«De todas las pasiones, la única realmente respetable es la gastronomía». Guy de Maupassant

¿La cocina? ¿una pasión española? Según una encuesta realizada en el portal Statista, casi la mitad de los españoles encuestados afirma sentirse lo suficientemente preparado como para elaborar una cena como un asado y solo un 2 % de los encuestados admitieron no saber ni cocer un huevo.

No obstante, ¿sabes cómo elaborar recetas asiáticas? ¿Fideos, tempura, sushi, onigiri? ¡Aquí te dejamos algunas recetas para preparar estos platos como un verdadero chef japonés!

Japón: las mejores recetas de tempura

Tempura: ¡una verdadera revelación culinaria para los amantes de Japón!

Quizá no lo sepas, pero los famosos buñuelos de camarones son muy japoneses. La tempura es en realidad parte de este tipo de rebozados. Los más conocidos son las tempuras de camarones, pero es posible encontrar tempuras de verduras, pollo, pulpo y todo lo que puedas imaginar.

La tempura la importaron los portugueses a Japón y rápidamente la adoptaron en su gastronomía.

Recetas japonesas a base de tempura.
Buñuelos de camarones: ¡un verdadero placer para el paladar!

Apreciada por su fina masa y su bajo contenido de grasa (en comparación con otras recetas japonesas), la tempura se come como plato principal acompañada de un plato de arroz y condimentos de todo tipo.

Para elaborar la receta de la tempura, deberás comprar harina, almidón de patata, levadura, sal, un huevo y agua.

La elaboración es muy simple. Añade todos los ingredientes (excepto la sal) a un bol (deja solo la yema de huevo) y mezcla para obtener una masa suave. El truco consiste en tamizar la harina de antemano para que sea más fina y, por lo tanto, la masa también quede más refinada.

Termina dándole el toque de sal a la mezcla.

Ahora que tienes la masa lista, si tienes tiempo, déjala reposar en el frigorífico para que se enfríe.

El choque de temperaturas en el momento de la cocción acelera el proceso y así no habrá tiempo para que la comida empape el aceite.

Mientras tanto, caliente el aceite en un recipiente. El aceite debe estar a 180 °C.

Después de una hora de reposo, saca la masa. Para hacer un buñuelo, sumerge la comida en la masa y luego en el aceite. La tempura debe elevarse a la superficie de inmediato. Si no, significa que el aceite no está lo suficientemente caliente.

Retira el buñuelo y déjalo escurrir sobre un papel para eliminar el exceso de aceite.

Lo ideal para hacer tempura es variar la comida para tener un plato de lo más variopinto.

¿Cómo cocinar el Nattō japonés?

El natto japonés es otra especialidad conocida para los amantes del archipiélago japonés pero también para los vegetarianos. Con un alto contenido en proteínas, esta receta permite que quienes no comen carne se beneficien de los aportes de los frijoles de soja.

De hecho, el natto son granos de soja fermentada, que se mezclan con diferentes salsas y, a menudo, se sirven con arroz en cualquier momento del día. Los japoneses disfrutan de esta combinación tanto en el desayuno como en la cena.

El natto es una receta que no tiene un buen aspecto a primera vista.

Platos raros de Japón
Este tipo de platos quizá no sea tan apetecible a simple vista...

El hecho de que la soja se fermente le proporciona un olor muy particular. El aspecto físico del plato tampoco es demasiado llamativo.

No obstante, una vez que pasadas las aprensiones del aspecto visual y del olor, el plato tradicional japonés te seducirá, eso seguro.

Para prepararlo, puedes comprar semillas de soja ya fermentadas en tiendas de productos orgánicos, por ejemplo, o también en Internet a través de web especializadas en gastronomía japonesa.

Si no están fermentados, deben dejarse durante la noche en agua, antes de cocinarlos al día siguiente. Para saber si las semillas están bien cocidas, simplemente haz la prueba tratando de machacarlos con un tenedor.

Una vez cocidos, solo queda presentar el natto acompañado de un plato de arroz y algunas salsas (como mostaza japonesa, salsa de soja u otras).

Sin embargo, el arroz no es la única forma de acompañar el natto. Salmón, semillas de sésamo, wasabi, brochetas de camarones, ¡no faltan los ingredientes!

Algunos incluso asocian el natto con postres como el helado, por ejemplo.

También puedes aprender a combinar el natto con sushi o cualquier otra receta.

Para tomar clases de cocina japonesa, no dudes en buscar talleres culinarios o maestros particulares de cocina. Por supuesto, también puedes organizar un viaje a Japón para descubrir el secreto de los nipones in situ.

