«No somos seres humanos viviendo una experiencia espiritual, somos seres espirituales viviendo una experiencia humana» - Yogi Bhajan

El yoga es una disciplina cada vez más practicada en Chile -con excelentes academias y profesores por todo el territorio nacional -y también en el resto del mundo. Entre dejarse llevar, la relajación, la respiración profunda y también la aptitud física, este método se ha hecho muy popular. Tan popular, que han aparecido muchas ramas, para adaptarse a un máximo de practicantes: yoga vinyasa, yoga iyengar, yoga prenatal, yoga en línea, Bikram yoga, combinaciones entre yoga y pilates además del ahstanga yoga.

Este último es el que nos interesa hoy y acerca del cual queremos contarte en más detalle. El Ashtanga yoga forma parte de los yogas más practicados, y por una buena razón, ¡ya que es muy completo y relativamente fácil de practicar si tienes una buena condición física! Desde una perspectiva global, este tipo de yoga puede considerarse como accesible, pero con una identidad dinámica marcada y valores de un ser mejor específicos de su práctica regular.

Para quienes tienen interés en iniciarse en esta disciplina, dar con el tipo de yoga ideal puede ser un desafío no menor. Requiere un alto nivel de auto conocimiento saber cuáles son las necesidades de mi mente y cuerpo, y de qué manera podría aprovechar más los beneficios y secretos del yoga.

De todas maneras, con una sencilla búsqueda de los tipos más importantes de yoga, puedes encontrar el estilo de práctica que mejor se ajuste a tus necesidades y nivel como yogui en formación, e informarte sobre las alternativas en cuanto a escuelas y maestros en tu ciudad.

¿Estás listo? ¡Aprendamos acerca del Ashtanga yoga!

Paula cristina
Paula cristina
Profe de Yoga
5.00 5.00 (1) $10.000/h
¡1a clase gratis!
Debora
Debora
Profe de Yoga
$25.000/h
¡1a clase gratis!
Dhanraj kaur
Dhanraj kaur
Profe de Yoga
$20.000/h
¡1a clase gratis!
Kari
Kari
Profe de Yoga
5.00 5.00 (5) $10.000/h
¡1a clase gratis!
Pamela
Pamela
Profe de Yoga
5.00 5.00 (11) $8.000/h
¡1a clase gratis!
Paula
Paula
Profe de Yoga
5.00 5.00 (5) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Sandra
Sandra
Profe de Yoga
5.00 5.00 (7) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Margarita
Margarita
Profe de Yoga
5.00 5.00 (5) $20.000/h
¡1a clase gratis!

Los principios del Ashtanga yoga y la búsqueda de sus orígenes

Origen del ashtanga yoga
¡Practicar y descubrir el Ashtanga yoga no es tan difícil como parece! Sólo necesitas un mat o esterilla e ir hacia tu primera clase. Encontrarás para todos los niveles

En primer lugar, conviene preguntarse de dónde viene este extraño nombre. ¿Qué puede ser «Ashtanga»? Este término, que está asociado con la práctica del yoga, los ejercicios de respiración, la serenidad o los estiramientos, tiene su origen en el sánscrito.

De hecho, el término «Ashtanga» significa, en esa lengua, «ocho miembros», «ocho partes». Ashta, por lo tanto, significa ocho, mientras anga significa parte. A través de esta definición, vemos los ocho principios que fundaron el Ashtanga Yoga. Estos ocho principios básicos son los siguientes:

  • La restricción de uno mismo,
  • La observación,
  • La práctica física,
  • La respiración,
  • El dominio de los sentidos,
  • La concentración,
  • La meditación
  • La realización de uno mismo.

Como puedes ver ¡el Ashtanga yoga muy completo! Estos principios fundadores vienen a dar todo su significado a la práctica del Ashtanga y centran nuestra atención en lo que representa en las profundidades de la misma. Entre la sofrología y el ejercicio físico real, esta disciplina no dejará de sorprendernos y hacernos ver el aprendizaje del yoga como una realidad generadora de paz interior, pero también de tonicidad.

