«El español tendrá el destino del latín: ser madre de idiomas», afirmó hace más de treinta años el destacado escritor colombiano, Gabriel García Márquez, dando cuenta de la salud de la que gozaba el castellano y de la proyección para el futuro de nuestra lengua.

Hoy, las palabras del autor de novelas clásicas de la literatura en lengua castellana (nombre que le daba a la literatura española y latinoamericana, en un intento de poner de igual a igual la creación literaria de ambas zonas geográficas), como Cien años de soledad (1967), se encuentran todavía muy vigentes, de acuerdo a lo indicado por los últimos estudios.

De acuerdo a Ethnologue, por ejemplo, el castellano cuenta con más de 442 millones los hablantes nativos y nativas del castellano, una cifra superada solamente por el chino mandarín, mientras que más de 22 millones de personas se encuentran aprendiéndola actualmente (cerca de un 60% más que en el periodo anterior estudiado), lo que indica que en el futuro seguirá contando con un importante número de personas que la utilizan en el planeta. Sin ir más lejos, en Estados Unidos, actualmente, es la lengua extranjera más estudiada entre sus alumnos y alumnas. Si sumamos hablantes nativos con el resto de personas que dominan el español en el mundo, la cifra aumenta hasta los 585 millones de personas, de acuerdo a lo indicado por el Instituto Cervantes, entidad encargada de la difusión de este idioma por el mundo.

Cuando estamos en la enseñanza media, muchos y muchas estudiantes no ven otras opciones más que las de seguir una carrera universitaria. Se trata de un proceso en el que se ponen en juego muchos factores, como el tiempo, los recursos, la vocación, la proyección laboral de la carrera, entre otras cosas.

En este sentido, un o una profesional que se dedica a la enseñanza del español como lengua extranjera cuenta con una amplia diversidad de salidas laborales en las que desenvolverse. Esto se debe, en parte, a que se trata de un carrera en la que se cruzan diferentes disciplinas y que te obliga a contar con estudios en distintos ámbitos.

Literatura, Periodismo, Lingüística, Traducción e Interpretación, son solo algunas de las carreras idóneas para desarrollar una carrera como profesor o profesora de Español como lengua Extranjera (ELE), algo que, sin embargo, requiere de una especialización que en Chile se realiza a través de diplomados.

¿Ya cuentas con el respaldo académico para ser profe de ELE pero no sabes dónde encontrar trabajo? ¿Estás pensando en inclinar tu carrera hacia la enseñanza de español como segunda lengua pero no conoces el campo laboral que hau disponible para estos profesionales?

En este artículo te mostramos todos los detalles sobre las salidas laborales que hay para quienes desean dedicarse a enseñar ELE en nuestro país.

Los/las mejores profesores/as de Español para extranjeros que están disponibles
¡1a clase gratis!
Pilar
5
5 (16 opiniones)
Pilar
$15.000
/h
¡1a clase gratis!
Claudia
5
5 (6 opiniones)
Claudia
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Esteban
5
5 (4 opiniones)
Esteban
$7.000
/h
¡1a clase gratis!
Mirsa
5
5 (5 opiniones)
Mirsa
$10
/h
¡1a clase gratis!
Pablo
5
5 (17 opiniones)
Pablo
$7.500
/h
¡1a clase gratis!
Dahyana
5
5 (3 opiniones)
Dahyana
$7.000
/h
¡1a clase gratis!
Carla
5
5 (6 opiniones)
Carla
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Melissa
4.9
4.9 (13 opiniones)
Melissa
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Pilar
5
5 (16 opiniones)
Pilar
$15.000
/h
¡1a clase gratis!
Claudia
5
5 (6 opiniones)
Claudia
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Esteban
5
5 (4 opiniones)
Esteban
$7.000
/h
¡1a clase gratis!
Mirsa
5
5 (5 opiniones)
Mirsa
$10
/h
¡1a clase gratis!
Pablo
5
5 (17 opiniones)
Pablo
$7.500
/h
¡1a clase gratis!
Dahyana
5
5 (3 opiniones)
Dahyana
$7.000
/h
¡1a clase gratis!
Carla
5
5 (6 opiniones)
Carla
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Melissa
4.9
4.9 (13 opiniones)
Melissa
$12.000
/h
1ª clase gratis>

El campo laboral para la enseñanza de ELE

El horizonte de las salidas laborales para un profesor o una profesora de castellano como idioma extranjero es bastante amplio.

Una de las posibilidades de trabajo que tiene una persona que se dedica a la enseñanza de ELE es, efectivamente, trabajar como profesor o profesora. Esto puede sonar obvio, pero más adelante te darás cuenta que existen otras posibilidades de desarrollo profesional relacionado con la investigación.

Profesora en la pizarra
No basta con dominar el español para enseñarlo. También son necesarias habilidades y conocimientos que puedes adquirir en un diplomado.

En el caso de la enseñanza del castellano hay que hacer la diferencia entre aquellos y aquellas docentes que imparten clases de Lenguaje y Comunicación o Literatura en colegios y liceos de enseñanza media y básica y quienes se refieren a una formación del español para personas que no conocen la lengua.

Como docente de ELE puedes trabajar en diferentes instituciones educativas y/o orientadas a la difusión del idioma castellano alrededor del mundo. ¡Así es! Puedes encontrar trabajo en casi cualquier país del mundo.

