Recibir clases en una universidad francesa es el sueño de muchos y muchas estudiantes alrededor del mundo. En Francia se encuentran varios de los planteles de educación superior más importantes del mundo, con un marcado prestigio, tanto en el ámbito de la docencia, como en la investigación y el desarrollo profesional.

Pero esta no suele ser la única la razón por la que cada año miles de estudiantes del mundo entero deciden postular o aplicar a una institución de educacion superior francesa. Francia, en general, cuenta con una vida cultural muy rica, con bellas ciudades, de arquitectura única y una vida muy dinámica.

El país galo se ha convertido en uno de los países preferidos por los y las estudiantes de nuestro país. Cada año se ubica dentro de los destinos más demandados para estudiar en Francia. Además, Francia se ha preocupado de invertir en la promoción de la calidad de su sistema de enseñanza universitario, tendiendo puentes entre diferentes países e instituciones educativas.

A pesar de que la cultura francesa comparte parte de las características más importantes con la de nuestro país, existen enormes diferencias entre ellas, por lo que deberás preocuparte de entender y aplicar todos los consejos que recibas al respecto para no tener problemas de comunicación, tanto a nivel universitario como en la vida personal. La muestra más importante de esto es el idioma.

El castellano comparte muchas raíces con la lengua francesa, sin embargo, no basta con conocer a una para entender la otra. Cada uno de estos idiomas cuenta con normas gramaticales, sintácticas y de pronunciación muy diferentes a la nuestra.

A continuación, te mostramos algunos de los principales consejos que deberás saber aplicar en la cultura de Francia, si quieres tener una comunicación fluida e insertarte socialmente sin problemas en el país del hexágono.

Francés: ¿qué nivel de dominio debo tener?

No hay duda que para vivir y tomar clases en Francia, es necesario manejar el idioma frances. Si bien en algunas universidades es posible encontrar clases dictadas en ingles, manejar el idioma galo te entregará enormes ventajas para desenvolverte en el contexto universitario francés y en la vida cotidiana.

Grupo de personas
Saber francés es esencial si quieres desenvolverte sin problemas en Francia.

Por esta razón, es recomendable haber tomado clases con un o una profe de frances que te haya enseñado todos los detalles que debes saber antes de ingresar a una universidad de Francia.

El proceso de selección para becas y programas impartidos en Francia requiere, antes de llegar a la embajada, por ejemplo, saber francés en algún grado. De lo contrario, ni siquiera podrás saber cómo se debe postular. Encuentra a un profe de Superprof y prepárate con anticipación. Quienes saben del tema aseguran que este trámite debe prepararse al menos con un año de anticipación.

Francia cuenta con un programa especial para estudiantes europeos, llamado Erasmus, al que, como excepción a la regla, pueden ingresar estudiantes de países como Chile si la institución de estudios superiores francesa determinada presenta su postulación.

Para los cursos que se dictan en frances, que son la mayoría, es necesario contar con un nivel de dominio correspondiente a A2/B1, según la clasificación del Marco Común  Europeo de Referencia para las lenguas (MCER), el estándar internacional de acuerdo al que se define la competencia lungüística.

El nivel de vida que hay en la República Francesa

Uno de los requisitos que te comunicarán en la embajada para ingresar a estudiar en Francia es el que tiene que ver con tu solvencia económica. En la misma web de la embajada como en la de Campus France podras encontrar informacion al respecto. Esto se debe a que, por lo general, el costo de la vida en el pais europeo es elevado y el o la estudiante debe ser capaz de sobrellevarlo sin recurrir a los subsidios estatales con los que cuenta el ciudadano o la ciudadana de Francia. Al principio, deberás contar con unos 600 euros mensuales por todo el tiempo que te dure la visa.

Vivir en Paris, por ejemplo, significa acceder a alimentos y servicios de todo tipo a un precio promedio mucho mayor a los que se encuentran en otras partes del planeta. Si bien la educacion superior es muy económica para estudiantes franceses y de países de la Unión Europea, quienes provienen de otros países, por regla general, deben pagar una suma mayor, aunque si cuentas con el respaldo de una institución o con una serie de requisitos, puedes solicitar una de las tantas becas que Francia y muchos planteles de educacion superior franceses ofrecen a los y las estudiantes que más destacan en el mundo. El programa Erasmus es uno de ellos.

