La lengua árabe es uno de los idiomas más hablados del mundo. Con sus más de 300 millones de interlocutores repartidos por todo el planeta, el árabe es considerado como un “idioma universal” que se encuentra en una fase de expansión considerable. Y es todavía de mayor importancia dada la situación (geo)política, económica y cultural que representa el mundo árabe en las relaciones internacionales.

¡De ahí la importancia de ponerse a aprender árabe! ¿Pero cómo podemos aprender árabe rápidamente?

Cada año, son muchos los chilenos y chilenas que, atraídos por el mundo árabe, visitan los países que lo conforman.

Sin embargo, para viajar o trabajar en un país árabe, la barrera de la lengua puede convertirse en un problema.

La lengua de Ismail puede dar miedo en un primer momento, dado su alfabeto indescifrable para los no iniciados y no iniciadas. Sin embargo, se puede aprender el alfabeto árabe y sus 28 signos en solo algunos meses de aprendizaje. ¿Te animas a aprender este idioma?

¡Descubre cómo aprender las letras árabes sin pasar por un curso tradicional!

Los/las mejores profesores/as de Árabe que están disponibles
Abdalah
5
5 (2 opiniones)
Abdalah
$20.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Carlos
Carlos
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jorge
5
5 (1 opiniones)
Jorge
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mahmud
Mahmud
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Younes
Younes
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Oussama
Oussama
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Houda
Houda
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Khadija
Khadija
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Abdalah
5
5 (2 opiniones)
Abdalah
$20.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Carlos
Carlos
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jorge
5
5 (1 opiniones)
Jorge
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mahmud
Mahmud
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Younes
Younes
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Oussama
Oussama
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Houda
Houda
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Khadija
Khadija
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Aquí vamos

El alfabeto árabe, ¿qué es?

Orígenes del alfabeto árabe

Con una fuerte influencia del alfabeto arameo, el árabe escrito (hacemos referencia al árabe literal y no al dialectal, más oral), aparece por primera vez en el siglo XI, en Siria. Sin embargo, la lengua árabe existía ya desde hacía varios siglos y comenzaba a seducir a nuevos hablantes. Poco a poco, la lengua adquirió tal importancia que acabó por remplazar la lengua aramea: los últimos trazos de nabateo remontan al siglo IV.

Aprende a escribir los signos árabes.
Estas son las 28 letras que tienes que recordar para dominar la escritura de la lengua del Corán.

Sin embargo, el alfabeto se consideró rápidamente como demasiado simple, al no tener en cuenta todas las singularidades del árabe oral. Así, aunque el árabe escrito no utiliza por lo general diacríticos, los escritores de árabe debieron adoptar el punto y la hamza. Además, los 22 signos del alfabeto árabe se convirtieron en 28 para adaptarse a las evoluciones de la lengua. En el siglo VIII, los gramáticos árabes reorganizaron el alfabeto de la lengua del Corán con el fin de facilitar su aprendizaje.

Gracias al advenimiento del Islam y a la circulación del Corán en lengua árabe, el alfabeto árabe se convirtió en una necesidad para los pueblos del norte de África. Todavía hoy en día, la traducción del Corán supone un problema para los lingüistas, que estiman que su auténtico significado solo puede entenderse en árabe. El alfabeto árabe es por tanto indispensable para poder abrirse a la cultura árabe y comprender la historia de los países árabes.

Las características del alfabeto árabe

Si excluimos la hamza, el alfabeto árabe cuenta hoy en día con 28 signos oficiales. Contrariamente a las lenguas occidentales, el árabe es una lengua en la que no existen mayúsculas ni minúsculas: a veces puede resultar complicado para un principiante en lengua árabe delimitar las frases de un texto.

La escritura árabe se hace de derecha a izquierda y de arriba a abajo, como en la mayoría de textos internacionales.

Cada letra árabe tiene 4 variantes: la estructura de las palabras varía según el lugar que ocupa la palabra en la frase. Así, existe:

  • Una escritura aislada de la letra,
  • Una escritura de la letra al principio de la frase,
  • Una escritura de la letra en medio,
  • Una escritura de la letra al final de la frase.

Para dominar el alfabeto árabe, hay que tener en cuenta estas variaciones, para no correr el riesgo de no reconocer un signo durante su lectura en árabe.

El alfabeto de 28 signos se convierte rápidamente... ¡en un alfabeto de 112 signos!

