Si eres un amante de la lengua portuguesa y te manejas con expertiz en este idioma, es muy probable que te hayas planteado dar clases particulares de portugués.

Y es que es una muy buena forma de obtener un dinero extra haciendo lo que sabes, o también, de dedicarte a ello a tiempo completo y volverlo tu ingreso principal.

Una de las principales ventajas de realizar clases particulares es que eres tú quien elige tus horarios y las tarifas que cobrarás. Esta flexibilidad es la que te permite trabajar como profesor o profesora particular casi sin excusas si tienes alguna expertiz en un tema.

Dar clases particulares además te permitirá mantener de manera activa tu conocimiento en el idioma y no perder el ritmo, una ganancia por todos lados, ¿no?

Sin embargo, antes de comenzar a ser una profesora particular de pies a cabeza, o un profesor particular de pies a cabeza, debes tener en cuenta cómo preparar tus clases y qué herramientas utilizar para hacer efectiva la enseñanza del idioma, pues la enseñanza es un proceso complejo que requiere muchas habilidades, que van más allá del nivel de conocimientos que poseas.

A continuación te daremos algunos consejos para que puedas desarrollar al máximo tus habilidades en la enseñanza del portugués.

Los/las mejores profesores/as de Portugués que están disponibles
¡1a clase gratis!
Matheus
5
5 (19 opiniones)
Matheus
$7.500
/h
¡1a clase gratis!
Pilar
5
5 (11 opiniones)
Pilar
$14.000
/h
¡1a clase gratis!
Rufino
5
5 (9 opiniones)
Rufino
$15.000
/h
¡1a clase gratis!
Lissa
5
5 (3 opiniones)
Lissa
$8.000
/h
¡1a clase gratis!
Eduardo
5
5 (12 opiniones)
Eduardo
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Veronica del carmen
5
5 (7 opiniones)
Veronica del carmen
$16.000
/h
¡1a clase gratis!
Maria-renata
5
5 (3 opiniones)
Maria-renata
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Karina
5
5 (4 opiniones)
Karina
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Matheus
5
5 (19 opiniones)
Matheus
$7.500
/h
¡1a clase gratis!
Pilar
5
5 (11 opiniones)
Pilar
$14.000
/h
¡1a clase gratis!
Rufino
5
5 (9 opiniones)
Rufino
$15.000
/h
¡1a clase gratis!
Lissa
5
5 (3 opiniones)
Lissa
$8.000
/h
¡1a clase gratis!
Eduardo
5
5 (12 opiniones)
Eduardo
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Veronica del carmen
5
5 (7 opiniones)
Veronica del carmen
$16.000
/h
¡1a clase gratis!
Maria-renata
5
5 (3 opiniones)
Maria-renata
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Karina
5
5 (4 opiniones)
Karina
$10.000
/h
1ª clase gratis>

Organiza tu clase en cinco secciones

Mujer con lentes leyendo
Deberás preparar tus clases muy bien para que sean claras y efectivas

Existen diferentes métodos de enseñanza de idiomas. Algunos se enfocan en la lectura, otros en la conversación, otros hacen énfasis en la memorización de vocabulario… en fin, existen varias tácticas estudiadas que proponen hacer más efectiva la enseñanza y el aprendizaje.

Sin embargo, más allá del método que utilices para enseñar portugués, te proponemos que, a grandes rasgos, tus clases sigan una estructura de cinco etapas.

Estas cinco etapas servirán como punto de referencia para ti, como profesora o profesor, y también para tus estudiantes y permitirá que se genere una rutina de aprendizaje en el buen sentido: habrá una expectativa de la clase que será cumplida.

La estructura de la que hablamos es la siguiente:

Repaso de la clase pasada: 

Antes de comenzar a revisar nuevos contenidos, es muy importante comprobar si el material que estudiaron la clase pasada fue o no aprendido, ya que además de servir como base para lo que seguramente revisaran en la nueva clase, les ayudará a saber si el método de enseñanza y estudio está resultando efectivo o no.

