El aprendizaje de nuevos idiomas se hace cada vez más necesario en un mundo hiper globalizado como en el que estamos viviendo actualmente. Sobre todo si vivimos en un país como Chile, que ha demostrado tener un gran interés en no quedarse atrás de la aldea global.

Además, manejar un segundo, tercer o, ¿por qué no?, hasta un cuarto idioma, como el italiano, te dará la posibilidad de desarrollar diálogos con fluidez y soltura, en el tema que se te presente. Trabajo, ocio, turismo, estudios... saber un idioma te permitirá desplazarte por diferentes lugares del mundo, conocer nuevas experiencias o comunicarte con personas que no manejan el idioma castellano. Echa mano a tu capacidad de progresión, inmersión y memorización para que se trate de un proceso de aprendizaje gratos y efectivo.

No tengas miedo de comenzar a aprender un idioma como el italiano. Está claro que toda lengua tiene sus complejidades a la hora de estudiarla, sin embargo, el italiano no está ni cerca de ser más complicado que el ruso o el chino mandarín. ¡Todo lo contrario! La lengua italiana, al igual que la castellana, tiene sus orígenes en el latín, por lo que se les conoce como lenguas romances. Es decir, entre ellas hay muchas similitudes que hacen de su estudio un proceso más simple que si se tratara de otros idiomas, como los mencionados anteriormente.

¿Ya sabes inglés? ¿Tu segunda lengua es el francés o el portugués? Cuando ya has aprendido un segundo idioma, el proceso para adquirir los conocimientos de una tercer o cuarta lengua se hace mucho más fácil. En nuestro país, la mayoría de las personas se inclinan por el inglés, algo que ha hecho de la distinción que antes significaba el dominio de la lengua anglosajona, una habilidad que ya no es muy difícil de encontrar como antes. Por esta razón, añadir a tu currículum el dominio del italiano te dará mayores ventajas en diversos ámbitos.

Ahora bien, aprender italiano no solamente significa tener que someterse a sesiones en una sala de clases a horarios imposibles de soportar o de hacer calzar con tus otras responsabilidades. Hoy en día Internet se ha vuelto una herramienta muy importante para la divulgación de los idiomas alrededor del mundo, con una gran cantidad de cursos MOOC de italiano que puedes seguir de forma casi autodidacta.

¿Qué son los cursos MOOC? ¿Cómo me pueden ayudar para aprender italiano? ¡Te invitamos a averiguarlo a continuación!

Los/las mejores profesores/as de Italiano que están disponibles
¡1a clase gratis!
Laura
5
5 (7 opiniones)
Laura
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Orlando
Orlando
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Koyam
Koyam
$3.000
/h
¡1a clase gratis!
Tamara
Tamara
$13.500
/h
¡1a clase gratis!
Jade
4.9
4.9 (6 opiniones)
Jade
$15.000
/h
¡1a clase gratis!
Katy
5
5 (10 opiniones)
Katy
$20.000
/h
¡1a clase gratis!
Eugenia
5
5 (1 opiniones)
Eugenia
$13.000
/h
¡1a clase gratis!
Alberto
5
5 (2 opiniones)
Alberto
$15.000
/h
¡1a clase gratis!
Laura
5
5 (7 opiniones)
Laura
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Orlando
Orlando
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Koyam
Koyam
$3.000
/h
¡1a clase gratis!
Tamara
Tamara
$13.500
/h
¡1a clase gratis!
Jade
4.9
4.9 (6 opiniones)
Jade
$15.000
/h
¡1a clase gratis!
Katy
5
5 (10 opiniones)
Katy
$20.000
/h
¡1a clase gratis!
Eugenia
5
5 (1 opiniones)
Eugenia
$13.000
/h
¡1a clase gratis!
Alberto
5
5 (2 opiniones)
Alberto
$15.000
/h
1ª clase gratis>

MOOC de italiano: el método para aprender la lengua italiana en línea

Las siglas MOOC hacen referencia a las palabras en inglés Massive Online Open Courses, que en español significa «cursos online masivos y abiertos».

Reunión telemática
Con un MOOC de italiano podrás conocer una comunidad completa con intereses similares a los tuyos.

Se trata de clases realizadas a través de alguna plataforma en línea, abarcando diversos temas que en sus principios se realizaban en directo, como si se tratara de una clase presencial, pero, a través de Internet. Se utilizan recursos digitales elaborados especialmente para la realización de clases con asistentes virtuales que pueden provenir de todas las partes del mundo donde llegue una conexión a Internet.

Esta forma de realizar clases existe desde 2008, año en que fue acuñado el término por Dave Cormier y Bryan Alexander, tras ofrecer un curso en línea llamado "Connectivism and Connective Knowledge" que fue tomado gratuitamente por más de 2.000 alumnos. Tras esto, comenzó a ser normal que en estos cursos se inscribieran desde cientos a miles de personas alrededor del mundo.

Sin embargo, la popularidad de estos cursos todavía no estaba siquiera cerca. Es así como el 2012 fue catalogado como el año de las MOOCs por el New York Times, gracias a la aparición de un gran número de plataformas que ese año crearon instituciones de educación superior e, incluso, instructores particulares para desarrollar sus clases en línea, convirtiéndose en el punto de partida de la estrecha relación entre el avance digital y la educación.

