Un proverbio romano dice que «en un viaje, lo más largo es cruzar el umbral».

¿Para visitar la capital italiana hay que hacer una visita de dos días, tres días, una semana o dos semanas?

Roma, llamada «la Ciudad Eterna», se extiende por 1.285,31 km². Además, la capital italiana tiene el mayor número de museos al aire libre del mundo, por lo que la historia de Roma desde los vestigios etruscos hasta el Imperio Romano, desde la época barroca hasta el Renacimiento, hace que cada año casi 10 millones de turistas visiten la ciudad.

Para explorar todos los monumentos de Roma, optimizar tu Roma Pass o poder realizar todas las excursiones que quieras, tendrás que prever cierto tiempo de visita. Aquí tienes nuestro estudio sobre el tema: ¿cuánto tiempo hace falta para visitar Roma?

Descubre con Superprof los mejores consejos para visitar Roma.

Roma: breve descripción

Visitar los mejores monumentos de Roma
¿Cómo optimizar tus visitas? Hay tanto que ver...

Capital de la región del Lacio y de Italia desde 1871, Roma también fue la capital del Imperio Romano durante 357 años.

Su área urbana contaba con 4.356.403 habitantes en 2016, y 2,87 millones de personas viven en la aglomeración, lo que la convierte en la tercera ciudad más grande de Europa después de Moscú y Londres. Además, abarca el estado más pequeño del mundo: el Vaticano, capital de la Santa Sede de la Iglesia Católica y del cual el Papa es el gobernante.

La historia de Roma se extiende a lo largo de más de 28 siglos, desde su fundación por Rómulo en el 753 a. C. (acto de fundación de la República romana) hasta hoy. Debido a la hegemonía que disfrutaba en el mundo antiguo, es una de las dos cunas de la civilización europea junto con Atenas.

Considerada una de las más bellas del mundo, Roma es conocida como «la Ciudad Eterna» y es uno de los sitios arqueológicos más grandes del mundo. Cuenta con 2000 puentes y fuentes, 900 iglesias y muchas ruinas de edificios construidos por los romanos.

El centro histórico de Roma, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, incluye innumerables vestigios de la antigua Roma: el Coliseo de Roma (considerado el Anfiteatro Flavio más grande del mundo), las antiguas casas del Monte Palatino, las Catacumbas y la Domus Aurea, el Panteón y su cúpula, las termas de Caracalla, el Circo Máximo, las ruinas del estadio de Domiciano bajo la Piazza Navona, etc.

A esto hay que añadir muchos monumentos y galerías de arte del Renacimiento: la Basílica de San Pedro, la Capilla Sixtina (y los frescos pintados por Miguel Ángel), la Fontana di Trevi, los Museos Vaticanos...

Todos estos monumentos hacen famosa a la ciudad de Roma en todo el mundo, ¡lo cual explica por qué Roma es uno de los principales destinos turísticos del mundo!

Hay tanto que ver en un viaje a Roma que obviamente no se puede visitar todo en un fin de semana. Tu elección de visitas dependerá lógicamente del barrio donde te alojes y de la cantidad de días que pases en Roma.

Si tienes poco tiempo, puedes considerar ir varias veces seguidas ¡y hacer varias estancias en Roma!

¿Quieres saber también cuáles son los principales barrios de Roma?

Visitar Roma durante un fin de semana

Qué ver en Roma en dos días
En Roma, ¡ya sabemos que por lo menos hay que visitar el Coliseo!

Pasar un fin de semana en Roma desafortunadamente no será suficiente para ver todo lo esencial que la ciudad tiene para ofrecer. Si trabajas toda la semana, intenta llegar el viernes al aeropuerto de Roma Fiumicino (puedes comparar los precios de las tarifas aéreas en el comparador en línea Skyscanner).

En Roma, el presupuesto diario medio por persona es de entre 100 y 200 €, incluyendo alojamiento, desplazamientos, comida y bebida y la variada selección de visitas. Aunque puedes volar a Roma por 30 € desde Madrid, una estancia de 3 días en Roma lógicamente será más económica que quedarse allí durante una semana o más.

Sin embargo, puedes adquirir el Roma Pass de 48 o 72 horas, lo que te permite, por 28 € o 38,50 €, optimizar tu itinerario con acceso gratuito a uno o dos museos, acceso ilimitado al transporte público, descuentos en la entrada de otros museos y un mapa gratuito de Roma. Además, podrás saltarte las colas de los monumentos.

Sin embargo, en un viaje a Roma de tres días tendrás que ir corriendo, a menos que solo hagas dos o tres visitas. Te recomendamos alojarte en las calles del centro de Roma y cerca del Trastevere, ya que no tendrás tiempo para descubrir los otros barrios periféricos.

Entonces, ¿qué hacer en dos días en Roma?