Corán abierto
Dicen que es imposible entender la verdad del Corán sin leerlo en su idioma original.

Sin embargo, respecto a la grafía aislada, hay 18 signos que son similares:

  • ع et غ
  • ب, ت et ث ;
  • ج, ح et  خ;
  • د et ذ;
  • ر et ز ;
  • س et ش ;
  • ص et ض ;
  • ط et ظ.

Vemos que solo cambia el punto (o el número de puntos): por tanto, no es la escritura del signo la que resulta en sí compleja, sino la memorización de todas las variantes.

Instalar un teclado árabe en tu computador

En el siglo XXI, la mayoría de estudiantes de una lengua extranjera utilizan los ordenadores para repasar.

Sin embargo, los alumnos de chino, japonés o árabe pueden pensar que es imposible escribir su segundo idioma en sus dispositivos electrónicos.

¡Se equivocan!

Cómo instalar el teclado árabe en tus dispositivos electrónicos.
¿Por qué no repasar la lengua árabe en tu computador gracias a un teclado adaptado?

Para evitar el método de copiar-pegar e incluir un alfabeto árabe en tu aparato, nada más sencillo: existen programas específicos para eso.

Para empezar, si eliges repasar con Word, basta con que cambien el tipo de letra en la barra de arriba. Puedes elegir entre Árabe tradicional, Árabe Simplificado (en el que no hay puntuación de vocalización) o Árabe Typesetting.

Para trabajar con Open Office en árabe, el usuario o usuaria debe ir a "Preferencias", "Parámetros lingüísticos", "Lenguas", "Scripts complejos" y elegir la lengua árabe. También es importante ajustar la alineación con el fin de poder escribir en árabe de derecha a izquierda del documento.

Para tener un teclado directamente en el dispositivo, hay varios programas posibles:

  • En el computador: Teclado árabe co, Teclado Árabe para Windows, Teclado Árabe para Mac, Arabic Keyboard Typing Tutor, Teclado Virtual, etc.
  • En el smartphone o tablet: IQQI Teclado Árabe, GO Keyboard (Arabic), Gboard, Arabic Keyboard, etc.

Con las herramientas adecuadas, se puede repasar el alfabeto árabe directamente con el computador y hacer fichas de revisión para poder consultarlas regularmente.

Lo que hay que saber del idioma árabe

Para entender el alfabeto árabe, también es necesario comprender en términos generales la lengua. El árabe es considerado una macrolengua. Esto quiere decir que se puede utilizar de diferentes formas, gracias a las múltiples variantes que han conducido a la aparición de un dialecto para diversas zonas que componen el Mundo Árabe. Cada dialecto se clasifica en mashrequí, es decir, que proviene de la zona oriental, o en magrebí, que son los utilizados en la zona occidental.

Persona atravesando el desierto
Dominar un idioma implica conocer su cultura.

A pesar de mantener un origen en común, estas variaciones del idioma son, por lo general, bastante ininteligibles entre ellas. Cada dialecto cuenta con normas fonológicas y léxicas particulares y que difieren mucho entre sí, aunque es en el plano sintáctico donde más rasgos comunes se mantienen.

Sin embargo hay un dialecto que destaca por sobre los demás y que se indica como el que más se entiende entre las personas que conforman este mundo, tanto para escribir, como para expresarse de manera oral, así como conocer su alfabeto y leer. Nos referimos al que se utiliza en Egipto, el país con mayor población entre las naciones que son parte de esta zona. Es probable que esto se deba a la enorme presencia cultural que representa la república egipcia, con producciones de gran relevancia, tanto en la industria del cine, como en el arte en general y en los medios masivos de comunicación.

El arabe moderno que se conoce hoy en día desciende de forma directa del antiguo y es una variante de la lengua árabe culta común que surgió junto a lo que se conoce como Al-Nahda, que significa «el despertar arabe», un movimiento descrito como el renacimiento de la cultura y la literatura arabe, de acuerdo a la influencia occidental, un suceso que ocurrió cuando comenzaba el siglo XIX.

El fusha, como tambien se conoce a esta lengua y que significa «la más elocuente lengua árabe», surgió como una iniciativa para dar nuevos aires de renovación a la vertiente culta y para eludir la fragmentación y separación lingüística, desde donde surge el marroqui, por ejemplo, que terminaría por volver ininteligibles entre sí a los diferentes dialectos. La variedad estándar del arabe moderno tiene una marcada influencia de la versión clásica, cuyo comenzó a decrecer a finales del siglo X, cuando ya existían algunas tribus del Hiyaz que la tenían como lengua materna.

