El funcionamiento del sistema tributario es algo que todo ciudadano o ciudadana debería conocer, puesto que es parte importante del funcionamiento y la administración de todo un país.

Debido a que cada país cuenta con sus propios ordenamientos jurídicos y particularidades, nos encontramos con diversos tipos de sistemas tributarios que difiere entre cada nación. En algunos casos, determinados bienes y servicios significarán una tributación mayor o menor de acuerdo a cada reglamento, aunque también nos podemos encontrar con ciertas similitudes.

Debido a las características comunes que se pueden observar en algunos países es que los estudios de estos han hecho una clasificación de tipos de sistemas tributarios.

Desde el punto de vista de la doctrina europea, existen los siguientes tipos de sistemas tributarios:

  • Racionales e Históricos: en este caso, se pone atención al origen del sistema impositivo que impera en el país. Los primeros se refieren a aquellos que son el resultado de un trabajo legislativo que consideró todo el ordenamiento para llegar a tales resultados, mientas que los históricos son, precisamente, el resultado de un proceso que se produjo a lo largo de los años de existencia del país.
  • Europeos y latinos: cuando vemos un sistema donde predomina el producto o rendimiento que una cosa debería genera, se trata de un sistema latino, mientras que en los ordenamientos tributarios europeos, desde el punto de vista de la doctrina desarrollada en Europa, lo que se toma en cuenta principalmente es la situación en la que se encuentra el o la contribuyente.
  • Óptimos y no óptimos: estos se analizan a partir de los principios que rigen cada sistema de tributos e impuestos y cómo estos se concretan realmente.

¿Cómo es el sistema tributario chileno? ¿En qué clasificaciones cae el ordenamiento impositivo de nuestro país? ¿Qué tributos e impuestos existen en Chile?

A continuación, te mostraremos todos los detalles del sistema de impuestos en Chile.

¡No esperes más y vamos a averiguarlo!

Los/las mejores profesores/as de Contabilidad que están disponibles
Daniel
4.9
4.9 (13 opiniones)
Daniel
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Felipe
5
5 (8 opiniones)
Felipe
$9.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jairo
4.9
4.9 (10 opiniones)
Jairo
$12.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ingry
5
5 (20 opiniones)
Ingry
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Roselyn
5
5 (10 opiniones)
Roselyn
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leyci
5
5 (4 opiniones)
Leyci
$9.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan
4.7
4.7 (3 opiniones)
Juan
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Magda beatriz
5
5 (7 opiniones)
Magda beatriz
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Daniel
4.9
4.9 (13 opiniones)
Daniel
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Felipe
5
5 (8 opiniones)
Felipe
$9.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jairo
4.9
4.9 (10 opiniones)
Jairo
$12.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ingry
5
5 (20 opiniones)
Ingry
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Roselyn
5
5 (10 opiniones)
Roselyn
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leyci
5
5 (4 opiniones)
Leyci
$9.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan
4.7
4.7 (3 opiniones)
Juan
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Magda beatriz
5
5 (7 opiniones)
Magda beatriz
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Aquí vamos

El sistema tributario en Chile

Siguiendo la línea de la clasificación planteada en la introducción de este artículo, Chile cuenta con un sistema de tributos de carácter racional en el que predomina la vertiente latina y se le ubica dentro de los ordenamientos parcialmente óptimos.

Frase sobre impuestos en inglés
Cada país cuenta con un sistema de contribuciones particular.

En nuestro ordenamiento jurídico, contamos con el DL 825, decreto ley que contiene los principales impuestos que se deben pagar en Chile. Entre estos, los impuestos predominantes son aquellos que gravan los bienes y servicios, representando más de la mitad del total de tributos que se consideran en esta norma, mientras que le siguen los impuestos a la renta, establecido en el DL 824, con un 40% de participación en el total de la recaudación. El 10% restante se reparte entre los otros tipos de tributos.

En nuestro sistema administrativo, es el Presidente o Presidenta de la República quien tiene la atribución exclusiva de presentar proyectos legislativos referentes al sistema tributario, que luego serán discutidos por el Congreso Nacional, donde se podrá modificar el contenido, rechazar o aprobar, para luego ser promulgado como ley vigente a través del Diario Oficial.

La administración tributaria de nuestro país recae, principalmente, en el Ministerio de Hacienda. Esta cartera cuenta con tres instituciones subordinadas cuyo objetivo es administrar, precisamente, los tributos e impuestos que llegan a las arcas fiscales. Son los siguientes:

  • Servicio de Impuestos Internos (SII): este servicio de carácter público está dedicado, como su nombre lo indica, a fiscalizar y aplicar todo impuesto de carácter interno del país. Es decir, quedan excluidos de su jurisdicción tributos como los aranceles aduaneros.
  • Servicio Nacional de Aduanas: esta institución es la encargada de aquellos aranceles de carácter externo. Su atribución principal es la fiscalización del pago de tributos fiscales de todos los productos importados. Desde los derechos aduaneros hasta el IVA de sobre todo los productos que ingresan a nuestro país. Ahora bien, cabe hacer la salvedad de que en Chile las exportaciones no se ven gravadas por un impuesto propiamente tal, sino que se ha desarrollado un sistema de franquicias que van en favor de cada persona que contribuye. Esto quiere decir que es posible recuperar el IVA gravado sobre los bienes y servicios.
  • Tesorería General de la República (TGR): además de ser la entidad encargada de recibir los pagos de los impuestos junto a otro tipo de ingresos fiscales (algo que actualmente también se puede hacer de forma online o en otras instituciones financieras), entre sus responsabilidades está llevar a cabo los cobros judiciales y extrajudiciales de las deudas de contribuyentes. Una vez que los giros han sido emitidos y posteriormente notificados por SII, la Tesorería deberá realizar los respectivos cobros.