Japón: ¿cómo preparar un sashimi?

¡El sashimi es uno de los elementos esenciales de Japón!

Estas rebanadas de pescado más o menos gruesas son uno de los productos estrella de los restaurantes japoneses y de las cadenas de sushi. ¡Pero ten cuidado de no confundirlos con el sushi! El sushi está hecho sobre una base de vinagre de arroz y el sashimi solo está hecho de pescado crudo.

Platos de sushi
Salmón, dorada, atún... prueba distintos pescados para ver cuál prefieres.

Tan apreciados por su sabor pero también por la forma en que están preparados (que es casi un proceso artístico), los sashimi son bastante fáciles de cocinar. Para ello, necesitarás un buen pescado fresco y un cuchillo afilado.

Una vez que tengas el pescado delante, usa las pinzas para quitar las raspas que puedan quedar.

Luego coge el cuchillo y haz rodajas de entre 5 mm y un centímetro. El objetivo es hacer un corte limpio para evitar aplastar el pescado y recalentarlo. Una vez que el pescado esté cortado en rodajas, colócalo en un plato y llévalo a la nevera para servir las rodajas refrigeradas.

El punto importante para un sashimi excelente es la elección del pescado.

Debe ser genial. No se puede hacer un buen sashimi si no se compra pescado fresco. Para estar seguro de la calidad del producto, acude al mercado de abastos en lugar de a un supermercado. Los pescaderos te aconsejarán el pescado ideal para tu receta japonesa. Analiza bien los ojos del pescado antes de comprarlo. Si tiene los ojos brillantes, significa que el pescado aún es fresco.

En este caso, no esperes demasiado para prepararlo para no perder frescura.

Para la receta puedes usar alguno de los pescados más famosos para sashimi:

  • Salmón
  • Dorada
  • Atún
  • Caballa
  • Halibut
  • Eglefino

Si decides visitar Japón, sé valiente y prueba el fugu sashimi, un pez que puede resultar muy tóxico si no se prepara bien. Ten la seguridad de que se necesita una licencia y años de práctica para poder servirlo en restaurantes y solo unos pocos chefs tienen este privilegio.

Los sashimi suelen servirse como aperitivo acompañados de wasabi, jengibre, salsa de soja, etc. Por supuesto, puedes agregar verduras crudos como pepino, aguacate, etc. e incluso elaborar una variedad de maki, sushi y sashimi.

Las mejores recetas para preparar onigiri japonés

El onigiri japonés es el equivalente al bocadillo español. Adaptable a todos los gustos, práctico y nutritivo, es la comida ideal para personas con prisa. ¿Su apariencia? El onigiri es una bola de arroz rellena de los ingredientes que quieras. Aunque sobre todo se rellena de salmón, atún y umeboshi, el onigiri se puede comer en cualquier salsa.

Bocaditos japoneses
Los onigiris son los sándwiches a la japonesa.

Se vende en supermercados japoneses, pero se puede preparar con bastante facilidad en la cocina de casa.

Para hacer un onigiri, comienza cocinando el arroz japonés en agua. Una vez cocido, cúbrelo durante unos diez minutos para que se evapore el agua y se apelmace.

Mientras tanto, prepara los otros ingredientes. Si tienes pescado, ásalo en el horno o en la barbacoa para que puedas desmenuzarlo más fácilmente y luego añadir al arroz.

Retira el arroz. Toma un puñado pequeño y coloca los ingredientes en el centro. Luego cubre con otro puñado de arroz. Finalmente, cubre todo o parte del onigiri con una hoja de alga nori. Así podrás coger el onigiri con los dedos sin que se te quede pegado.

La receta del onigiri es simple y te llevará poco tiempo. Luego puedes servir algunos con sopa japonesa o como surtido de sushi, maki u otros platos japoneses tradicionales. ¡Añade salsa de soja y jengibre y demás!

No dudes en probar y hacer onigiri con diferentes ingredientes (espinacas, pepinos, semillas de sésamo, camarones, frijoles, etc.).

Prueba las formas de tu onigiri: triángulo, redondo, rectángulo, con un molde, todo es posible, ¡así que diviértete!

Entonces, ¿estás list@ para viajar a Japón y disfrutar de su gastronomía? Y si eres más de experimentar desde casa, prueba con un curso japones online en Superprof.

¿Necesitas un/a profe de Japonés?

¿Te gustó este artículo?

0.00/5, 0 votes
Loading...

Leyla