Por tanto, el árabe ha sufrido una estratificación de carácter lingüístico casi como ninguna otro idioma, con una variante clásica, de gran relevancia religiosa, ya que es la lengua utilizada para la escritura del Corán, por ejemplo, cuyas rígidas estructuras lingüísticas tambien se vieron en la necesidad de evolucionar y flexibilizarse, con la influencia de otros idiomas que provienen de Occidente, como el francés, el inglés y el castellano.

Por otra parte, se comenzaron a utilizar diversos neologismos propios de estos idiomas, que buscaban describir las nuevas realidades que vivían los hablantes arábigos y arábigas, lo que comenzó a dar lugar al arabe moderno o estandarizado. Esta última se utiliza en casi cualquier texto escrito, a diferencia de la clásica que es mas propia para la literatura o la liturgia.

El método de vocalización de signos

Para aprender el alfabeto árabe, es casi imposible no pasar por la expresión oral.

En efecto, los signos árabes están tan alejados de nuestro alfabeto clásico que pueden parecer indescifrables: por eso aprender la fonética de los signos permite memorizar mejor el alfabeto.

¿Quieres saber cómo rezar en árabe?

No sirve de nada tratar de encontrar similitudes entre nuestras lenguas occidentales y la lengua árabe, que tiene sus propias singularidades sonoras en absoluto equiparables a las nuestras.

Aprender a escribir árabe clásico.
La asimilación del alfabeto y la escritura árabe permite realizar auténticas estancias en inmersión, en Argelia por ejemplo.

Para aprenderse de memoria el alfabeto árabe, lo mejor es practicar leyendo una y otra vez los signos árabes en voz alta para llegar a una especie de melodía, más fácil de memorizar que la simple lectura.

El aprendizaje necesita el desarrollo de ciertas competencias lingüísticas:

  • Trabajar el oído: saber escuchar bien permite al estudiante memorizar la pronunciación correcta de un nativo árabe. Hay páginas para aprender arabe online o CD-Roms educativos que permiten escuchar la vocalización de los signos del alfabeto árabe.
  • Trabajar el acento árabe: leer el signo no basta, el alumno tiene que aprender a pronunciar correctamente cada letra árabe. Para eso, hay que estudiar la vocalización de los signos y aprender a colocar bien la lengua y asimilar los sonidos usados en la lengua árabe oral.
  • Trabajar el trazado: como con el mandarín, la escritura árabe tiene su propio sentido. El trazado que aconsejan los lingüistas permite no liarse entre signos distintos y acelera la memorización de la caligrafía árabe. Para ver el sentido correcto del trazo de los signos árabes, los estudiantes pueden recurrir a las videotecas de aprendizaje en línea.

Para saber si su pronuncación es correcta, el estudiante de árabe puede descargar en su celular aplicaciones de reconocimiento vocal en árabe, que permiten evaluar y corregir el acento hispanófono.

Antes de comenzar el aprendizaje del alfabeto árabe, se aconseja establecer un orden preciso entre las letras árabes, con el fin de crear una continuidad y una lógica en la mente del o la estudiante.

El o la estudiante puede optar, por ejemplo, por dividir las letras en las siguientes categorías:

  • Las letras que se pronuncian ligeramente (como ت [ta], س  [si], ك   [ka] ,  ذ [dha]) y las letras con una pronunciación empática (como Sa – con la « s » como en la palabra española « sol ») ت  [ta] y ق  [qa]. Esta última letra se pronuncia apoyándose en la garganta, al contrario que la lera « ka » que se pronuncia a partir de la boca.
  • Las letras que permiten adherirse de derecha a izquierda, y las letras que se adhieren a la derecha pero que no permiten adherirse a la izquierda. Se trata de las siguiente letras: [alif], د  [da], ذ [dha], ر  [raa] (r roulé),ز[zayn] y و [waw].
  • Las letras variables y las letras invariables. Dentro del idioma árabe, las letras variables que cambian de declinación cuando se encuentran al final de la palabra, y las letras invariables que se escriben de la misma manera al principio, en el medio y al final de la palabra.

Si vives en la capital y deseas encontrar una buena alternativa de clases de arabe Santiago, encontrarás profesores y profesoras apasionadas y nativos y nativas en nuestra página web.