En Chile, muchos de los cursos de español como segunda lengua se imparten al alero de importantes casas de estudios de educación superior. Por lo general, son cursos asociados al área de extensión y vinculación de las universidades que tienen como objetivo entregar herramientas lingüísticas a personas que no dominan el español para que puedan desenvolverse sin problemas en nuestro país.

Además, en muchas universidades se desarrolla la investigación, otra área en la que puedes desenvolverte como profesor o profesora de español como idioma extranjero. Como académico investigador podrás participar en grupos de expertos y expertas, escribir papers, publicar en revistas especializadas y convertirte en un importante aporte para el conocimiento.

La academias de idiomas representan otra posibilidad para profes de ELE. En Chile podemos encontrar varias de ellas a lo largo de todo el país, con clases y profes para extranjeros y extranjeras que llegan al país sin conocer el idioma y desean aprenderlo. Una de las ventajas de estos lugares es que, por lo general, la postulación y el proceso de selección es más simple que en universidades u otras instituciones educativas.

Durante los últimos años en Chile ha aumentado la migración y muchas de las personas que llegan a este país lo hacen sin conocer el idioma oficial, lo que conlleva a inconvenientes en distintas áreas, como el desarrollo personal, profesional, social, económico, entre muchos otros otros, tal como se ha podido observar en los medios de comunicación.

En este sentido, saber cómo enseñar español como lengua extranjera trae consigo una importante responsabilidad social que hoy en día es requerida por muchas organizaciones sociales u ONG que buscan profesores y profesoras de ELE.

Otra opción es trabajar de manera independiente. Si no quieres someterte a horarios rígidos y prefieres la "libertad" del freelance también puedes enseñar ELE. Ofrece clases particulares, crea libros, diseña guías o, ¿por qué no?, crea tu propia escuela de idiomas y desarrolla una empresa. En el futuro hasta podrías convertirte en fuente laboral para otras personas como tú.

Estudiante menor de edad con audífonos
¡Como profe de ELE podrás enseñar a personas de todas las edades! Todo dependerá de tus intereses y objetivos.

Y no olvides las bondades de Internet. La web ha significado la posibilidad de compartir información en diferentes plataformas, de forma rápida y sencilla. Puedes abrirte un espacio en el cada vez más popular mundo de los podcasts o iniciar un blog dedicado a los contenidos de ELE.

El camino para convertirte en profe de ELE en Chile

En Chile no hay carrera de pregrado dedicada particularmente a formar profesoras y profesores de castellano como idioma extranjero. La opción de convertirte en este tipo de profesional de la educación exige haber estudiado una carrera relacionada con el área de la enseñanza y/o con lenguas extranjeras. Para postular a postítulos, diplomados o postgrados, dependiendo de cuál sea tu objetivo, esta será la llave de ingreso, la única manera de desenvolverte profesionalmente enseñando ELE.

Los diplomados no significa un grado académico mayor. La mayoría tiene objetivos de carácter profesionalizantes o entregar mayores herramientas y conocimientos a sus estudiantes para que puedan aplicarlos en su trabajo de profesor de español. En este sentido, si deseas desarrollar estudios académicos más avanzados acerca de esta área, puedes optar por los programas que importantes instituciones internacionales ofrecen de forma online.

No basta con haber estudiado una pedagogía en lenguaje, por ejemplo, o traducción, para comenzar a impartir clases de ELE. Contar con las principales nociones del castellano es algo que te será de gran utilidad, de hecho para eso se requiere haber estudiado una carrera universitaria antes de darle continuidad con tus estudios, pero para dedicarte a su enseñanza hace faltar desarrollar habilidades relacionadas con la pedagogía y con la enseñanza específica de nuestra lengua.

En este sentido, las clases de ELE consisten en orientar a alumnos y alumnas que no cuentan con el dominio del castellano y buscan adquirirlo a través de técnicas y recursos especialmente elaborados para la enseñanza y el aprendizaje del castellano como lengua extranjera.

Los diplomados de ELE en Chile

Para continuar con tus estudios especializándote como profe de ELE puedes encontrar diplomados con este objetivo en la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de Concepción, la Universidad de Santiago de Chile, entre otras.

Dinámica de aprendizaje en clases
La enseñanza exige una mente creativa para transmitir los conocimientos.

Estudiar un diplomado de este tipo ampliará el horizonte laboral de tu carrera. Además, estos programas también sirven para comenzar a desenvolverte en el área, conociendo a los principales actores e instituciones que más tarde puedes ayudarte a encontrar el trabajo de tus sueños.

Si bien es importante tener los conocimientos y las habilidades para ser aceptado en un puesto laboral, tener contactos y compartir tus intereses con otras personas también te será de gran utilidad a la hora de buscar el trabajo que quieres como profe de ELE.

Entre los contenidos que se enseñan en este tipo de programas, podrás encontrar módulos dedicados a la lingüística, la sintaxis, la fonética, la gramática o a la semántica, entre otros, todos orientados a la aplicación en la enseñanza del español como idioma extranjero.

Entre los aspectos positivos de los diplomados, olvidando que no conducen a la obtención de un grado, está su duración. Son programas cortos en comparación a un magíster, por ejemplo, que suelen tener una extensión de hasta dos o tres años, si se considera que muchos y muchas se extienden al elaborar la tesis. En cambio un diplomado no dura más de un año académico y se considera menos hora de estudio.

Prueba con las instancias de formación online para ser profe de ELE.

¿Necesitas un/a profe de Español para extranjeros?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.