Creador del ashtanga yoga
¡Entre la dinámica del yoga y los ejercicios de respiración, el Ashtanga yoga tiene una identidad propia! Sigue leyendo para conocer las series de este particular estilo

¿Pero quién podría haber creado el Ashtanga yoga? En realidad, y como en la mayoría de los casos, es difícil calcular los orígenes exactos de una disciplina de yoga. De hecho, los textos en sánscrito suelen estar sujetos a varias interpretaciones, y la transmisión solía ser oral. Por lo tanto, es difícil delimitar un marco preciso, un enfoque y una fecha que nos revelen los fundamentos de la práctica del Ashtanga yoga.

Ashtanga yoga: Un componente de la familia de los estilos dinámicos de yoga

A pesar de su incierto origen y todas las dificultades que existen para especificarlo, hay algunos elementos interesantes que pueden darnos cierta información importante sobre este yoga dinámico. A menudo se atribuye la creación del yoga moderno a Krishnamacharya, un profesor de yoga indio que murió en 1989 a la edad de 101 años (la longevidad de los grandes maestros de esta disciplina ya nos puede develar algunos de los secretos maravillosos del yoga). Este mismo maestro tenía tres alumnos principales:

  • BKS Iyengar, el padre fundador del yoga iyengar,
  • Desikachar, su hijo, quien desarrolló el viniyoga,
  • Pattabhi Jois, que nos interesa hoy, ya que creó el Ashtanga yoga.

De hecho, en 1948, Pattabhi Jois abre su propia escuela en la India, atrayendo, a lo largo de los años, a muchos occidentales. ¿El motivo de este éxitoUn yoga bastante físico, dinámico, a veces exigente que, a través de una postura, una secuencia de ejercicios o una flexión, permite volver a centrarse mientras se tiene la oportunidad de transpirar. Incluso en los años 40, la búsqueda de una disciplina física y mental que abordara una amplia cantidad de ámbitos del ser humano ya movía a muchas personas, inciando un fenómeno que se mantiene y crece hasta el día de hoy.

Mujer practica asana de enganche
Los orígenes del yoga son difíciles de definir y, con el tiempo, ha tenido diversas actualizaciones para la práctica moderna. ¡Hoy en día puedes encontrar clases de yoga para absolutamente todos los gustos!

En la década de los 60, el Ashtanga se popularizó y se exportó a países occidentales, comenzando a establecerse en las grandes ciudades de Europa y América. En los Estados Unidos, será reconocido como Power Yoga; una variante moderna que repite los mismos ejercicios sesión a sesión. Aunque Pattabhi Jois ha fallecido hace bastante tiempo, hoy seguimos encontrando el Ashtanga Yoga en todas partes, y da mucho que hablar, como de sus características, en parte destinadas a la tonificación de los músculos.

Si te interesa el yoga fuertemente orientado a la dimensión del desarrollo físico, también podría interesarte el bikram yoga. Esta es una práctica que se realiza dentro de una sala a altas temperaturas (cercanas a los 40 grados celsius). Las secuencias de Bikram te harán transpirar como ninguna otra, permitiéndote tonificar, eliminar el estrés y desintoxicar tu organismo mientras obtienes todos los otros beneficios del yoga más tradicional.

Paula cristina
Paula cristina
Profe de Yoga
5.00 5.00 (1) $10.000/h
¡1a clase gratis!
Debora
Debora
Profe de Yoga
$25.000/h
¡1a clase gratis!
Dhanraj kaur
Dhanraj kaur
Profe de Yoga
$20.000/h
¡1a clase gratis!
Kari
Kari
Profe de Yoga
5.00 5.00 (5) $10.000/h
¡1a clase gratis!
Pamela
Pamela
Profe de Yoga
5.00 5.00 (11) $8.000/h
¡1a clase gratis!
Paula
Paula
Profe de Yoga
5.00 5.00 (5) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Sandra
Sandra
Profe de Yoga
5.00 5.00 (7) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Margarita
Margarita
Profe de Yoga
5.00 5.00 (5) $20.000/h
¡1a clase gratis!