Corrección de los ejercicios que quedaron pendientes:

Junto con refrescar la memoria con respecto a lo que vieron la clase anterior, es recomendable hacer la revisión de los ejercicios que quedaron como “tarea”. Esto ayudará a dar un “cierre” al repaso de los contenidos pasados y lanzarse sin interrupciones al aprendizaje de nuevas materias.

Introducción a la temática de la clase que desarrollarán:

Una buena forma de comenzar la enseñanza de nuevos contenidos es explicando en abiertamente en qué consistirá la clase, cuáles serán los contenidos que abordaran en ella, los objetivos de estos y el tipo de actividades que realizarán. Esto ayuda a reducir la ansiedad que para muchas personas significa el aprendizaje de un nuevo idioma y también contribuye a enfocar la disposición hacia la clase.

Desarrollo y ejercicios prácticos:

En este punto es donde explicas y desarrollas los contenidos según el formato y metodología que hayas decidido trabajar. Siempre es importante añadir ejercicios prácticos que aseguren que lo que estás enseñando está siendo entendido.

Resumen de la clase y cierre:

Hacer un resumen de los contenidos que acaban de ver y entregar pequeños ejemplos que los sinteticen es una excelente forma de dejar todo más claro. Además de ello, puedes aprovechar el momento y enviar ejercicios para tu estudiante resuelva en su casa y así repase los contenidos. También es una buena instancia para presentar los contenidos que verán la próxima clase.

Esas cinco etapas “base” te servirán para darle una estructura clara y ordenada a tu clase, donde puedas distribuir el tiempo para hacerlo lo más eficaz posible, entregando a tu estudiante una “rutina” que le permitirá disponerse con seguridad frente a un tipo de clase, disminuyendo su ansiedad.

Es muy importante que tengas esto en consideración. Más allá de que seas una experta o un experto en la lengua portuguesa, incluso hablante nativo, un porcentaje importante de la efectividad de tu enseñanza está en la organización que hagas de tu clase y en el método que utilices para transmitir tus conocimientos. Debes asegurarte que en el tiempo que has acordado para brindar la clase particular (por lo general una hora) es posible revisar todos los contenidos que te has propuesto.

Durante el desarrollo de la clase, en todo momento debes prestar atención a las dudas de tus estudiantes, dejar tiempo para contestar a sus preguntas y volver a repasar el contenido las veces que sea necesario.

Tienes que considerar que se trata de una clase particular, donde la gran característica es la flexibilidad y la educación personalizada, por lo que si tu estudiante tiene dificultades en un contenido y eso implica que deberás ocupar algunas clases más de las que habías planificado para darlo por comprendido, no dudes en hacerlo, aunque eso implique que debas reorganizar toda la estructura que habías diseñado.

Equilibrar tus métodos didácticos con las preferencias de cada estudiante

Pareja conversando en café
Debes saber encontrar la fórmula de enseñanza más efectiva para cada persona

Ya sea que seas hablante nativo, hablante avanzado autodidacta o que cuentes con algunos de los títulos que se necesitan para dar clases de portugués en el sistema de educación formal, si te dedicarás a dar clases particulares, tal como te comentábamos más arriba, es muy importante que tengas una estructura y metodología clara de enseñanza.

Sin embargo, debes considerar que este tipo de clases no son iguales a las clases de la enseñanza formal y masiva, se caracterizan por ser personalizadas y por adaptarse a las necesidades de cada estudiante. Esto, las personas que recurren a clases particulares lo tienen muy claro, y en parte es lo que les ha llevado a optar por tomar clases contigo y no en un instituto o academia de idiomas: buscan una enseñanza que potencie sus habilidades en un 100%.

Es por esto que deberás saber adaptar tus métodos a las expectativas y necesidades de cada estudiante.