Para que te hagas una idea, el sueldo promedio en Francia alcanza unos 3.200 euros brutos al mes. A pesar de lo que puede pensarse, la desigualdad de este país sigue siendo muy alta y la diferencia de salarios entre quien gana menos y quien percibe más es importante. De hecho, se estima que actualmente 1 de cada 10 franceses se encuentra en situación de pobreza, mientras que más del 20% de la población de Francia no tiene la posibilidad de acceder a las tres comidas básicas diarias. Se trata de un pais que no ha podido equilibrar la balanza entre los más ricos y el resto de la ciudadanía, un fenómeno que los chilenos y chilenas conocemos muy bien.

La gastronomía francesa

Como extranjero o extranjera, una de las primeras manifestaciones culturales a las que deberás adaptarse en Francia es la gastronomía típica de este país. Gracias a la calidad y al sabor de su comida, la cultura de la cocina francesa se ha vuelto famosa en todo el mundo.

La gastronomía de Francia es uno de los símbolos culturales más importantes de su identidad, responsable de algunos de los estereotipos más comunes que se le suelen asignar a las ciudadanas y ciudadanos franceses.

Quizás no será necesario olvidarte por completo de nuestra empanada, la cazuela o los porotos con riendas, ya que existen algunos restaurantes de comida tradicional chilena, pero estos platos criollos de la identidad chilena se verán desplazados en gran parte por los exquisitos quesos franceses, por ejemplo, reconocidos internacionalmente por su calidad.

Entre los platos franceses más famosos a nivel internacional, están el aligot, el quenelle, el cassoulet, fundue de queso, coq au vin, salade niçoise, ratatuille, magret de canard, quiche lorraine, entre muchos otros.

Pan y queso francés
En la gastronomía de Francia predomina el queso y el pan, entre otros.

En definitiva, se trata de una cocina con reconocimientos internacionales en la que son protagonistas el queso, el pan, la carne de ganso o pato y los purés y cremas que puedes encontrar tanto en una comida casera como en los restaurantes.

La puntualidad y los horarios en la cultura de Francia

Para estudiar en Paris o en cualquier otra zona de Francia, es necesario tomar en cuenta las costumbres acerca de los horarios de acuerdo a los que suelen regir los ciudadanos y ciudadanas de este país europeo.

Respecto a la puntualidad, si eres chileno o chilena y quieres estudiar en Francia, no hay mucha diferencia entre ambas culturas. Es muy extraño cuando una reunión o un evento comienza a la hora indicada pero, tal como ocurre en nuestro país, cuando se trata de determinadas citas, como una entrevista de trabajo o una reunión de negocios, será mejor que no demuestres desorganización y seas puntual, para transmitir el sentido de responsabilidad.

Reloj sin números
En Francia la puntualidad no es algo que se acostumbre.

Se acostumbra almorzar a eso de las 12 del día, mientras que la cena se suele servir alrededor de las 19 horas. Asimismo, respecto a los horaros de los cursos en las universidades es muy similar al nuestro. Las mayoría de los cursos comienzan a las 9 de la mañana, con una pausa dedicada a la alimentación que se puede extender hasta las 16 horas.

El alojamiento en las ciudades de Francia

Para postular a la visa de estudiante superior que entrega el Estado francés a personas de todo el mundo, es necesario contar con un lugar donde residir por un mínimo de tres meses.

El alojamiento suele ser uno de los ítems que más gasto significa a quien llega a estudiar a la República Francesa.

Gran parte de las personas que llegan a aprender, estudiar, investigar y desarrollar postgrados en Francia, decide compartir departamento con compañeros y compañeras para ahorrar en gastos. Considera una cifra que va desde los 250 euros hasta los 700 euros para destinar a alojamiento, dependiendo de la ciudad y el lugar que elijas.

En sitios web como Campus France puedes acceder a informacion crucial para iniciar tu postulación a uno de los planteles del país europeo, tales como los lugares donde puedes elevar tu solicitud de ingreso, el manejo de idiomas que debes tener, beca a las que puedas optar, cómo obtener la visa, entre otras cosas de gran relevancia. Se trata de un servicio web que reúne todos los pasos a seguir ofrecido por el propio gobierno frances.

Ya sea que quieras estudiar en pregrado, master (magíster) o un doctorado, debes tener en cuenta todos estos datos para una inserción completa y eficaz.

¿Necesitas un/a profe de Francés?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Jordán

Periodista. He trabajado como encargado de redes sociales de diferentes medios de comunicación. Mis principales intereses son la literatura, la cultura y los medios digitales.