Las características de una práctica de Ashtanga yoga

Características del ashtanga yoga
Aunque practicar Ashtanga yoga a veces parece complicado, resulta que esta disciplina es muy similar al yoga que todos conocemos. Las series del Ashtanga están adaptadas tanto para los alumnos primerizos como para los más experimentados

Sí, todo esto está muy bien, es importante conocer el origen, pero ¿cómo es la técnica en sí? ¿De qué se trata esta disciplina realmente? El Ashtanga yoga es lo que podríamos llamar un yoga dinámico, una forma de yoga que despierta el cuerpo físico, permite el estiramiento de las extremidades y el desarrollo muscular, con o sin profesor liderando la clase.

De hecho, las prácticas individuales en casa pueden ser muy beneficiosas en tu camino como aprendiz, ya que te ayudarán a desarrollar un hábito diario siguiendo tus propios tiempos y aumentar tu instinto en la ejecución correcta de los distintos asanas. De esta manera, podrás ser más crítico y confrontar distintos profesores, en la medida en que tomes clases en diversos centros de yoga para corregir y profundizar.

De hecho, a través de los ocho pilares fundadores que hemos visto antes, el Ashtanga yoga es una disciplina muy completa basada en una serie de posturas fijadas en seis series, que constituyen una secuencia lógica y fluida y son adecuadas para todos los niveles, ideal tanto para una clase de prueba, una serie para principiantes o incluso para una clase de yoga avanzada. Con el tiempo, podrás ir avanzando en las distintas secuencias y aumentando su dificultad, ¡será muy satisfactorio ver cómo tu cuerpo es capaz de aumentar su resistencia, mejorar su elasticidad y ejecutar posturas cada vez más complejas!

Por supuesto, hay niveles, no todos están capacitados para hacer las mismas cosas durante las primeras semanas de clase; y una clase de la serie 4 no será necesariamente la más recomendada para un principiante, pero el principio es ser accesible para todos y todas las alumnas, centrándose en la secuencia de movimientos, que dará tonicidad al cuerpo, en el desarrollo muscular y que busque al mismo tiempo canalizar el estilo de energía que se adopta diariamente, durante cada clase.

En todos los estilos de yoga, especialmente aquellos que son físicamente más demandantes, es importante recordar que no se trata solamente de la postura. Muchas veces estarás siguiendo una clase online y te sentirás frustrado al ver cómo el profesor puede realizar secuencias con una ligereza que parece imposible, o colocarse en posiciones que sientes que nunca podrás alcanzar.

Pero el objetivo no es aumentar la dificultad, sino llevar a tu cuerpo a los lugares donde te sientes cómodo, y reconocer las posiciones o momentos en que logras fluir más fácilmente. Nunca te fuerces ni te empujes al límite. Si un movimiento te duele, te molesta o te cansa demasiado, no hay nada de malo con optar por la modificación y descansar un poco. De hecho, en cada clase el profesor o profesora preguntará si tienes una dolencia en particular, una lesión o existe algo que no te sientas preparado para hacer.

Con el tiempo lograrás fortalecer, tanto en términos de potencia como de elasticidad, tus músculos y articulaciones, logrando un avance paulatino y natural hacia las series más avanzadas del Ashtanga yoga.

Mujer practica asana de yoga
Una práctica de Ashtanga serie 4 es apta para practicantes avanzados. No presiones a tu cuerpo a ir más allá de donde es capaz, ¡no necesitas demostrar nada a nadie!

Establece tu intención al practicar Ashtanga yoga

Aunque las posturas siguen siendo las mismas a lo largo de la serie, es importante saber y comprender por qué practicamos Ashtanga yoga y adquirir un sentido profundo de intenciones.

Las intenciones suelen establecerse al inicio de la clase y pueden tener las naturalezas más variadas. Por ejemplo, tu intención podría ser simplemente olvidar tus preocupaciones durante la práctica y mantener una respiración coordinada y profunda. O, por otro lado, podrías proponerte encontrar la serenidad para asumir una actitud más empática con tus colegas para el día que tienes por delante.

Lo que aportan las intenciones a nuestra práctica de yoga es desprendernos de la idea de que queremos solamente ejercitarnos, o diversificar nuestros ejercicios. El fin, en cambio, es el de autorrealizarse, de tomar conciencia de lo que hacemos (algo similar a la meditación de la conciencia plena), y poder mejorar, practicar cada ejercicio de forma diferente según los días, los estados de ánimo, la forma física, etc.

