«El dibujo es una lucha entre la naturaleza y el artista. No le corresponde a él copiar, sino interpretar» - Charles Baudelaire (1821-1867)

Dibujar animales (animales salvajes, animales marinos y mascotas) es uno de los pasatiempos creativos que más les gustan a los niños. Sin embargo, colorear animales y naturaleza no se reserva exclusivamente para los más pequeños.

Aunque para un niño es divertido aprender a dibujar los animales del zoo, todo buen dibujante debe aprender a hacer buenas representaciones de todos los animales (dinosaurios, mamíferos, felinos o reptiles).

Según un estudio realizado en 2009 en relación con las prácticas culturales de los españoles, el 14 % de las personas de 15 años y más declararon haber dibujado durante el año 2008. Estas cifras, aunque sean de hace más de una década, reflejan un hecho: la fotografía digital (60 % de los encuestados) o la música (20 %) atraen mucho más que el dibujo.

¿Quieres aprender a hacer dibujos de animales? ¡Aquí tienes nuestra miniguía de técnicas para dibujar los animales más populares!

Descubre con Superprof cómo hacer un dibujo realista.

¿Cómo dibujar un gato?

El gato es uno de los animales favoritos de los humanos: juguetón pero suave, alegre y esbelto, el gato seduce a muchos niños y dibujantes de animales.

Cómo dibujar un gato
El animal doméstico favorito de los habitantes de las ciudades.

Para aprender a dibujar un gato, debes conocer su anatomía.

Para mantener las proporciones, debes coger tres cabezas para la longitud del cuerpo, tres cabezas para la altura de la cabeza hasta las patas delanteras, tres cabezas para la cola, una para la cadera y el hombro y, finalmente, dos cabezas para la altura de las patas.

Se empieza lógicamente dibujando la cabeza, porque es esta parte la que sirve de base para las proporciones del cuerpo. Haz líneas finas y ligeras al principio.

Luego, dibuja el esqueleto, con la columna vertebral, la cola, las patas. Una vez que el cuerpo esté terminado, hay que dibujar las patas traseras y luego las delanteras. Borra las líneas innecesarias y haz líneas curvas para enfatizar la forma de los músculos del gato.

Luego debes pasar a los detalles (el hocico, los ojos, los bigotes, los labios, las orejas, las patas, el pelaje). Ten en cuenta que dibujar el pelaje de un gato es complicado para un principiante. Hay que borrar ciertas zonas y resaltar hábilmente otras.

¿Cómo dibujar un león?

El animal estrella de la película El rey león y la sabana, el león, el rey de los animales, es un felino que fascina a los humanos. Para dibujarlo, debes seguir el siguiente orden:

  • La cara.
  • Las patas.
  • El pelaje y melena.

Para dibujar la cabeza, haz un primer rectángulo, más ancho hacia el cuello. Desde aquí, haz una línea ligeramente curva para dibujar la columna vertebral del león, hasta la cadera.

Coloca las patas haciendo unas pocas líneas de construcción, dibuja la línea de la cola y luego el pelaje al nivel de la línea del cuello. Traza los contornos finales del león: una línea para la zona superior de la boca y algunas líneas en las articulaciones de las patas.

Tu león ya está dibujado, ¡solo queda colorearlo con colores sólidos!

¿Te interesa saber también cómo dibujar una mujer?

¿Cómo dibujar un tigre?

Aún más imponente que el león, el tigre es uno de los mayores depredadores del planeta.

Consejos para dibujar un tigre
El tigre, ese gran gato: ¿un animal difícil de dibujar?

Dibujar un tigre implica observar su esqueleto y su gran musculatura. Como todos los felinos, el tigre camina sobre sus falanges, a diferencia de los humanos. Presta atención a este detalle para evitar errores anatómicos en el dibujo.

Se empieza dibujando cada parte del cuerpo del tigre por separado antes de lanzarse: la boca del tigre, los ojos, las patas, la forma del cráneo...

Empieza haciendo la línea de la parte superior de la cabeza. Luego dibuja la línea de la espalda y la cabeza sobre la base de un círculo irregular. Desde la espalda, haz dos o tres círculos ovales, un poco más grandes que la cabeza. Estas son las proporciones del cuerpo.

Debajo, dibuja por encima las patas, no demasiado largas y bastante gruesas. Dibuja el hocico, coloca los ojos (a la mitad de la longitud de la cabeza) y las orejas (muy altas, para mantener una frente amplia y despejada). Luego puedes trazar el contorno de cada miembro limpiamente y colorear el pelaje con líneas sombreadas.

¿Cómo dibujar un perro?

¿Quieres dibujar tu labrador, tu caniche o tu pastor alemán? El llamado mejor amigo del hombre también aparece mucho en los dibujos animados o en las clases de dibujo.

Para hacer el boceto, empieza desde la cabeza, con una forma cuadrada en la parte superior izquierda de la hoja. Dibuja el hocico, las orejas y el cuello por encima y haz un rectángulo para el cuerpo del perro.