Los/las mejores profesores/as de Árabe que están disponibles
Abdalah
5
5 (2 opiniones)
Abdalah
$20.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Carlos
Carlos
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jorge
5
5 (1 opiniones)
Jorge
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mahmud
Mahmud
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Younes
Younes
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Oussama
Oussama
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Houda
Houda
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Khadija
Khadija
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Abdalah
5
5 (2 opiniones)
Abdalah
$20.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Carlos
Carlos
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jorge
5
5 (1 opiniones)
Jorge
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mahmud
Mahmud
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Younes
Younes
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Oussama
Oussama
$10.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Houda
Houda
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Khadija
Khadija
$15.000
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Aquí vamos

Memorizar el alfabeto árabe gracias a ejercicios regulares

Para aprender un idioma, hay un principio básico que debe aplicarse de forma constante: ¡la regularidad!

En efecto, de nada sirve que te precipites en tu aprendizaje para finalmente olvidarlo todo al cabo de uno meses. Algunos investigadores del campo de la lingüística han llegado a desarrollar el sistema de repetición espaciada, basado en la curva del olvido: el alumno tiene que revisar un signo o una palabra justo antes de olvidarlos. Este sistema permite aprender entre 10 y 15 signos árabes al día y recordarlos a largo plazo.

Para aprender de forma pedagógica, nada mejor que un ejercicio realizado por profesionales del idioma. El alumno o alumna podrá seguir así su progreso y retener más fácilmente el alfabeto árabe con ejercicios diferentes.

Destreza y habilidad para escribir la caligrafía árabe.
¿Quién no ha soñado alguna vez con poder destacar en el arte de la caligrafía?

Para entrenarse en la memorización del alfabeto árabe, la alumna o el alumno hispanófono puede pasar por los manuales especializados redactados por prestigiosos lingüistas:

  • Al-birka,
  • ¡Alatul!
  • Gramática práctica de árabe,
  • Al-Yadual,
  • El árabe sin esfuerzo.

Con el fin de revisar en el transporte público o durante un viaje al extranjero, algunos y algunas estudiantes de la lengua de Ismael eligen descargarse aplicaciones educativas gratuitas, en Android o iOs.

Los ejercicios para el celular tienen sobre todo un aspecto lúdico muy adecuado para los alumnos más jóvenes, que podrán aprender divirtiéndose.

También hay puzles del alfabeto, juegos de letras ocultas, planchas de madera y otros juguetes para ayudar a los más pequeños a aprender la lengua árabe desde la infancia. Estos juguetes educativos están disponibles en las plataformas de comercio en línea, así como en algunas tiendas de juguetes especializadas.

Si practicas regularmente la lengua del Corán y tienes una férrea motivación, podrás aprender el alfabeto árabe en tan solo unos meses.