Más que una práctica deportiva, se trata casi de una filosofía, un estilo de vida, lleno de fluidez, reflexión, autoconocimiento y, en definitiva, la satisfacción de haber logrado hacerlo según la práctica de cada uno. Más allá de seguir nuestro propio ritmo, la práctica diaria y regular es importante y nos permitirá mejorar de manera constante y progresiva a lo largo de las sesiones.

Porque el Ashtanga yoga es como todas las prácticas deportivas o de meditación: ¡para ver los efectos, es necesario hacer cierto esfuerzo y tener constancia! Para mejorar tu manejo del estrés, tu fortalecimiento muscular, tu relajación o para armonizar tu cuerpo, no hay nada como ser regular en la práctica del yoga. ¡Simple, pero efectivo y muy poderoso!

Para profundizar en la base de las prácticas, echa un ojo también a nuestro artículo sobre el hatha yoga, el estilo fundante de todas las prácticas dinámicas y físicamente demandantes del universo del yoga.

Una disciplina completa: Conoce los efectos del Ashtanga yoga

Efectos del ashtanga yoga
Aprendes algunas posturas, ¡y ya serás un perfecto yogui! Recuerda: No se trata de la postura, sino de escuchar y conocer tu cuerpo para mejorar de manera natural

Ashtanga yoga para trabajar tu cuerpo

Cuando realizamos cualquier tipo de actividad física, a menudo se tiende a querer ver los efectos rápidamente, a veces demasiado rápido. No debemos olvidar que la práctica regular es la clave de cualquier progreso y cualquier transformación, ya sea física, mental o espiritual.

El Ashtanga yoga no es una excepción a la regla y, gracias a los ejercicios diarios, nos permitirá alcanzar objetivos concretos y a menudo útiles para todo el mundo. Con respecto a este método, los objetivos nos permitirán unir cuerpo y mente, lo que hace que sea muy completo para todos los que lo practican.

Un efecto notable será, evidentemente, la tonicidad del cuerpo y el desarrollo muscular, que veremos aparecer durante las sesiones. Gracias a los ejercicios de yoga (en clases en grupo o prácticas caseras individuales), las posturas que hay que mantener, la secuencia de movimientos, etc., hacer Ashtanga yoga casi se ha convertido en sinónimo de deporte en toda regla. Cada practicante progresará a su manera, pero la idea no es solo saber cómo desarrollarse físicamente, sino también purificarse a través del cuerpo.

Durante las primeras semanas ya podrás apreciar una desintoxicación del cuerpo y la eliminación de los excesos de líquido, ya que ciertas posiciones -especialmente las que involucran torsiones del tronco -tienen efectos directos en nuestro sistema digestivo y su activación.

En general, los hombros y tríceps alcanzan un muy buen aspecto con la práctica regular, ya que deberás tener los brazos en alto y activados durante lapsos más o menos largos de tiempo, además de las planchas o planks que eventualmente te podría tocar realizar.

Los glúteos también son trabajados en los distintos guerreros, ya que nos ayudan a mantener el equilibrio y las caderas alineadas para el adecuado flujo de energía del asana.

Además, nuestro abdomen o core está constantemente comprometido en los asanas estáticos, y existen muchas clases que se complementarán con series de abdominales de yoga (más dinámicos y completos que los abdominales que acostumbramos a hacer en otros tipos de entrenamiento).

Finalmente, aprenderemos a respirar y a usar nuestras inhalaciones y exhalaciones para ayudarnos a pasar de una postura a la otra. Existen muchos tipos de respiración en el yoga, cada uno con una función diferente. Durante los movimientos, se mantiene una respiración controlada y diafragmática (en lo posible, ya que para los alumnos y alumnas principiantes esto puede significar un gran desafío).

Por otro lado, en las meditaciones, se suele soltar el control de la respiración para asumir una actitud más de observador, y conocer cómo es que respiramos en nuestra vida cotidiana. Sin darte cuenta, estarás incorporando tus aprendizajes en el yoga ¡a algo tan cotidiano como respirar!

