«Para tener éxito, trabaja duro, nunca te rindas y, sobre todo, aprecia una magnífica obsesión» - Walt Disney

Para ganar eficacia gestionar mejor tu tiempo de trabajo en el colegio o el instituto, ¡te recomendamos que organices un horario al mínimo detalle!

Sigue nuestros consejos sobre cómo organizarte para hacer los deberes y planificar eficazmente tu tiempo de estudio.

Los/las mejores profesores/as de Reforzamiento escolar que están disponibles
¡1a clase gratis!
Maria antonieta
5
5 (10 opiniones)
Maria antonieta
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
César
5
5 (37 opiniones)
César
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Daniela
5
5 (6 opiniones)
Daniela
$6.500
/h
¡1a clase gratis!
Mirsa
5
5 (5 opiniones)
Mirsa
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Valentina
5
5 (6 opiniones)
Valentina
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (5 opiniones)
Rodrigo
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Maria jose
5
5 (2 opiniones)
Maria jose
$5.000
/h
¡1a clase gratis!
María catalina
5
5 (2 opiniones)
María catalina
$4.000
/h
¡1a clase gratis!
Maria antonieta
5
5 (10 opiniones)
Maria antonieta
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
César
5
5 (37 opiniones)
César
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Daniela
5
5 (6 opiniones)
Daniela
$6.500
/h
¡1a clase gratis!
Mirsa
5
5 (5 opiniones)
Mirsa
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Valentina
5
5 (6 opiniones)
Valentina
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (5 opiniones)
Rodrigo
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Maria jose
5
5 (2 opiniones)
Maria jose
$5.000
/h
¡1a clase gratis!
María catalina
5
5 (2 opiniones)
María catalina
$4.000
/h
1ª clase gratis>

Optimizar tu tiempo de trabajo después de clase: los 4 tipos de tiempo

crear horario estudio
No importa lo que hagas, ¡la duración máxima de un día es de 24 horas!

Gestionar y organizar tu tiempo para trabajar y estudiar después de clase es necesario tanto en el colegio como en el instituto, incluso más durante bachillerato y universidad.

El tiempo es muy preciado, todo el mundo dispone de 24 horas al día y es fundamental aprovechar cada minuto del que dispones para conseguir tus objetivos, ya sea aumentar tu media de inglés, sacarte el graduado escolar u obtener una matrícula.

Debes saber que hay 4 tipos de tiempo durante el día:

  • Tiempo irreducible: dormir, comer, ducharse... Es irreducible porque es el tiempo empleado para estar descansado y saludable.
  • Tiempo de trabajo: son todas las horas que estás en clase. Es como la jornada laboral de tus padres. Pero este tiempo también incluye las horas de trabajo en casa durante las cuales haces los deberes.
  • Tiempo de ocio: durante este tiempo desarrollas tus pasiones y tus proyectos personales (clases de baile, clases de dibujo, aprender a tocar el piano, cantar, jugar al baloncesto, involucrarte en una asociación...). Aprendes cosas nuevas fuera del tiempo de trabajo en sí y te desarrollas personalmente.
  • Tiempo de relajación: es el tiempo durante el cual realizas una actividad para despejar la mente y que no es «constructiva», como ver la tele, jugar a videojuegos... Es un tiempo de pausa necesario para ser eficaz durante las fases de trabajo.

A veces, la línea divisoria entre el tiempo libre y el tiempo de relajación se difumina. Por ejemplo, leer una novela es un momento de relajación, mientras que leer un libro para aprender a editar fotografías es un momento de ocio, de desarrollo personal.

En este artículo, nos centraremos principalmente en el tiempo de trabajo y la mejor manera de optimizarlo para ahorrar tiempo fuera de tu horario y ser más eficiente trabajando mejor.

Asignación semanal de tu tiempo para organizarte de forma eficiente

Aprender a gestionar tu tiempo por semana es obligatorio para optimizar tu tiempo de trabajo después de clase.

Una semana consta de 7 días y tiene 168 horas. En la siguiente demostración, hemos cogido una base media. Eres libre de adaptar el horario a tu propia situación.

Empecemos por el tiempo irreducible. De las 168 horas a la semana, hay que dormir 8 horas por noche, es decir, 56 horas a la semana. También disponemos de 2 horas al día para comer y ducharnos, es decir, 14 horas a la semana. En total, el tiempo irreducible es de 70 horas.