Consejos para facilitarnos el aprendizaje de la lengua árabe

  1. ¡Prohibido transcribir!, sobre todo si te encuentras al principio del proceso de aprendizaje. El árabe se lee tal y como se escribe (al contrario del inglés), por lo que no tiene sentido anotar en letras latinas la pronunciación (sobre todo si tenemos en cuenta que nuestro alfabeto se queda muy corto para representar todos los sonidos del árabe). Si a la hora de reconocer las 28 letras en las cuatro posiciones distintas con la vocalización correspondiente de cada esquema te supone un esfuerzo desmesurado y lo ves como algo imposible, el árabe no es tu idioma. Es normal que al principio cueste, y mucho, y para leer 3 palabras a lo mejor necesitemos 10 minutos y equivocarnos en 4 consonantes, amén de olvidarnos del alifato por el camino, pero es la única forma de aprender a leer. Ten en cuenta que habrá que forzar la vista y el cerebro para aprender a reconocer unas letras que no tienen nada que ver con las nuestras, y te aseguro que con mucho empeño, cada día será un poco más fácil y reconoceremos más letras y más palabras de un tirón.
  2. Memorizar y prescindir de las vocales cuanto antes. ¿Por qué? Porque los textos “reales” (libros, periódicos, cómics, carteles de tiendas y todos aquellos documentos que nos podemos encontrar en nuestro día a día) no van vocalizados. Quiero decir: en el árabe existen dos tipos de vocales: las llamadas “semivocales” y las vocales. Las semivocales son las que nos aprendemos en el alifato (alif – ya’ – waw) y actúan como su nombre indica: como sonidos vocálicos que también ejercen de consonantes (por ejemplo, para formar diptongos). Y por otro lado tenemos las vocales y otros signos que nos ayudan a leer y que se colocan encima (o debajo) de las letras, pero… solo se utilizan para alfabetizar, porque en la realidad, no se escriben. ¿El motivo? Cuestión de pragmática pura: en árabe, las palabras se escriben de un tirón de derecha a izquierda, por lo que habría que, primero, escribir la palabra completa, y luego volver al principio para vocalizar, y eso supone una pérdida de tiempo. Además, las letras suelen ser bastante pequeñas y se solaparía absolutamente todo, por lo que es poco práctico. Así que, mi consejo, si te concentras en la palabra كَاتِب (kātib) y veis que la primera sílaba va con fatha (“a”) y la segunda con kasra (“i”), grábalo en tu cerebro. Esto además tiene mucho que ver con el punto 3, pero antes matizo: la única excepción de renombre a lo de la no vocalización de los textos es el Corán, que sí va vocalizado, pero por cuestiones relacionadas con su lectura y su interpretación.
  3. الموسيقى  (al-mūsīqa): los esquemas. El funcionamiento por esquemas es, bajo mi punto de vista, una de las mejores cosas de esta lengua y una de las características que más nos pueden facilitar la vida para aprenderla. Al principio cuesta entender esto, pero si se domina, se le puede sacar un partidazo tremendo porque nos va a permitir asimilar estructuras por sonidos, como si fueran pequeñas canciones. Por ejemplo, los verbos se citan siempre con la forma perfectivo – imperfectivo – masdar (sustantivo formado a partir del verbo). Si tenemos el verbo استعمل (usar), se citaría como اِسْتَعْمل – يَسْتَعْمِلُ – اِسْتِعْمَال (ista’mala – yasta’milu – isti’māl). Pues bien, todos los verbos que empiecen por – استـ van a tener siempre la misma música, es decir, que la vocalización va a ser la misma y van a sonar exactamente igual (pero cada uno con sus consonantes, claro: istaqbala – yastaqbilu – istiqbāl; istayqada – yastayqidu – istyqād…). Lo mismo se aplica a algunos adjetivos como los colores, los comparativos, etc.
    Consejo
    : escucha el sonido de las palabras nuevas e intenta buscarle una relación con otras que ya conoces. Esto facilita muchísmo el punto anterior, de ahí que te dijese antes la importancia de tener que memorizar las vocales en cuanto antes. ¿Te das cuenta del trabajo que nos quitamos de en medio en cuanto a memorizar vocales y estructuras si conseguimos relacionar la música de las palabras que nos aprendermos con las nuevas que van apareciendo? Eso sí, si aparecen palabras nuevas que ni conocemos ni conseguimos relacionar con contenidos ya aprendidos, lo mejor es vocalizarla en un principio hasta que nos la aprendamos, pero nunca transcribas la palabra.
  4. الحروف الأصلية: las radicales. Otra de las características que nos pueden facilitar enormemente la vida, esta vez en el campo léxico. Las palabras árabes son , en su mayoría, trilíteras (aunque también hay cuadrilíteras). Esto es, que son 3 (o 4) las letras que proporcionan el significado principal a la palabra y, en torno a eso, se le añaden otras letras (siempre conforme a una estructura determinada) para proporcionarle así un significado diferente en función de la estructura que tome (lo que llamamos formas en el caso de los verbos o esquemas para todo lo demás). Esto tiene mayor utilidad si le damos la vuelta, que es lo que a mí me interesa que veas: si nos encontramos una palabra que al principio no nos suena para nada, pero sabemos “descascarillarla” correctamente para llegar a su significado original, vamos a seguir sin saber lo que significa, pero al menos tendremos una pista de qué dirección es la que se está tomando. Por ejemplo, si nos aparece يَتَشَمَّسونَ (yatashammasūna) y no sabemos qué palabra es, pero sacamos las radicales  y entonces descubrimos que se nos queda en شَمَسَ (shamasa), y de ahí conocemos la palabra شَمس (“sol”)… pues muy seguramente estarán relacionadas de alguna manera (en este caso, تشمس es el verbo “tomar el sol”). Otro ejemplo: nos aparece مَنْظَر (mandhar) y no tenemos ni idea de lo que es, pero conseguimos sacar las radicales y se nos queda en نَظَرَ (nadhara), que significa “mirar”. Pues más de lo mismo. seguramente el significado tenga relación por alguna parte (en este caso, منظر significa “vista”).
  5. اكتب، اكتب، اكتب: escribir, escribir y escribir. Esto no tiene mayor historia ni explicación: en todas las lenguas es imprescindible escribir para memorizar bien la ortografía de las palabras, y el árabe no es una excepción. Más bien al contrario: con tanto sonido parecido o se escribe mucho, o si se deja en manos del oído, se entiende claramente. Sobre todo por las largas y por las enfáticas. Y si encima tendemos a no saber dónde va el acento y adoptamos malos hábitos de pronunciación o de musicalidad, pues apaga y vámonos.
  6. Transcripciones y nombres propios, nuestros peores enemigos. Yo creo que esto es una de las mayores pesadillas del árabe. Como ya sabréis el árabe no tiene mayúsculas, esto es un gran problema a la hora de distinguir los nombres propios ya no solo de personas, sino también de ciudades, pueblos, marcas o todo lo que se te ocurra que pueda tener nombre propio. Por ejemplo, en el caso de los nombres de personas, muchas veces coinciden con palabras del vocabulario común (por ejemplo,  نور، ابتسام y حياة son nombres de mujer, pero también significan “sonrisa”, “luz” y “vida”, respectivamente).
    Lo mejor es leer las palabras de un tirón y luego analizar bien el contexto. Y en caso de duda, teclea en Google, a ver lo que te sale ...