Si bien en principio las MOOCs fueron pensadas como videos transmitidos en vivo para el resto del mundo a través de Internet, con el tiempo esta concepción ha ido cambiando, existiendo actualmente una gran variedad de plataformas que ofrecen clases online a través de videos grabados que simulan las primeras MOOCs.

Las MOOCs generalmente están basadas en un profesor que imparte una clase en un video a través de un espacio de intercambio, como foros o chats, con diapositivas que permiten estar atento a los puntos que se van tratando y a veces cuentan con ejercicios como apoyo de las sesiones. Hay muchos cursos de italiano gratis en línea que te pueden servir.

Los MOOC que se dedican a la enseñanza del italiano, por lo general, cuentan con un método de carácter abierto que permite adquirir todas las habilidades lingüísticas que requiere el idioma italiano. Y no creas que por tratarse de clases online se pierde la interactividad o la posibilidad del intercambio directo de conocimientos con otros compañeros y compañeras o profesor o profesora.

El principal objetivo de este tipo de cursos es establecer una comunidad que trabaje a través de un modo colaborativo, siendo muy importante el uso de las redes sociales y foros en los que se plantean dudas y se habla acerca de diferentes temas en relación a la lengua italiana.

Las razones por las que conviene estudiar con un MOOC de lengua italiana

Estudiar italiano con cursos en línea es el método más utilizado actualmente, algo que no se debe solamente a la rápida propagación del nuevo coronavirus alrededor del mundo y su consiguiente crisis sanitaria que ha obligado a miles de millones de personas a mantenerse en sus casas. Se trata de un fenómeno que ya se venía registrando desde hace varios años.

Un MOOC de italiano es útil tanto si te encuentras en nivel principiante, intermedio o avanzado en el dominio de este idioma y te permite transformar el lugar en el que estás en tu salón de clases solo con un computador o dispositivo con webcam y una buena conexión a Internet.

Computador encendido
Cada MOOC cuenta con sus propias condiciones de inscripción y método de enseñanza. ¡Busca el que más se adapte a tus intereses!

Entre las ventajas que ofrece este tipo de cursos para quienes deseen aprender italiano o profundizar los conocimientos adquiridos anteriormente, se encuentra, por un lado, el ahorro de tiempo al no tener que trasladarte de un lugar a otro para recibir tus sesiones. En este mismo plano, se eliminan los costos asociados al viaje, como locomoción pública, la gasolina para el auto o, incluso, pasajes de avión si quieres aprender de alguien que viva en el mismo país donde se habla cotidianamente el italiano.

Además, se facilita el intercambio de conocimientos y saberes a partir de diferentes lugares del globo terráqueo, lo que crea una comunidad dinámica que se dedica a estudiar la lengua italiana, sumando puntos de vistas y vivencias de diferentes culturas que buscan interactuar con la del país de la bota.

También, tienes la posibilidad de acceder a un gran número de tests y guías que te permitirán evaluar tu progreso en el aprendizaje de la lengua de Dante. Conocerás tu avance en tiempo real, lo que te permitirá ir fijándote en los detalles que más te complican para trabajarlos de forma directa.

Por otra parte, la mayoría de estos MOOC cuentan con contenido elaborados exclusivamente para esas sesiones y se les suele entregar a los y las estudiantes de manera gratuita. Este material te permitirá estudiar cada vez que tengas tiempo y manejar tu día según tus necesidades.

Y por último, puedes obtener un certificado de formación o de participación una vez finalizados los cursos. Eso sí, lo normal es que si quieres un diploma que dé cuenta de haber sido parte, tener que desembolsar una cantidad de dinero. Pero estos documentos no tienen una validez oficial. Existen exámenes de certificación internacional que puedes revisar si este es tu objetivo.

Incrementa tu autoestima y siente mayor confianza en ti al dominar el italiano. A medidas que lo vayas estudiando te darás cuenta que es cada vez más fácil. ¡Es como aprender a andar en bici!

Profes de italiano: el rol que cumplen en los cursos online

En las clases tradicionales, un profesor o profesora de italiano tiene la tarea de hacernos mantener el interés por los contenidos del curso y de enseñarnos de una manera efectiva, a través de métodos pedagógicos claros y en base a objetivos concretos. Es por esto que se les exigen habilidades, relacionadas, por ejemplo, con la capacidad de observación y análisis de sus estudiantes, ya que en sus manos se encuentra la posibilidad de cumplir nuestras metas.

Persona frente a computador en la playa
Aprende italiano con un MOOC desde cualquier parte del mundo con Internet.

Sin embargo, cuando el italiano se estudia a través de un MOOC, la figura de un profesor o profesora pierde la posibilidad de interactuar directamente con sus estudiantes, por lo que las técnicas y métodos de enseñanza deben cambiar. Por ejemplo, el o la estudiante debe asumir una actitud mucho más autónoma, además de que los y las profes deben realizar un seguimiento diferente al que se hace en clases presenciales. Es decir, podríamos hablar que el rol de un profesor o profesora en un MOOC de italiano se acerca más al de un consejero o consejera.

Es decir, la principal ventaja de un MOOC de italiano es la balanza perfecta entre autonomía y la presencia del o la docente. Tu profe no va a estar tan presente ya, pero puedes recurrir a él o ella en cualquier momento que lo requieras, para practicar tu acento italiano o poner en ejercicio las últimas reglas gramaticales aprendidas.

¿Necesitas un/a profe de Italiano?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.