En cuanto al tiempo de trabajo, pasas una media de 30 horas en el instituto (para los alumnos de primaria, son 25 horas más 2,5 de recreo). A esto se suman 2 horas de trabajo los días laborales y 3 horas al día los fines de semana. Así, el tiempo de trabajo representa 46 horas semanales.

ejemplo horario estudio
El tiempo de trabajo semanal también depende de tus opciones.

Con lo cual, tienes 52 horas a la semana para el ocio y la relajación. Te aconsejamos que dediques más tiempo a la relajación, es decir, 30 horas para la relajación (despejar la mente) y 22 horas para el ocio (incluido el deporte y cualquier otra actividad extraescolar para tu desarrollo personal y físico).

Los/las mejores profesores/as de Reforzamiento escolar que están disponibles
¡1a clase gratis!
Maria antonieta
5
5 (10 opiniones)
Maria antonieta
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
César
5
5 (37 opiniones)
César
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Daniela
5
5 (6 opiniones)
Daniela
$6.500
/h
¡1a clase gratis!
Mirsa
5
5 (5 opiniones)
Mirsa
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Valentina
5
5 (6 opiniones)
Valentina
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (5 opiniones)
Rodrigo
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Maria jose
5
5 (2 opiniones)
Maria jose
$5.000
/h
¡1a clase gratis!
María catalina
5
5 (2 opiniones)
María catalina
$4.000
/h
¡1a clase gratis!
Maria antonieta
5
5 (10 opiniones)
Maria antonieta
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
César
5
5 (37 opiniones)
César
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Daniela
5
5 (6 opiniones)
Daniela
$6.500
/h
¡1a clase gratis!
Mirsa
5
5 (5 opiniones)
Mirsa
$10.000
/h
¡1a clase gratis!
Valentina
5
5 (6 opiniones)
Valentina
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (5 opiniones)
Rodrigo
$12.000
/h
¡1a clase gratis!
Maria jose
5
5 (2 opiniones)
Maria jose
$5.000
/h
¡1a clase gratis!
María catalina
5
5 (2 opiniones)
María catalina
$4.000
/h
1ª clase gratis>

Organizar tu horario para optimizar tu tiempo de trabajo

Empieza por crear un horario general, basado en una semana típica. Por ejemplo:

  • Lunes:
    • Desayuno/ducha: 7-8 h
    • Clase: 8:30 h a 14:30 h
    • Comida: 15 h – 15:30 h
    • Horario de trabajo: 15:30 h – 17:30 h
    • Relajación: 17:30 h a 19:30 h
    • Ocio: 19:30 h – 20:30 h
    • Cena: 20:30 h – 21 h
    • Relajación: 21 h a 22:30 h
  • Martes:
    • Desayuno/ducha: 7-8 h
    • Clase: 8:30 h a 14:30 h
    • Comida: 15 h – 15:30 h
    • Horario de trabajo: 16:30 a 18:30 h
    • Ocio: 18:30 h a 20:30 h
    • Cena: 20:30 h – 21 h
    • Relajación: 21 h a 22:30 h
  • Miércoles:
    • Desayuno/ducha: 7-8 h
    • Clase: 8:30 h a 14:30 h
    • Comida: 15 h – 15:30 h
    • Horario de trabajo: 15: 30 h – 17:30 h
    • Ocio: 17:30 – 20:30 h
    • Cena: 20:30 h – 21 h
    • Relajación: 21 h - 22:30 h
  • Jueves:
    • Desayuno/ducha: 7-8 h
    • Clase: 8:30 h a 14:30 h
    • Comida: 15 h – 15:30 h
    • Horario de trabajo: 15:30 h – 17:30 h
    • Relajación: 17:30h a 19:30 h
    • Ocio: 19:30 – 20:30 h
    • Cena: 20:30 h – 21 h
    • Relajación: 21 h - 22:30 h
  • Viernes:
    • Desayuno/ducha: 7-8 h
    • Clase: 8:30 h a 14:30 h
    • Comida: 15 h – 15:30 h
    • Horario de trabajo: 15:30 h – 17:30 h
    • Ocio: 17:30 h a 19:30 h
    • Cena: 20:30 h – 21 h
    • Relajación: 21 h - 1 h
  • Sábado:
    • Desayuno/ducha: 10-11 h
    • Tiempo de trabajo: 11 h – 14 h
    • Comida: 14 h – 14:30 h
    • Relajación: 14:30 h - 16:30h
    • Ocio: 16: 30 h - 19:30h
    • Cena: 20:30 h – 21 h
    • Relajación: 21 h - 1 h
  • Domingo:
    • Desayuno/ducha: 10-11 h
    • Tiempo de trabajo: 11 h – 14 h
    • Comida: 14 h – 14:30 h
    • Relajación: 14:30 h - 16:30h
    • Ocio: 16: 30 h - 19:30h
    • Cena: 20:30 h – 21 h
    • Relajación: 21 h - 22 h

Este horario es simplemente un ejemplo, por lo que puedes adaptarlo como mejor te convenga.

gestionar tiempo estudio
La gestión de tu tiempo de trabajo comienza con la creación de un horario.