Mujer practica inversión espacio urbano
El Ashtanga yoga es un poderoso ejercicio para cuerpo y mente. Luce unos hermosos brazos y hombros, un abdomen fuerte ¡y una mente despejada!

Ashtanga: un deporte mental

El cuerpo se utiliza como herramienta para hacer los ejercicios, pero la mente también juega un papel importante en la práctica del Ashtanga yoga. De hecho, la mente está presente continuamente, para estimular lo corporal, pero también lo espiritual. Ambos crean una energía vital propia del Ashtanga, que demostrará ser estimulante todos los días.

La respiración es la herramienta principal del Ashtanga, porque permitirá unir los diferentes polos del cuerpo. De hecho, una mala respiración reducirá los efectos de la serie de posturas, por lo que es importante practicar con ejercicios de respiración y adoptar una técnica de respiración particular.

En Ashtanga yoga, esta técnica suele estar vinculada a la observación, que debe centrarse en un objetivo, para no perderse y olvidarse de lo que estamos haciendo. Es un auténtico trabajo de la mente que, ayudado por la respiración adecuada, sin duda será indispensable durante todas las sesiones de yoga.

Manos de anciano en posición de meditación
La práctica del yoga requiere absoluta concentración y presencia. Si ya practicabas meditación o Mindfulness, ¡lo podrás poner en práctica en tus sesiones de yoga!

De hecho, ¿qué sería de un pequeño yogui sin una conciencia plena de las cosas que le suceden y una visión amplia del progreso que puede hacer con su cuerpo y su mente? En Ashtanga, vincular los diversos elementos que componen el ser permite progresar más y encadenar las posturas con la máxima eficacia.

Muchas clases de Ashtanga se acompañan de refranes o enseñanzas de otros maestros, respecto de la salud de nuestra mente y cómo el yoga nos puede ayudar a encontrar seguridad en nosotros mismos, combatir el estrés de la vida cotidiana, despojarnos de sentimientos negativos, desembarazarnos de la envidia hacia los otros y lograremos gestionar mejor nuestros resentimientos, miedos, inquietudes y complejos.

Sentirnos en paz con nosotros mismos nos ayuda a vivir en armonía con nuestro entorno, sea natural como también social. Concedernos un momento para hacer nuestra práctica nos dará la oportunidad de centrarnos y enfrentar las dificultades con una nueva óptica.

Junto con esto, iniciarse en el yoga es la excusa perfecta para educarnos sobre otras cultural que llevan practicándolo hace cientos de años. Incluso podrías profundizar y aprender sobre los chakras, los mudras, los mantras ¡y muchas otras cosas interesantes anexas a tus clases de yoga y meditación!

Imagínate hacer un viaje a la India para estudiar los misteriosos orígenes del yoga, o participar en un retiro de Ashtanga en una isla tropical.

Si frecuentas clases de yoga, podrás conocer a nuevas personas y expandir tu círculo social, incorporando nuevos amigos y amigas que comparten tu interés por la salud integral entre cuerpo, mente y espíritu.

Con o sin entrenador personal, el Ashtanga aboga por la no violencia y el respeto hacia los demás y hacia uno mismo, mientras se trabajan el cuerpo y la mente. Obtendrás todos estos beneficios con o sin un profesor particular o escuela que te esté acompañando, aunque es recomendable cada cierto tiempo asistir a una clase para verificar que estás entrenando de la manera correcta.

En síntesis, no sería extraño que se tratara ¡de la disciplina ideal! (O, al menos, aquella ideal para ti).

¡Recuerda buscar e informarte tanto sobre el Ashtanga como otros estilos de yoga, tanto dinámicos como centrados en la meditación! Además de los formatos de alimentación y otros hábitos que proponen las distintas corrientes de esta milenaria práctica.

¿Interesado? Te recordamos leer nuestros otros artículos sobre yoga y te invitamos a descubrir también los principios del vinyasa yoga.

 

 

¿Necesitas un/a profe de Yoga?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5, 2 votes
Loading...

Isidora

Soy Periodista y Licenciada en Artes y Humanidades, con experiencia en comunicaciones mediales y corporativas. Me interesan especialmente los temas de arte y cultura.