«Cultiva la flexibilidad. La vida está en continuo movimiento. La flexibilidad te permite adaptarte al movimiento de la vida. Te permite reaccionar con precisión ante un imprevisto, ante una actitud de los demás que te sorprenda» - Frédéric Lenoir

El yoga te suele hacer trabajar tres áreas esenciales si lo practicas de forma regular: la mente, el cuerpo y el espíritu. Y entre los mayores beneficios del yoga está la flexibilidad. Sí, la práctica del yoga permite trabajar la elasticidad del cuerpo. 

Una elasticidad que, tanto en la columna como las piernas, desarrolla los músculos y las articulaciones. Pero sobre este tema, ya seas principiante o tengas más experiencia, pueden surgir muchas preguntas. Es por ello que es conveniente comprender y asimilar las cuestiones que plantea la flexibilidad.

Entonces, ¿cómo puedes ser más flexible con el yoga? ¿Es un objetivo en sí mismo? ¿Cuáles son las mejores posturas para flexibilizar el cuerpo? ¡Respondemos a todas estas preguntas y más!

Los/las mejores profesores/as de Yoga que están disponibles
Marisol
5
5 (12 opiniones)
Marisol
$16.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Isis
5
5 (11 opiniones)
Isis
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Macarena
5
5 (8 opiniones)
Macarena
$17.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Angélica
5
5 (14 opiniones)
Angélica
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Francisca
5
5 (10 opiniones)
Francisca
$7.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dany
5
5 (19 opiniones)
Dany
$17.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Macarena
5
5 (9 opiniones)
Macarena
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alisson
5
5 (6 opiniones)
Alisson
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Marisol
5
5 (12 opiniones)
Marisol
$16.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Isis
5
5 (11 opiniones)
Isis
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Macarena
5
5 (8 opiniones)
Macarena
$17.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Angélica
5
5 (14 opiniones)
Angélica
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Francisca
5
5 (10 opiniones)
Francisca
$7.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dany
5
5 (19 opiniones)
Dany
$17.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Macarena
5
5 (9 opiniones)
Macarena
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alisson
5
5 (6 opiniones)
Alisson
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Aquí vamos

¿Hay que ser flexible para hacer yoga?

flexibilidad yoga
La flexibilidad y el yoga a menudo van de la mano, pero ¿a qué precio?

Es fundamental saber distinguir el yoga de la práctica del pilates o la gimnasia. A través de las asanas (posturas), la práctica del yoga te permite desarrollar cierta serenidad y el concepto del «dejarse llevar». Pero algunas personas pueden ver esta disciplina como un reto.

Con esto en mente, podemos preguntarnos si es necesario ser flexible para hacer yoga. Concretamente, la respuesta es no, pero ojo, hay algunas cosas importantes que debes saber.

En primer lugar, es importante saber que la flexibilidad no es un objetivo en sí mismo y no te permite disfrutar más de los beneficios del yoga. Sin embargo, parece obvio que puede imponerse como un elemento útil para ir más allá en determinados movimientos, determinadas posturas.

Y como no todo el mundo es superflexible, hay que decir que no todo el mundo tiene la misma disposición a la hora de hacer la postura de la pinza, ¡por ejemplo! Y la gran ventaja de todo esto es que no, no es necesario ser flexible para hacer yoga, pero se puede trabajar la flexibilidad.

El yoga es un deporte con el que podemos mejorar poco a poco la flexibilidad mediante asanas concretas y una respiración adaptada. Efectivamente, saber respirar bien es fundamental para realizar de forma más fácil ciertos movimientos y para comprender mejor lo que nos dice nuestro cuerpo. Porque al final, para ganar flexibilidad en el yoga también y sobre todo hay que saber escucharse a uno mismo.

Los 10 mejores ejercicios para mejorar tu flexibilidad con el yoga

ganar flexibilidad yoga
Puedes trabajar la flexibilidad en yoga, tanto con clases en grupo como con vídeos.

Ser flexible no es obligatorio para empezar a hacer yoga, pero puede ayudar a hacer mejor determinadas posturas. De todas formas, algunas de ellas son los ejercicios perfectos para ganar flexibilidad. Mejorar también implica saber adaptar una secuencia y el tipo de yoga que practicas.

Por eso es importante conocer las posturas si no sabes cómo trabajar la flexibilidad en el yoga. Aquí tienes una buena selección de ellas:

  • La cobra: en el suelo (¡sobre una esterilla de yoga, por supuesto!), túmbate boca abajo y levanta el pecho con los antebrazos. Una postura sencilla para mejorar la flexibilidad.
  • La pinza sentada: para hacer esta postura, hay que sentarse y tocarse la punta de los dedos de los pies con las manos. La respiración es muy importante. ¡Cuidado, no te fuerces!
  • La vela: es una postura muy conocida que se realiza tumbándose en el suelo y estirando las piernas hacia el techo, sosteniéndonos la espalda con las manos.
  • La mariposa: una postura que se realiza haciendo la postura del loto, pero con las plantas de los pies juntas, tras lo cual intentamos bajar las rodillas al suelo. ¡Flexibilidad garantizada!
  • El perro boca abajo: postura en la que se forma una V invertida con el cuerpo, sobre una esterilla de yoga. Ideal para relajarse al mismo tiempo.
  • El perro boca arriba: es igual que la cobra, excepto que también hay que levantar la pelvis. Sirve para estirar las extremidades y ejercitar la fuerza.
  • La cara de vaca: partiendo de la postura del loto, levanta la mano opuesta a la rodilla que está más alta y dobla el brazo para ponerla en la espalda. Dobla también el otro brazo por debajo y une ambas manos en la espalda. No hay que olvidarse de respirar bien.
  • La paloma: a cuatro patas, lleva la rodilla izquierda hacia adelante, coloca la pierna derecha hacia atrás y siéntate sobre ella, ¡siempre con cuidado!
  • El gato: de rodillas, inclínate un poco hacia adelante apoyándote en los brazos. Al inhalar, encorva la espalda y baja la cabeza. Al exhalar, endereza la espalda y sube la cabeza.
  • El árbol: la postura consiste en apoyarse sobre una pierna de pie y se trabaja tanto la flexibilidad como el equilibrio. ¡La postura ideal para un yogui principiante!