Para los detalles de la cabeza, dibuja la cara del perro dibujando los ojos con líneas más oscuras, sobre la línea del hocico y en el centro del ancho de la cabeza. Dibujar el hocico, la mandíbula, los dientes, la lengua y el hocico del perro requiere dedicar bastante tiempo.

Divide el cuerpo del perro en cuatro columnas (para las proporciones), para colocar correctamente la espalda, el abdomen y los cuartos traseros.

Debajo de la cabeza, haz un rombo para trazar los hombros del perro. El rombo debe ir acompañado de un cono largo para trazar las patas delanteras. Dos pequeños rectángulos oblicuos forman los dedos del animal.

Para los cuartos traseros, dibuja un trapecio, más fino hacia la parte posterior. Haz otro rombo para dibujar los cuartos traseros y el inicio de las patas traseras. Añade la cola después de dibujar las dos patas traseras y luego termina con el cuello, para unir la cabeza al cuerpo.

Queda la parte más difícil: ¡los detalles del pelaje y pasar a limpio los contornos!

Lee también nuestro artículo sobre cómo dibujar un hombre.

¿Cómo dibujar un conejo?

Aquí tienes algunos consejos para dibujar este pequeño roedor de zanahorias, muy querido por los niños, en posición vertical sobre sus patas traseras.

Cómo dibujar un conejo
¡Ciertos animales salvajes son domesticados y se dibujan bien!

Empieza haciendo un círculo ligeramente alargado para la cabeza, en la parte superior izquierda de la hoja.

Debajo de una línea para hacer la parte posterior del cuello, haz un segundo círculo para hacer uno de los dos hombros del conejo. Una línea a lo largo de la línea de la columna se prolonga hacia un tercer círculo, más grande que las otras dos: es el muslo de las patas traseras. En el círculo de la cabeza, hay que hacer un círculo más pequeño para las mejillas.

Dibuja las patas desde los dos «hombros» y «muslos» y luego un círculo para el vientre, desde la unión del cuello con los hombros hasta la unión de la espalda con los muslos. Dibuja algunas espigas en zigzag en la zona del vientre donde el pelaje es más grueso.

Haz el volumen del hocico, los labios, algunos puntos para los bigotes, los ojos y las orejas. Sobre el cráneo, dos círculos ovales forman las orejas puntiagudas del conejo.

En el cuerpo, dibuja los pelos del pelaje, con líneas de arriba a abajo para obtener una visión realista del conejo. Coloca las sombras y clarea el vientre, las patas, el hocico y la cola. Solo queda darle color al animal, con zonas de negro, blanco o gris.

Descubre también cómo dibujar flores realistas.

¿Cómo dibujar un caballo?

¿Cómo dibujar un poni o un caballo?

Consejos para dibujar un caballo
Dibujar un caballo: ¡hay muchos detalles!

Las proporciones que debes respetar son las siguientes: 1/3 del cuerpo para la cabeza y los hombros, 1/3 para el abdomen y 1/3 para los cuartos traseros. Se empieza, por supuesto, observando cada parte del cuerpo del caballo: la cabeza larga, en forma de trapecio o triángulo, la forma de las patas y el tamaño del cuerpo.

Primero, haz un rectángulo pequeño, oblicuo. Es el boceto de la cabeza. El ojo se coloca a un lado de la cabeza (como todos los herbívoros) y al nivel del primer cuarto de la altura de la cabeza.

Las formas geométricas del animal son las siguientes: un rectángulo grande para el hocico, un trapecio para la frente y la parte superior de los ojos, un triángulo para los «pómulos» y un rectángulo para las mejillas y finalmente dos rombos para las orejas.

Luego hay que afinar la forma de las mejillas y el hocico, mediante dos formas rectangulares inclinadas hacia abajo. Coloca las fosas nasales del caballo a aproximadamente 1/4 de la altura del hocico.

El cuello del caballo debe resaltar la musculatura, con la garganta al frente, el músculo del cuello y la cruz.

Para dibujar el cuerpo, debes subdividirlo en tres partes iguales: una corresponde al pecho y el hombro, la otra al abdomen y la tercera a los cuartos traseros.

Dibuja el pecho, con contornos curvos, en forma de rombos divididos. A esto debes añadir las dos patas delanteras, que toman la forma de dos conos acampanados. Haz una bola para cada rodilla y luego dos rectángulos por pata. Presta atención a las curvas de las patas y las pezuñas.

A continuación, haz la espalda del caballo con líneas curvas y huecas en la parte posterior. Debajo de la columna, dibuja un gran círculo ovalado: es el abdomen.

Finalmente, haz un último círculo para dibujar los contornos de los cuartos traseros, en la parte posterior. Las patas traseras siguen el mismo proceso que las patas delanteras. Y ya solo queda hacer los detalles de la crin y la cola.

No dudes en buscar vídeos en YouTube que te expliquen paso a paso cómo llevar a cabo estos dibujos de animales de forma realista.

Para mejorar aún más tus habilidades, ¡toma clases particulares de dibujo en casa con nuestros profesores de Superprof!

¿Necesitas un/a profe de Dibujo?

¿Te gustó este artículo?

0.00/5, 0 votes
Loading...

Leyla