ahora y no dejes tus metas y tus sueños en el mundo de la moda para después.

¿Necesitas un/a profe de Costura?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.