Para ello, existen algunos puntos básicos que debes conocer:

Nivel de portugués que domina tu estudiante

Puedes realizarle un pequeño test para conocer si se encuentra en un nivel básico, intermedio o avanzado del idioma, así como saber cuáles son sus fuertes y cuáles son sus puntos débiles (pronunciación, vocabulario, gramática, etcétera).

Expectativas de la clase de portugués

¿Por qué tu estudiante está ha decidido aprender la lengua portuguesa? Es importante que conozcas cuáles son las razones y los objetivos que se ha propuesto para que puedas hacerle una propuesta de clases.

Es decir, si él o ella necesita las clases para algo puntual, como preparar un examen de certificación oficial, entonces según el tiempo del que dispongan antes del examen, deberás organizar las sesiones para alcanzar a abordar todos los contenidos, si es necesario deberán ser sesiones intensivas. Por el contrario, si sólo ha decidido aprender el idioma por gusto personal y cuentan con todo el tiempo a su disposición, entonces podrás entregarle una propuesta de clases de varios meses, donde podrán dedicar hasta varias semanas en los contenidos que requieran profundización.

Más allá de dónde logres encontrar estudiantes para tus clases de portugués, es probable que te encuentres con estudiantes que sólo busquen practicar la pronunciación y expresión oral, como con otras personas que por razones diferentes necesiten aprender únicamente de ortografía y gramática portuguesa y no estén interesadas en abordar la pronunciación. Para ambos casos deberás preparar clases completamente diferentes, pero que aun así pueden seguir la misma estructura que te comentábamos en el punto anterior.

Recursos adicionales para hacer más efectiva tu enseñanza

Mujer joven mirando su celular al aire libre
La tecnología nos ofrece muchos recursos para hacer más fácil nuestro aprendizaje de idiomas, aprovéchala!

La tecnología con la que contamos hoy en día no puede compararse con la de hace 10 años, ni con la de hace 5, ni con la de ayer! Cada día son creados nuevos aparatos que cambian nuestra vida radicalmente y también nuestra forma de concebir las formas de aprendizaje y, por supuesto, las clases particulares.

Incluso si eres un tanto reacio o reacia al uso de aparatos tecnológicos, lo cierto es que están ahí y que tenemos que aprender a sacar ventaja de ellos, pueden convertirse en poderosas herramientas de estudio, y para el aprendizaje de idiomas son especialmente útiles.

A la hora de concebir tu clase, es bueno que lo hagas incluyendo en ella el uso que harás de materiales educativos. De esta forma conseguirás potenciar tu enseñanza y además motivar y encantar a tus estudiantes con el aprendizaje del portugués y además, te ayudarán a que el precio por hora de clase que hayas decidido fijar será más que justificado.

Puedes utilizar materiales de distinto tipo:

Aplicaciones

Existen numerosas aplicaciones que cada persona puede instalar en su celular para practicar la lengua portuguesa. Estas van desde buenos diccionarios español / portugués / español, que cuentan además con audios para conocer la pronunciación, hasta juegos que te ayudan a repasar y aprender nuevas palabras y estructuras gramaticales. Sólo tienes que ponerte a buscar y seleccionar las mejores para recomendarlas a tus estudiantes.

Audio

Los podcast son una excelente herramienta para aprender nuevos idiomas. Existen muchísimos disponibles para escuchar desde cualquier computador o celular que permitirán a tus estudiantes ir familiarizándose con el portugués hablado. Un buen método e estudio es escucharlos e ir tratando de comprender lo que se dice detrás de cada frase, anotando las palabras que sean desconocidas (al menos la pronunciación).

Video

Ver películas o series en portugués es una muy buena manera de iniciar el aprendizaje en el idioma. Lo ideal es verlas con audio y subtítulos en portugués, aunque en un principio cueste comprender, poco a poco la práctica irá dando resultados.

Esperamos que estos consejos te sean útiles y que logres sacar el máximo provecho a tu enseñanza.

¿Crees que faltó algún dato indispensable para las clases de portugués?

¿Necesitas un/a profe de Portugués?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Mariana

Periodista y redactora creativa.