Frases para practicar la escritura de alfabeto árabe

No hay duda que para progresar en cualquier disciplina la práctica es el método más eficaz. Por esta razón, te traemos una lista de frases utilizadas de forma común en el árabe para que puedas poner en uso y desarrollar tus habilidades en la escritura del alfabeto árabe.

Es posible que las palabras árabe sea vean pequeñas en tu pantalla, pero lo puedes arreglar aumentando el zoom de tu navegador.

Lo esencial es que puedas copiarlas en tu cuaderno.

¿Cómo estás? كيف حالك؟ [kayf haluk?]
¿Cómo está? كيف حالكم؟ [kayf halukum?]
¿Qué tal? ما الجديد؟ [maljadeed?]
Bien, gracias. أنا بخير ,شكرا لك [ana bekhyr, shukran lak!]
Hola مرحبا [marhaba!]
Buenos días صباح الخير [sabah alkhyr!]
Buenas tardes مساء الخير [masaa alkhyr!]
¿Y Usted?
و أنتم؟ [wa antum?]
¿Y tú? و أنت؟ [wa ant?]
¡Hasta luego! أراك لاحقا [araka laheqan!]
Bien بخير [bekhyr]
Hablamos dos idiomas. نحن نتكلم لغتين [nahnu natakalam lughatayn]
Ellos hablan cuatro idiomas. هم يتكلمون أربع لغات [hum yatakalamoon arba' lughaat]
Sólo visité un país. أنا زرت دولة واحدة [ana zurt dawla waheda]
Ella visitó tres países هي زارت ثلاث دول [hiya zarat thalath duwal]
Ella tiene una hermana. هي لديها أخت واحدة [hiya ladaiha ukht waheda]
Él tiene tres hermanas. هو لديه أختان [huwa ladayh ukhtaan]
Bienvenido / a أهلا وسهلا [ahla wa sahla]
¿Te gusta vivir aquí? هل أن مستمتع بوقتك هنا؟ [hal anta mustamte' bewaqtek huna?]
Feliz سعيد [sa'eed]
¡Muchas gracias! شكرا جزيلا [shukran jazeelan!]
Me gusta mucho. أنا أحب ذلك جدا [ana uheb zalek jedan!]
Esto es muy caro. هذا مكلف جدا [haza mukalef jidan]
Triste حزين [hazeen]
¡Gracias! شكرا [shukran!]
¡De nada! على الرحب و السعة [ala aruhb wa sa'a!]
Que pases un buen día نهارك سعيد [naharuk sa'eed]
Buenas noches تصبح على خير [tusbeh ala khayr!]
¡Buen viaje! رحلة موفقة [rehla muwafaka!]
Me ha gustado hablar contigo سعيد بالتحدث إليك [sa'eed betahaduth elayk]
¿Tengo razón o no? هل أنا محق أم مخطئ؟ [hal ana muhiq am mukhte'?]
(Él) es mayor o menor que tú? هل هو أصغر أم أكبر منك سنا؟ [hal huwa asghar am akbar menka sinnan?]
¿Es el examen fácil o difícil? هل الإختبار سهل أم صعب؟ [hal alekhtebar sahl am sa'b?]
¿Es este libro nuevo o antiguo? هل هذا الكتاب جديد أم قديم؟ [hal haza alketaab jadeed am kadeem?]