  • Día 1: el Coliseo, el Foro Romano, el Palatino, el barrio de Monti, la Piazza Venezia, la Piazza Navona, el Panteón, la Fontana di Trevi, Plaza de España;
  • Día 2: barrio de Trastevere, termas de Caracalla, catacumbas, visita al Vaticano (Museos Vaticanos, Plaza de San Pedro, Capilla Sixtina).

Es posible que ni siquiera te dé tiempo a hacer este itinerario, ¡pero todavía queda mucho que hacer y ver en la ciudad!

¿Te interesa saber también lo imprescindible que visitar en Roma?

Visitar Roma en una semana

En un viaje de siete días a Roma, tendrás tiempo para visitar lo imprescindible.

Qué hacer en Roma en una semana
Reserva el último día para pasar un momento relajante en la playa: ¡Ostia, el antiguo puerto de los romanos!

Una semana en Roma es el tiempo mínimo para descubrir lo esencial de la capital italiana. Sin embargo, evidentemente será un viaje más caro, que requerirá un presupuesto mayor.

Puedes optar por alojarte en casas de habitantes, lo cual te brinda la oportunidad de hacer de comer como en casa (y gastar menos en los restaurantes). Debes contar con unos 1000 € por persona si quieres tener un viaje cómodo, es decir, sin privarte de nada.

Puedes probar el autobús turístico hop on hop off, que te permite subir y bajar del autobús en cualquier parada que quieras, para ir a ver un museo del Vaticano, la Galería Borghese, la Basílica de San Juan de Letrán, pasear por la Plaza de San Pedro, etc.

¿Sabías que…? El obelisco de la Plaza de San Pedro fue traído de Egipto a Roma por el emperador Augusto en el siglo I d. C. después de la batalla de Accio del 31 a. C., la cual marca el comienzo de la conquista de Egipto por las legiones romanas.

Visita la ciudad a tu propio ritmo, sin intentar hacerlo todo de golpe. Los monumentos a veces requieren medio día o unas cuantas horas, por lo que querer verlo todo tiene el riesgo de querer abarcar mucho y finalmente no ver nada en absoluto.

Aparte de pasear por los mercados del centro y visitar lo esencial, también puedes conocer la vida romana actual y pasear por los barrios menos transitados, ¡para visitar los sitios menos turísticos de Roma!

La ciudad de Roma promete largas caminatas por sus barrios. Cuando haga buen tiempo (y sin calor), opta por caminar en vez de coger el transporte público.

Si vas al Vaticano para visitar los museos, la Basílica de San Pedro y la Capilla Sixtina, es recomendable ir por la mañana temprano, porque aunque no sea la temporada alta, hay mucha gente después de las 10 por los pasillos del museo. En lo alto de la Basílica de San Pedro, tendrás una vista espectacular de la Plaza de San Pedro y de la ciudad de Roma. La subida a pie es gratuita (pero el ascensor no lo es).

Como tienes más tiempo en Roma, podrás disfrutar de una tarde para ir al mar, a Ostia y ver las ruinas romanas... Ostia era el puerto de Roma en la época del Imperio Romano.

Cuando vuelvas a casa de tus vacaciones en Roma, sin duda solo tendrás un deseo: ¡volver!

Descubre también el presupuesto necesario para visitar Roma.

¿Pasar varios meses en Roma?

Vivir en Roma
Si quieres aprender italiano, la Ciudad Eterna es un lugar estupendo para tomar clases de idiomas.

¿Por qué pasar más tiempo en Roma, incluso unos pocos meses, si la visita de la capital de Italia se puede hacer en una o dos semanas? Pues porque permanecer en la ciudad durante mucho tiempo te permitirá conocer a los locales, vivir como los romanos y aprender italiano.

Esta es la oportunidad perfecta, en la vida de un estudiante o para los autónomos que puedan hacer teletrabajo, por ejemplo, de pasar unos meses en el extranjero para sumergirse en un idioma y cultura diferentes. Puedes vivir en Roma durante un año de Erasmus, por ejemplo, y volver a España con recuerdos inolvidables.

Además, también podrás explorar otras regiones de Italia: Campania y Nápoles, Apulia, Emilia-Romaña, la Toscana, etc.

¿Buscas una vida animada y dinámica? Intenta alquilar un apartamento en el centro de Roma para estar cerca de las atracciones turísticas, pero también de las zonas donde los jóvenes se van de fiesta. Roma es una fuente inagotable de actividades para hacer y cosas para ver, cada rincón es un espejo del tiempo.

Finalmente, un último sitio imprescindible: la Plaza de España. Es un lugar donde a los italianos les gusta reunirse, hablar y pasar el rato.

Además, vivir en Roma te permitirá disfrutar de cada estación. Por ejemplo, puedes pasear por las orillas del Tíber en primavera, verano y principios de otoño para tener las mejores vistas.

¿Necesitas un/a profe de Italiano?

¿Te gustó este artículo?

0.00/5, 0 votes
Loading...

Leyla