La planificación tiene dos ventajas principales:

  • Crea automatismos: es más fácil hacer una actividad realizada regularmente que una que no está programada. Para el trabajo escolar, es aún más cierto: el cerebro se acostumbra a trabajar el inglés a cierta hora, releer las lecciones antes de acostarte, hacer los deberes en cuanto llegas a casa después de las clases... tendrás menos problemas para ponerte a trabajar.
  • Ordena tu vida y libera tu mente: lidiar con distracciones, interrupciones y peticiones urgentes ya no es fácil de manejar a diario, así que si encima tienes que pensar en todo lo que tienes que hacer además de eso, corres el riesgo de olvidar cosas y te sentirás culpable. El horario te permite concentrarte en tu lista de tareas pendientes una por una. Disfrutarás plenamente de cada momento.

Cada fin de semana, organiza tu semana

La buena gestión del tiempo para hacer los deberes comienza con una mejor organización del trabajo y el ocio. Además de tu horario general, te aconsejamos que hagas un horario cada fin de semana, para definir tus prioridades para la semana.

Tu organización general te permite gestionar imprevistos, mientras que tu organización semanal te permite priorizar tus acciones.

Escribe las cosas importantes de la semana, lo que debes hacer, pero también lo que te apetece hacer:

  • Deberes de física, química, economía o matemáticas el martes por la mañana: esto significa que tu tiempo de trabajo del lunes se dedicará a los últimos repasos.
  • Competición de judo los miércoles: eso implica menos tiempo para la relajación y el trabajo. Entonces tendrás que anticipar los otros días de la semana.
  • Clase de canto el jueves por la noche.
  • Visita a tu abuela.
  • Leer un libro media hora todas las noches antes de acostarte.
  • Sesión de compras con tus amigas.
  • Tiempo con tu noviete...

Tendrás una visión completa durante toda la semana y verás que el siguiente fin de semana estarás satisfecho de haber logrado hacerlo todo.

Organización del tiempo: hacer los deberes justo después de clase

origanizar horario deberes
¡Trabajar de manera eficiente es la clave para ahorrar tiempo para el ocio y la relajación!

Como habrás notado, planificamos los deberes justo después de comer. Cuanto más rápido termines los deberes, más rápido podrás hacer lo que quieras: ver una serie, jugar a un videojuego, ir a ver a tus amigos, leer, ver la tele, pasar el rato en las redes sociales o hacer cualquier otra actividad que te guste.

Si terminas las clases a las 14:30 h, llegas a casa alrededor de las 15 h, comes y tienes que hacer los deberes durante dos horas. ¡Después tienes el resto del día libre!

Si tienes un examen al día siguiente, probablemente tendrás que esforzarte un poco más, pero no te vayas a la cama más tarde. El sueño es importante para el aprendizaje, la memorización y la concentración.

A la hora de definir tu horario, no olvides planificar la hora para levantarte y acostarte. La regularidad es la clave para la productividad y la optimización del tiempo de trabajo.

Hacer los deberes en una biblioteca

Si te cuesta trabajar en casa por diversos motivos (falta de espacio de trabajo propio, compartes tu habitación con tu hermano o hermana, demasiado ruido, asocias tu casa con el relax, demasiadas tentaciones...), no dudes en ir a una biblioteca después de clase para hacer tus deberes durante una o dos horas.

Así cuando llegues a casa serás completamente libre y ahorrarás mucho tiempo en tu trabajo semanal.

Por supuesto, dependiendo de la época del año, puedes adaptar tu organización personal, reducir o aumentar el número de horas de trabajo y priorizar tareas urgentes, especialmente durante las vacaciones escolares. ¡Tú decides!

¿Necesitas un/a profe de Reforzamiento escolar?

¿Te gustó este artículo?

0 voto(s)
Loading...

Leyla