Legislación tributaria chilena: las normas que rigen el pago de los impuestos en nuestro país

No siempre el principal cuerpo normativo de un país, la Constitución, establece expresamente la normativa relacionada con el sistema tributario. En el mundo existen diversos ejemplos de naciones que han declarado claramente cómo debe funcionar este sistema. Entre estos, podemos mencionar a Bolivia, Colombia, Ecuador y España.

Por ejemplo, en la Constitución Española vemos que en el Artículo 31 se indica de forma explícita que «todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio», mientras que «la potestad originaria para establecer los tributos corresponde exclusivamente al Estado, mediante ley. Las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales podrán establecer y exigir tributos, de acuerdo con la Constitución y las leyes» (Artículo 133).

Asientos de un congreso
En Chile, los temas relacionados con el sistema tributario son de exclusiva responsabilidad del Presidente o Presidenta de la República.

Este no es el caso de Chile, aunque algunos y algunas expertas creen que debería ser parte del nuevo texto constitucional. De la actual Constitución Política de la República (que se espera sea derogada dentro de los próximos meses) se pueden extraer los principios a los que debe ajustarse la normativa tributaria.

De esta manera, en su artículo 19, inciso 20º, la Constitución Política de la República de Chile, establece: «La igual repartición de los tributos en proporción a las rentas o en la progresión o forma que fije la ley, y la igual repartición de las demás cargas públicas.
En ningún caso la ley podrá establecer tributos manifiestamente desproporcionados o injustos.
Los tributos que se recauden, cualquiera que sea su naturaleza, ingresarán al patrimonio de la Nación y no podrán estar afectos a un destino determinado.
Sin embargo, la ley podrá autorizar que determinados tributos puedan estar afectados a fines propios de la defensa nacional. Asimismo, podrá autorizar que los que gravan actividades o bienes que tengan una clara identificación regional o local puedan ser aplicados, dentro de los marcos que la misma ley señale, por las autoridades regionales o comunales para el financiamiento de obras de desarrollo».

¿Cuáles son los impuestos que existen en Chile?

Los principales impuestos en nuestro país se clasifican en dos tipos: los que se aplican a las rentas de capital (Impuesto de Primera Categoría) y aquellos que gravan las rentas del trabajo (Impuesto de Segunda Categoría). El primero va dirigido a personas de carácter jurídico, principalmente, mientras que las «sociedades de hecho» también son parte de su responsabilidad. El segundo se aplica sobre las personas naturales y solamente permite el cálculo del Impuesto Global Complementario que grava todos los ingresos de los residentes de Chile.

Además, encontramos el Impuesto Adicional, que se aplica sobre las rentas de origen chileno que recibe cualquier persona natural o jurídica que se encuentre viviendo en el extranjero. También encontramos el Impuesto especial de los «pequeños contribuyentes, el Impuesto sobre las ganancias de capital y el Impuesto sobre los premios de lotería.

Como decíamos, entre los impuestos que más ingresos general al fisco en nuestro país, aparte de los tributos a las rentas, se encuentra el Impuesto a las ventas y servicios que, básicamente, imponen una contribución al consumo que hacemos todas las personas.

La regulación a este tipo de impuestos se encuentra en el DL 825 emitido durante la dictadura el año 1974. La principal herramienta impositiva de esta categoría es el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El IVA es pagado por el consumidor o consumidora final que se cobra también a los intermediarios. Sin embargo, estos últimos tienen la posibilidad de recaudar el IVA de personas diferentes al o la contribuyente última a través del descuento que ya les fue cobrado por la empresa que le vendió.

Por otro lado, existe el impuesto adicional a la primera venta que se realice de los bienes especificados en el artículo 37 del decreto ley indicado anteriormente, con un 15% de impuestos, mientras que los productos pirotécnicos se encuentran gravados con un 50%.

Cenicero y cigarros
Productos como los cigarros o las bebidas alcohólicas reciben un impuesto adicional al IVA.

Asimismo, las bebidas alcohólicas, analcohólicas y otra similares, deberán pagar un impuesto extra, aparte del IVA, que se determinará de acuerdo a cuál de ellas se trate.

Impuesto a las asignaciones Hereditarias y Donaciones, Impuesto a Beneficio Municipal e Impuesto Territorial, son otras las contribuciones que se encuentran en nuestro sistema tributario.

En ocasiones, este orden legislativo sobre contribuciones puede volverse algo árido de comprender y de aplicar, por lo que muchas veces es necesario recurrir a un o una profesional, especialmente si manejamos alguna pyme o empresas más grandes, aunque actualmente existen aplicaciones para celulares del SII que buscan facilitar el proceso.

Si quieres saber cómo declarar impuestos correctamente o hacer la declaración de renta y otras tareas, puedes tomar unas clases de contabilidad con Superprof.

¡Para esto puedes acceder a la mejor información y aprendizaje sobre imposiciones y contabilidad con nuestros profesores y profesoras!

>

La plataforma que conecta a profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntualo!

5.00 (1 nota(s))
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.