Alfabeto árabe versus alfabeto latino: ¡te sorprenderán sus similitudes!

¿Todavía no estás seguro o segura de que el alfabeto árabe es muy simple de aprender? ¡Convéncete! Muchas personas relacionan este alfabeto con la misma dificultad del chino o u otros, pero la verdad es que es mucho más simple de lo que pensamos. Esto se debe a que se trata de un abecedario en el que cada letra se vincula con un sonido propio. Olvídate de los cientos de símbolos y dibujos intrincados. En el chino o el amhárico, por ejemplo, una sílaba se corresponde con determinado símbolo.

Letras latinas
El alfabeto latino tiene orígenes en común con el árabe.

¿Sabías que el abacedario árabe se encuentra emparentado con el nuestro? ¡Así es! Si nos remontamos a miles de años atrás, nos encontraremos con el alfabeto fenicio, que hoy es considerado algo así como la abuela o madre de muchos de los que conocemos actualmente. El alfabeto de los Fenicios fue creado hace más de 3.000 años este abecedario que se extendió con gran rapidez por una gran extensión de territorio, convirtiéndose en el origen e influenciando a la mayoría de los sistemas para escribir que se usan actualmente.

Para hacerte el camino completo, primero, una parte del alfabeto fenicio evolucionó hasta transformarse en lo que se conoce del alfabeto griego. Este, más tarde, sufrió su propia transformación que dio lugar al sistema de escritura latino que utilizamos las y los hispanoparlantes.

Debido a que un mismo signo define a un sonido u otro, la verdad es que la escritura del alfabeto árabe requerirá de mucho menos trazos de los que quizás piensas. Esto quiere decir, solo por dar un ejemplo, que un mismo trazo cambiará de sonido y representará a diferentes letras solo cambiándole la posición y el número de puntos que se le escriba.

Con el árabe, solo tendrás que memorizar 28 letras. Si lo comparamos con las 27 del alfabeto latino que utilizamos en el castellano, quizás tu perspectiva ya empiece a cambiar.

¿Por qué estudiar el alfabeto árabe?

Son 23 los países que reconocen el árabe como lengua oficial y muchos más en los que se utiliza para comunicarse en diferentes áreas alrededor del mundo. Es decir, además de ser una de las lenguas reconocidas oficialmente por la Organización de las Naciones Unidas, el árabe es hablado oficialmente en Líbano, Irak, Siria, Palestina, Jordania, Omán, Arabia Saudita, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrein, Yemen, Egipto, Somalia, Djibuti, Sudan, las Islas Comores, Libia, Chad, Tunisia, Argelia, Marruecos  y Mauritania.

Plano general de Fez, Marruecos
El Mundo Árabe cuenta con una cultura muy rica y cuenta con un importante rol en la economía mundial.

Si deseas aumentar tus posibilidades de encontrar empleo, aprender un nuevo idioma es una de las maneras más recurrentes de hacerlo. En el caso del árabe, su dominio abre las puertas a un mercado enorme en el que funciona gran parte de las empresas más importantes del mundo. Esto corre, sobre todo, en áreas laborales relacionadas con los medios de comunicación, por ejemplo, así como el comercio, las finanzas, la educación, la industria y la misma traducción e interpretación de lenguas.

Ya sea un reto personal o por necesidades laborales, aprender árabe siempre significará un plus que te hará resaltar en un grupo de personas.

Para tomar tus primeros cursos de arabe, no dudes en ponerte en contacto con uno de nuestros profesores.

Concreta ese deseo que siempre has tenido de aprender árabe sin esperar más. Ya sabes que no se trata de un alfabeto demasiado complicado de entender y que existen múltiples técnicas para facilitar su comprensión. ¿Qué estás esperando?

Fuente: elartedetraducir.wordpress.com

>

La plataforma que conecta a profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntualo!

4.00 (3 nota(s))
Loading...

Bárbara