Todas estas posturas son ideales para ganar flexibilidad y tonicidad, pero hay que tener cuidado de realizarlas correctamente para no hacernos daño o simplemente que no resulten efectivas. ¡Así que aquí tienes algunos errores que no debe cometer durante tus sesiones de yoga para ganar flexibilidad!

Los errores que debes evitar al ganar flexibilidad con el yoga

flexibilidad yoga principiantes
Al igual que todas las disciplinas deportivas, el yoga tiene sus trucos para trabajar mejor la elasticidad del cuerpo.

Si te interesa el tema, debes tener en cuenta que hay ciertos errores que no debes cometer para trabajar la flexibilidad en el yoga. Errores que, si ocurren con demasiada frecuencia o con demasiada intensidad, pueden incluso provocar lesiones graves.

Uno de esos errores ya lo hemos comentado: ¡creer que hay que ser flexible! Como ya sabes, para hacer yoga no es obligatorio tener una flexibilidad increíble. Con las clases de yoga (o vídeos de YouTube), poco a poco las asanas te permitirán trabajar la flexibilidad y conocer mejor tu cuerpo. ¡No hay necesidad de predisposiciones! Así que, no te presiones, el yoga lo puede practicar todo el mundo, sea cual sea tu condición física.

Otro error relacionado con la flexibilidad es obligarte a ser flexible. Cuando hagas las distintas posturas, como la pinza, recuerda que no debes forzarte porque te podrías hacer daño. La flexibilidad se mejora poco a poco, por lo que no quieras mejorarla desde la primera sesión. Escucha tu cuerpo, tómate el tiempo necesario para sentir tu cuerpo y tu mente, ¡y mejorarás!

También puedes sentir la tentación de compararte con los demás, sobre todo si vas a clases de yoga en grupo. Esa persona llega a tocarse los dedos de los pies, esa persona hace mejor que yo este ejercicio… Estos pensamientos solo sirven para desanimarte y llevarte a cometer los dos errores anteriores.

Lo importante en la práctica del yoga es confiar en ti mismo, comprender lo que te dice tu cuerpo y, sobre todo, no querer alcanzar el nivel de flexibilidad de otra persona. La flexibilidad no se mejora de un día para otro, ¡solo se necesita un poco de trabajo y paciencia para lograrlo!

Por último, es fundamental respirar bien, ya que es un elemento esencial para hacer correctamente determinadas posturas de flexibilidad. De hecho, si no respiras correctamente inhalando y exhalando cuando es necesario, será más fácil que te hagas daño y que hagas un movimiento incorrectamente.

Así, entre los ejercicios de respiración y las posturas, ¡podrás trabajar tu flexibilidad con el yoga!

¿Y si pruebas nuestras clases de yoga online? ¡La primera es gratis!

Yoga: ¿qué rutina de estiramiento adoptar?

mejorar flexibilidad yoga
Día tras día, los músculos del cuerpo se vuelven más flexibles con una buena rutina.

Para que funcione, debes recordar que hay que practicar de forma regular, con una rutina de estiramientos de yoga, por ejemplo.

De hecho, estirar mejor día tras día te permitirá estar más cómodo durante una clase de yoga y, simplemente, ser más flexible. Desde el Hatha yoga hasta el Iyengar, pasando por el Kundalini, es necesario crear una rutina de ejercicios de yoga. Pero ¿cómo hacerlo? Aquí tienes algunos pasos clave:

  • Dedica un tiempo determinado a la práctica de estiramientos, por ejemplo, 20 minutos al día, reservados solo para ti mismo.
  • Dale una intención a tu sesión de estiramientos de yoga: ponte metas, repite algún mantra, haz reflexiones personales. Por ejemplo, puedes ponerte como meta tener un buen día, poder respirar mejor, etc. Así podrás darle una intención a tu rutina.
  • ¡No te olvides de respirar! El pranayama (respiración) es, nuevamente, un gran apoyo para disfrutar haciendo tu rutina todos los días.
  • No te fuerces, dosifica los estiramientos y escucha tu cuerpo a lo largo de los días para dejarlo descansar cuando lo necesites.
  • Diversifica las posturas según el día. Aunque con bastante frecuencia las posturas de flexibilidad se realizan en el suelo, investiga un poco sobre todas las opciones. ¡Puede que te sorprendas!

Como ves, la flexibilidad y el yoga son una buena combinación. Apoyándote en elementos cruciales como respirar bien y escuchar tu cuerpo, podrás desarrollar la elasticidad mientras disfrutas de los beneficios internos del yoga.

Ya estás listo para tumbarte sobre una esterilla de yoga y ganar flexibilidad. ¡Es tu turno!

>

La plataforma que conecta a profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntualo!

5.00 (1 nota(s))
Loading...

Bárbara